BUSCANDO
TRABAJO EN
ESPAÑOL 2011
Aníbal Díaz Álvarez
UN POQUITO DE CV Y DE
ENTREVISTA LABORAL
Nunca tendrá una segunda oportunidad de dar
una primera impresión ( Sir Michael Page )
ES MÁS IMPORTANTE DE LO QUE PARECE
HAY GENTE TAN PESADA QUE TE
HARÁ PERDER UN DÍA EN CINCO
MINUTOS ( Jules Renard )
A la hora de hacer una entrevista se lee : “ sé tu mismo”. ¿Y quién soy yo?
No soy el mismo al levantarme, después de la muerte de un familiar o
cuando me enamoro. Además la personalidad de cada uno de nosotros
cambia con el tiempo. Ser uno mismo es un error: eso sí, te puede hacer
sentir seguro llegado el momento de la entrevista, pero sólo eso. Al mismo
tiempo soy profesor, estudiante, programador informático…sé tú mismo
es una simplificación del problema.
En la misma línea se oye: “ sé natural”. Si me apetece meterme el dedo en la
nariz lo cual es natural entre los monos de Kenya para limpiarse no me va a
ayudar mucho en la entrevista. Un chico que cuenta en una entrevista sus
puntos positivos y negativos con total sinceridad es un ángel pero no un
candidato. Queremos dar lo mejor de nosotros mismos, no todo. No te
preocupes que cuando te contraten ya te conocerán con lo bueno y lo malo.
Acuérdate: tú eres vendedor y él es comprador. ¡Ojo!
LAS PREGUNTAS MÁS
TÍPICAS QUE SIEMPRE
VAN A HACER DE UNA U
OTRA FORMA LAS TENÉIS
EN
http://www.cartascomerciales.es/entrevistadetrabajo/
entrevista/entrevistaes.html
Pero hay otras muy
interesantes también y
nos interesa
sobremanera
analizarlas.
¿Le
gusta trabajar bajo presión?
Normalmente responderás que una cierta dosis de presión es
positiva. No vale responder sí o no. Si lo haces así te han
cazado. Puedes decir también que en el mundo tan cambiante en
el que vivimos es esencial saber trabajar bajo presión.
Generalmente la va a utilizar luego otra vez y te lo preguntará de
otra forma para saber realmente si sabes trabajar bajo presión.
En 10 -20 minutos el entrevistador te la preguntará de otra forma.
Entre todos los trabajos que ha tenido, ¿cuál es el
que menos le ha interesado?
No insistas demasiado en el lado negativo de un puesto, ni critiques lo poco
eficientes que eran los compañeros. Eso significaría que no te integraste bien
o que no sabes trabajar tú solo pase lo que pase a tu alrededor. Además si
criticas tus prácticas o trabajos anteriores él enseguida recorta su imagen de tu
experiencia. Empieza a entenderlo como que perdiste el tiempo y no
aprendiste nada. Te estás suicidando. Podrías responder : “Evidentemente
todos los empleos tienen su lado positivo y su lado negativo. Sin embargo, en
todos los empleos he aprendido algo interesante: trabajar en equipo, respetar
la jerarquía,….”
En el pasado hemos intentado contratar a otros ex
– trabajadores de su empresa pero no ha
funcionado bien. ¿ En qué es usted diferente?
Lo primero que piensas es que te gustaría arrancarle la cabeza pero sí que sería
negativo pensar así. Esta pregunta es para desestabilizarte y desorientarte por si
venías bien preparado con respuestas hechas. Siempre que te ataquen pasa la
pelota a su tejado diciendo por ejemplo: ¿ puedo preguntarle cuáles han sido
los problemas con los que se ha encontrado?. Es decir, sácale información a él
para responderle bien y no que él te la saque a ti y tome conclusiones
precipitadas que no te interesan.
¿Qué ha aprendido en la universidad que
pudiera serle útil para este puesto?
Cuidado. Si no te ha dado información antes sobre el puesto es el momento
de preguntarle que te cuente algo sobre el puesto. No te arriesgues a contar
lo bueno que eres y lo grande que es tu cerebro. Si ya te han contado las
características del puesto busca tus competencias que mejor se adapten al
puesto. Quiero decir: trabajo en equipo, liderazgo, contabilidad, márketing,
atención al público, negociación, etcétera…..
