1.
ENTREVISTADOR: Generalmente solo lo conocemos como el cura Miguel Hidalgo y
Costilla, pero por favor platíquenos de sus orígenes
HIDALGO: Mi nombre completo es Miguel Gregorio Antonio Ignacio Hidalgo y Costilla
Gallaga Mandarte Villaseñor. Naci en la Hacienda de Corralejo cerca de Pénjamo, hoy
Guanajuato el día 8 de mayo de 1753 fui un sacerdote y militar que
ENTREVISTADOR: A todos nos extraña que haya sido un cura el iniciador de este gran
movimiento y pocos saben en realidad la gran preparación académica que usted tiene.
HIDALGO: Yo estudie junto con mi hermano José Joaquín en el Colegio de San Nicolás
Obispo, ubicado en Valladolid capital de la provincia de Michoacán donde se alojaban a
los miembros de la Compañía de Jesús y ahí curse mis estudios sacerdotales. También
aprendí latín, francés; a los diecisiete años de edad ya era maestro en filosofía y teología,
hasta ser el gran rector de esta institución donde también conocí a José María Morelos y
Pavón.
2.
ENTREVISTADOR: Usted fue muy popular entre los estudiantes y asta un apodo le pusieron,
cual era.
HIDALGO: Me gane el apodo de "El Zorro", por la astucia que mostraba en juegos intelectuales.
También me gustaba el teatro mi autor francés favorito fue Moliere de quien hacíamos
representaciones haya en el pueblo de Dolores
3.
ENTREVISTADOR: Me impresiona la cantidad de gente que lo siguió cuando pronuncio el
grito de Dolores realmente fueron miles y de varias clases sociales desde indígenas, mestizos ,
hasta criollos como Ignacio Allende, por que cree usted que así fue.
HIDALGO: Gracias al contacto que tuve con los trabajadores en la hacienda desde la infancia,
la mayoría de ellos indígenas, con ellos aprendí muchas de las lenguas indígenas habladas en
Nueva España, principalmente otomí, náhuatl y purépecha, ya que la zona de Pénjamo era una
de las regiones con mayor diversidad de grupos indígenas y de contacto entre el mundo nativo
y el español. Desde ahí conocí la gran desigualdad en la que vivian a causa de la injusticia de
muchos patrones españoles. Además me siguieron por que los indígenas querían vengarse de
los hacendados . Los indígenas querían venganza pero no justicia por ello murieron también
muchos inocentes y de ello me avergüenzo.
4.
ENTREVISTADOR: No tiene por que sentir vergüenza era la única forma de acabar con los
abusos de los gachupines por que a la buena no iban a dejar libre este país. Por cierto nos quiere
recordar el famosos grito de Dolores
HIDALGO: con mucho gusto,
"Viva Nuestra Señora de Guadalupe" ¡ ¡Mueran los Gachupines! ¡Viva la América libre ¡¡
5.
ENTREVISTADOR: Y por que se le llamo el grito de Dolores.
HIDALGO: A pues fíjese que se llama así por que lo pronuncie en el pueblo de Dolores
Guanajuato donde yo vivía y por eso la gente luego se confunde.
6.
ENTREVISTADOR: Y quienes fueron sus aliados por que se sabe que usted pertenecía un grupo
que conspiraban contra el gobierno virreinal, o no?
HIDALGO: Si tuve muchos cómplices, y todo empezó cuando en Querétaro se gestaba una
conspiración organizada por el corregidor Miguel Domínguez y su esposa Josefa Ortiz de
Domínguez, y también participaban los militares Ignacio Allende, Juan Aldama y Mariano
Abasolo. Allende fue quien me invito a participar y me convenció de unirme a su movimiento,
7.
ENTREVISTADOR: Y por que piensa que lo invitaron con tanto interés?
HIDALGO: Yo tenia mucha amistad con personas muy influyentes de todo Guanajuato e
incluso de la Nueva España, como Juan Antonio Riaño, intendente de Guanajuato y Manuel
Abad y Queipo, obispo de Michoacán. Por estas razones se consideraban que podría ser un
buen dirigente del movimiento.
8.
ENTREVISTADOR: ¿Qué ocurrió cuando por fin los descubrieron en esas reuniones
clandestinas?
HIDALGO: Pues mira, todo ya estaba planeado para iniciar el movimiento el 1 de diciembre,
día de la Virgen de San Juan de los Lagos, donde muchos españoles se reunían a comerciar en
una feria cercana a Querétaro. Después Ignacio Allende propuso hacerlo el 2 de octubre, por
cuestiones militares y estratégicas. Pero como nos descubrieron antes pues no nos quedo mas
remedio que convocar al pueblo en la madrugada del 16 de septiembre de 1810.