¿Le gustan las tareas rutinarias? ¿ Le gustan
los horarios regulares?
Ésta es una pregunta para hacerte caer en la trampa. Eres joven y los
debutantes suelen ser impacientes y no les gusta la rutina. Él sonreirá con un
sentido de complicidad y tú dices que no, claro….Mejor será si le dices que
eres consciente de que tendrás que realizar tareas rutinarias antes de que te
empiecen a confiar tareas interesantes.
¿Podría darme un ejemplo en el que haya
demostrado iniciativa?
¡Vaya pregunta! Tú que te estudiaste tu CV de memoria y ahora qué
le respondes. Invéntate lo que sea, lo que sea. El silencio es tu
perdición y si los nervios te traicionan comenta alguno de tus
trabajos más complicados y cómo tú y tu grupo salisteis adelante.
¿Aceptas que te manden?
Si te alteras en cuanto alguien te da instrucciones injustas, ilógicas o cuando
te critican sin razón es tu problema, difícilmente durarás mucho así en una
empresa. Actualmente todas las compañías buscan individuos flexibles y
adaptables. Insiste en estas cualidades tuyas ahora: flexibilidad y
adaptabilidad. Él está esperando que le digas que solamente si es justo, o que
obedeces siempre que le encuentres sentido o que te gusta tomar la iniciativa
( cuidado si es para un puesto medio y no de directivo ).
¿Ha tenido problemas para entenderse con
otras personas?
Responde NO y punto. Espera la siguiente pregunta. No le dejes escarbar
más en tu personalidad.
En su opinión, ¿ cuál es el objetivo de una
empresa?
Ni se te ocurra hacer una larga disertación ( una charla larga ). No es un
examen. Él quiere realmente saber qué conoces de la empresa y cómo tú la ves
realmente. Quiere saber si conoces cómo funcionan sus negocios. Posiblemente
unos 10-15 minutos antes habrás hablado de la empresa y de lo que conoces de
ella. Si lo que dices ahora cambia un poco de lo que utilizaste antes para
explicarte piensa que le mientes y le dices lo que quiere escuchar: malo, malo.
¿Diría que su infancia ha sido más bien feliz o
desgraciada?
Siempre feliz, claro. Los que entrevistan profesionalmente suelen ser
psicólogos y no quieren gente con problemas. Ellos son responsables de
elegir malos candidatos. Viven de su reputación. Además puede
malinterpretar si le cuestas algo negativo. Piensa que explicando tu infancia
robas tiempo a tu objetivo que es venderte bien y vender tus competencias
técnicas, tu personalidad y tu experiencia. No piques el anzuelo: no te
extiendas mucho dando explicaciones. Y sobre todo no cuentes tu vida.
¿Qué personas de su familia han tenido más
influencia en usted? ¿ Por qué?
Responde que todas te han aportado algo. Me entiendo muy bien con ellas.
Por ejemplo, mi abuela me enseñó a jugar al fútbol y a nadar. Desconfía del
entrevistador que tratará de descubrir una influencia demasiado importante
de algún miembro de tu familia en tu personalidad y así eliminarte del
proceso de selección.
¿Cómo eligió sus estudios? ¿ Por qué?
Hay tantas respuestas a esta pregunta como estudios. Demuestra siempre
una coherencia en lo que vayas a decir conforme a las respuestas que ya
has ido dando durante la entrevista. ¿Véis por qué es tan importante saber
exactamente lo que busca la empresa?
¿Se arrepiente de su elección ( estudios)?
Respondemos NO. Todo entrevistador desconfía de la gente que ha tomado
direcciones equivocadas en su vida. En el mundo laboral se cambia para
mejorar no para corregir errores. Destaca siempre que tus estudios te han
aportado mucho y antes de que te pregunte por qué le enumeras tres o cuatro
puntos fuertes de tu formación.
¿Qué ha sido lo más importante que has
aprendido en la universidad?
Adapta la respuesta a las necesidades del trabajo y a sus características. Ni se
te ocurra hacer bromas ( si no son buenas ) o decir algo poco consecuente
con la seriedad de la entrevista.
¿ Por qué razón ha enviado su solicitud a esta
empresa?
Suele preguntar esto el entrevistador que ha hecho él mismo el anuncio
publicitario. Diles que crees que puedes aportar realmente algo a su
empresa. Piensa en los cuatro puntos principales del anuncio y explica que
precisamente los cumples tú.
¿Qué es lo que le ha llamado la atención del
anuncio al que ha respondido?
Si respondes lo mismo que en la anterior pregunta suena a “preparado”.
Toma de nuevo las cuatro cosas principales que pedían para el puesto y
vuélvete a vender pero no repitas las respuestas que diste a la pregunta
anterior o cuéntalas desde otra óptica.
¿Qué sabe de nuestra empresa?
No te lances a un discurso largo y aburrido: oye, él conoce de sobra la
empresa, no se lo cuentes tú otra vez. Si tiene 30 entrevistas este día, ya te ha
tachado de la lista por pesado. Dile que conseguiste el informe anual, que les
pediste que le enviaran un folleto comercial y que has buscado en Internet
esto y lo otro. Pero no te metas a dar demasiados detalles porque por ahí te
va a atacar. Y te hará preguntas como : ¿ qué piensa usted de esto? ¿ qué
piensa de nuestros productos? Dí que no tienes suficiente información para
pronunciarte con rigor o para tener una idea precisa. Estás en la entrevista
para informarte no para cambiar la empresa ahora. Listillos no quiere
nadie.
¿Por qué motivos le gustaría trabajar aquí?
No digas que por que son la empresa número uno en su sector y una de las
más conocidas de Alemania o porque tiene muy buena reputación o porque
sus instalaciones son muy agradables. Eso es demasiado típico. Intenta
articular tu respuesta alrededor de motivaciones sanas y claras: la naturaleza
del puesto, los miembros de la empresa que conoces, las perspectivas de la
empresa, la calidad de su dirección,….
¿Qué piensa que puede aportar a nuestra
empresa?
Si te lo preguntan al principio de la entrevista hay que tener cuidado. Remarca que es
difícil responder porque todavía no conoces del todo el puesto de trabajo. Cuidado. Si ya
te han explicado bien el puesto no te lances hablando y haz hincapié en tus capacidades
de adaptación diciendo por ejemplo que empezarás por observar y escuchar, después, de
acuerdo con mi posición, decidiré las acciones que debo emprender. O cuenta cosas que
hiciste en otra empresa y que respetando la política de la empresa ayudaron a ganar más
dinero o a hacer mejor lo que ya estaban haciendo bien.
Si volviera a empezar, ¿qué cambiaría de su carrera?
Ahora no te vale responder que nada. Ahora no. Él ya presupone que se cometen
errores en la vida laboral. Elige errores de cuando eras más joven, imputables a la
falta de experiencia, cometidos hace bastantes años ( no el año pasado, no te
crucifiques tan pronto ).
¿Cuántas horas por semana trabaja?
Cuestión difícil. Algunos entrevistadores consideran que trabajar mucho es
muy bueno y otros que te organizas mal y por eso necesitas muchas horas.
Responde que depende. Dí por ejemplo que trabajas para alcanzar unos
objetivos y cumplir con tus responsabilidades, no para hacer acto de presencia.
Puedes arriesgarte a decir que mucho o que lo justo o que lo necesario pero
dependiendo del entrevistador has respondido fatal.
¿Qué ha hecho hoy?
Ni se te ocurra decirle que estuviste leyendo un libro de entrevistas para
responder a sus preguntas. Nunca muestres que has tenido un día banal e
insípido. Aprovechaste para conocer la ciudad o la empresa o la universidad
que te va a contratar o para visitar a un cliente.
¿Qué piensa de su carga de trabajo? ¿ Cómo
divide su tiempo de trabajo entre sus distintas
responsabilidades?
Si os acordáis, la primera pregunta con la que abrimos este turno de preguntas que
espero esté siendo ameno fue : ¿ Le gusta trabajar con presión?. Estas dos preguntas
van enlazadas. Quiere saber cómo estructuras de verdad tu tiempo y tu actitud
cuando tienes mucho trabajo. Si dices que trabajas mucho y te quejas de que siempre
es demasiado no vas por buen camino. Le habías dicho que no te importaba tanto
trabajar bajo presión…si ahora te quejas. Has mentido para él.