9.
ENTREVISTADOR: Uno de los sucesos mas importantes fue la toma de Guanajuato que
gobernaba su viejo amigo el intendente Juan Antonio Riaño, cuéntenos como paso.
HIDALGO: Pues resulta que miembros de las familias más acaudaladas de la ciudad decidieron
acuartelarse en la bodega más grande de toda la provincia; la Alhóndiga de Granaditas. Ordene
a Allende lanzar a sus tropas contra el edificio y con ayuda de un minero llamado Juan José de
los Reyes Martínez, pero apodado "El Pípila", quemó la puerta de la bodega, y los militares
pudieron penetrar y así pudimos conseguir dinero para batallas y comida pal ejercito
10. ENTREVISTADOR: Y cuéntenos, ¿ es verdad que Ignacio Allende intento envenenarlo después
de la Batalla del Monte de las cruces por que usted no quiso atacar de una vez la capital de la
Nueva España hoy la Ciudad de México?
HIDALGO: Quizá tenia razón por que en Guadalajara yo me enferme de poder y me
autonombre “Alteza serenísima” hasta el hombre mas bueno cambia cuando tiene poder en sus
manos
11. .
ENTREVISTADOR: Sabemos que una derrota muy importante fue la Puente de Calderón en
Jalisco, ¿ cuales fueron sus planes después de esta perdida?
HIDALGO: Planeábamos recuperarnos huyendo hacia Estados Unidos para comprar armas y
seguir la lucha pero hubo un soplón un tal Ignacio Elizondo quien nos hizo detener en
Coahuila para que nos atacaran por sorpresa los del ejercito Realista. Primero cayo Abasolo
luego Allende, su hijo Indalecio, Aldama y Jiménez, al último llegue yo y fue mas fácil
detenerme y a ese soplón lo recompensaron nombrándolo coronel. Todos fuimos trasladados a
Chihuahua, capital de la intendencia más cercana, donde se nos seguiría un juicio. Allende,
Aldama y Jiménez fueron encontrados culpables por el delito de alta traición, y se les condenó a
muerte. Abasolo se salvo por delatar datos que permitieron contrarrestar el movimiento.
Mientras, en Chihuahua, Allende, Aldama y Jiménez fueron pasados por las armas cuerpos
fueron decapitados y sus cabezas enjauladas.
10. ENTREVISTADOR: Y a usted por que lo pasaron por las armas, si su lucha era algo justo, era
buscar la libertad de este país?
HIDALGO: Primero me degradaron como sacerdote y luego me entregaron a las autoridades
civiles que me imputaron delitos de alta traición, crímenes y asesinatos, sedición, conspiración,
y me obligaron a firmar una retractación por "sus errores cometidos contra la persona del Rey y
contra Dios".
ENTREVISTADOR:¿ Como se sintió cuando supo que lo iban a fusilar?
HIDALGO: Sentí que todo lo que había hecho no había valido la pena y que con mi muerte se
terminaría el sueño de hacer una nación libre.
11. ENTREVISTADO: Miguel Hidalgo y Costilla fue fusilado al amanecer, sentado en un
banco, con la mano en el corazón, los ojos vendados y un crucifijo. El pidió que no le
vendaran los ojos ni le dispararan por la espalda (como era la usanza al fusilar a los
traidores). Pidió que le dispararan a su mano derecha, que puso sobre el corazón. Hubo
necesidad de dos descargas de fusilería y el tiro de gracia para acabar con su vida, tras lo
cual un comandante tarahumara, de apellido Salcedo, le cortó la cabeza de un solo tajo
con un machete, para recibir una bonificación de veinte pesos. Miguel Hidalgo murió
el 30 de julio de 1811 fusilado por las fuerzas realistas.
12. ENTREVISTADOR: Es bueno recordar que la historia no esta muerta alojada en museos donde
sólo vamos cuando nos mandan; la historia esta viva por que somos parte de ella. Muchas
gracias por esta entrevista Don Miguel Hidalgo y Costilla.
HIDALGO: La historia nos demuestra como mucha gente ha muerto por defender sus ideas,
casi nunca nos ponemos a reflexionar de donde viene nuestra libertad como nación, o quien
propuso la igualdad y justicia en México solo la disfrutamos poca o mucha. Estos días son un
pretexto para que como mexicanos tengamos la obligación de conocer a esos hombres y
mujeres que lo hicieron por nosotros y también asumir la responsabilidad de ser mejores
ciudadanos y preservar los derechos que otros nos heredaron.
Descargar

entrevista a miguel hidalgo