¿Cómo organiza sus días?
La idea no es que describas tu dieta alimenticia diaria, no. Quiere saber si eres
riguroso, si te organizas bien, si eres flexible y te adaptas a los
acontecimientos externos que cambian de repente todo. Es bueno que
demuestres que organizas tus días ( pero no estrictamente ) y que estableces
una lista de prioridades. Igualmente, dará ventaja a aquel candidato que
analiza el resultado de su actividad diaria con el fin de modificar su
planificación para el día siguiente.
¿Qué es lo que más te motiva de su trabajo
actual?
Él quiere saber qué factores te motivan. Haz corresponder tus motivaciones
con las necesidades del puesto y sé siempre positivo sobre tu trabajo actual,
pero sin exagerar. ¡Estás aquí porque quieres cambiar de trabajo! Por eso te
cambias.
¿Qué es lo que más te desmotiva de tu trabajo
actual?
No des demasiados detalles, más bien intenta escapar de la pregunta
educadamente. Cita los inconvenientes propios de la estructura de la empresa ,
o la coyuntura del mercado actual desfavorable en tu sector….Dile por
ejemplo que en una gran empresa, la toma de decisiones es demasiado larga y
frustante ( si cambias a una más pequeña ) o si cambias a una grande hay que
decir que una pequeña empresa no se suele contar con los recursos necesarios
para un rápido desarrollo.
¿Qué tipo de decisiones le cuesta tomar?
Busca conocer tus debilidades. Dile que despedir a un compañero: eso a nadie
le gusta. Si no es para un puesto directivo no te muestres muy firme y
categórico contesta que es peligroso tomar decisiones en función de las
sensaciones o cuando no se tiene la información necesaria para ello.
Hablando de tu anterior trabajo o de lo bueno
de tu CV te pregunta, ¿ no está insatisfecho?
Sé positivo en la medida de lo posible. Por ejemplo le dices que tuviste
problemas al comenzar tu carrera universitaria porque no encontrabas bien
tu camino. Que ahora te has centrado en el márketing o en la sociología y
que la evolución de tu situación es mejor y que quieres cambiar a mejor:
cambiar a su empresa.
¿Qué es lo que te hace levantarte por las
mañanas?
Una única respuesta: el deseo de actuar y construir, tanto en tu vida
profesional como en la personal. No hay otra respuesta.
Defina el término cooperación.
Le habías dicho que te gustaba trabajar en equipo y no que tenías problemas
con eso. Piensa bien lo que le vas a contar ahora y no te extiendas mucho.
A continuación nos vamos a
hacer diez preguntas que te
ayudarán a hacer un pequeño
balance antes de enviar una
carta con tu candidatura
espontánea. Contesta a todas las
preguntas con una puntuación
de 0 a 10 según el grado de
seguridad que poseas.
AUTOVALÓRATE
DE 1 A 10 SIENDO
10 LA NOTA
MÁXIMA.
1. ¿Se has informado sobre el estado del
sector empresarial o industrial hacia el
que vas a dirigir sus contactos?
¡Aha!, ¿y cómo? Cuéntame cómo lo hiciste la última vez
2. ¿Conoces cuál es la situación de la
empresa, sus resultados y retos, a la que
vas a enviar tu candidatura?
Muy bien, lo has mirado en Google pero aparte de eso: ¿ qué más se puede
hacer? Cuestiones a plantearse:
1. ¿Qué productos o servicios vende esa empresa?
2. ¿Cómo está estructurada y organizada esa empresa?
3. ¿Cómo están repartidas las acciones?
4. ¿Qué cambios ha habido recientemente ( fusiones, accionistas..)?
5. ¿Cuál es la cultura de la empresa?
3. ¿Sabes a qué persona concreta dentro
del organigrama de la empresa debes
enviar su carta para que tenga la mayor
eficacia?
En una palabra, si sacaste la información de Internet, posiblemente
no tengas ni idea. ¿Cómo conseguirías el nombre de la persona? (
Nadie de tu familia ni amigos trabajan o trabajaron en esta empresa,
tu ex novia tampoco.
4. ¿Has hecho un balance pormenorizado
de los resultados concretos de tu carrera?
Quiero decir con ello. ¿Sabes cuáles son tus posibilidades
reales con tus estudios? ¿ Qué buscan las empresas? ¿ Cómo
justificarías ese año que no hiciste nada ( no digo que todo el
mundo lo haga ) o ese tiempo en España o Sudamérica sino
tienes finalmente ningún título en español o una práctica en una
empresa irrepresentativa para este trabajo? Si tu fueras el
entrevistador, ¿ qué pensarías de un chico-a que se presenta con
tu CV?
5. ¿Has reflexionado sobre las facetas de tu
personalidad que pueden ser más
interesantes para la empresa a la que te
vas a dirigir?
Vamos a ver, venderse bien significa hacer resaltar tus caracteres positivos. Por
ejemplo, si es un puesto medio el que ofrecen quizás no quieren una persona que
quiera promoción sino que esté con su PC en Deutsche Bank atendiendo a sus
vecinos ( eso sí, llevarás corbata ). ¿Me entendéis? Están comprando tus
servicios: no es un favor personal. Si no necesitaran a nadie no buscarían.
Estudiasteis seguramente ya en Márketing que en cada acción de compra hay una
parte de emoción por parte del consumidor. Ahora el consumidor es esa persona
que está entrevistando. Hay que “conectar” con el entrevistador.
6. ¿Tienes una buena respuesta para
justificar tu candidatura?
Hablo de esta pregunta tan típica y odiosa cuando te preguntan: ¿podría
darme una razón por la que debería contratarle? Pero también hay que
tenerlo en cuenta a la hora de escribir. Lo que suelen querer saber es si te
has informado bien qué hace esa empresa y cómo se trabaja. Piensa que
la gente que selecciona no quiere un candidato al azar que entró por la
puerta, sonrió y se llevó el trabajo. Pero no jueges caballo perdedor:
¡Ayúdame, necesito un trabajo!. La idea es : ¿ En qué puedo ayudarles?
7. ¿Tienes claros tus objetivos
profesionales?
El general De Gaulle decía siempre: “ Lo importante no es salir de la mejor
universidad, sino salir de lo corriente”. Da igual tu Universidad que
Harvard en este momento. Ahora estás aquí. Eso de momento no se puede
cambiar. Aprovecha el momento. ¿Qué buscas?¿Cuáles son tus objetivos
profesionales? Soñar no está prohibido: dormirse sí ( Mahatma Ghandi ).
8. ¿Serás capaz de condensar de una
forma dinámica tus logros profesionales
en unas diez líneas?
Esto es fundamental en la carta de presentación y a la hora de hacer un CV
español: corto, concreto y directo. Bien, ahora piensas en el máster y en la carrera
que has estudiado. Tu formación académica no condicionan toda tu futura carrera.
Lo necesario es antes que nada saber adónde vas o adónde quieres ir.
9. ¿Te encuentras seguro con tu capacidad
de redacción?
Es decir, no siempre me va a ayudar un amigo-a. Hay que hacer el esfuerzo de
aprender a hacer tu CV y tu promoción tú sólo. Recuerda que cada trabajo
necesita un tipo de CV y un tipo de carta de presentación. Es la única garantía de
éxito por escrito. Cuanto más practiques redacción comercial más fluida también
será tu entrevista y tu seguridad: seguridad, no arrogancia.
No dejes de echar un vistazo a
http://www.cartascomerciales.es/entrevistadetrabajo
/ejercicios/ejercicioses.html
10. ¿Estás preparado para hacer frente a
una entrevista profesional decisiva?
¿Cuántos libros has leído sobre cómo hacer una
entrevista? ¿Cuántas prácticas reales habéis hecho
sobre este tema durante los estudios? ¿Cómo se
responde a las diferentes preguntas en función de cada
puesto de trabajo y cuáles son las más típicas?
¿Sabes qué buscan exactamente con cada pregunta?
Una vez contestadastodas las preguntas suma la
puntuación obtenida se considera que a partir de los
70 puntos se está preparado para apostar con
garantías por una candidatura profesional por carta.
¿Cuántos puntos tenéis?
Si tienes más curiosidad por el tema quizás te
interese saber qué es un profesiograma:
http://www.cartascomerciales.es/entrevistadet
rabajo/profesiograma/profesiogramaes.html
Descargar

looking for a job in Spanish 2011