“Enseñar competencias
sin contenidos” [mito]
Formar alumnos
instruidos y cultos
•
•
•
•
•
Introducción
1. Las competencias de la LOE
2. Los contenidos y el supuesto “mito”
3. Formar alumnos competentes
Conclusión: Ser profesores (y
directivos!) competentes
John Dewey (1859-1952)
• “Learning by doing”
•
http://www.unav.es/gep/Dewey/
DeweyPrincipal.html
"Con el advenimiento de la democracia y de las condiciones
industriales modernas, es imposible predecir de una forma
definitiva cómo será la civilización dentro de veinte años a partir de
ahora. De ahí que resulte imposible preparar al niño para ningún
conjunto preciso de condiciones. Prepararle para la vida futura
implica darle dominio sobre sí mismo; implica, pues, adiestrarle de
modo tal que tenga pronto y completo uso de sus capacidades;
que su ojo, y su oído y su mano puedan ser instrumentos prestos a
ser usados, que su juicio pueda ser capaz de comprender las
condiciones bajo las cuales habrá de operar, y que sus fuerzas
ejecutoras sean adiestradas para actuar de manera eficaz y
económica. Es imposible alcanzar este tipo de adaptación salvo si
se toman en consideración constantemente las propias
capacidades, gustos e intereses del individuo (…)”.
J. Dewey, Mi credo pedagógico, 1897.
"Desarrollar la actividad, la espontaneidad y el razonamiento en el
niño; estimular su iniciativa; favorecer la expansión de sus fuerzas
interiores; hacer que sea no sólo partícipe, sino el principal actor
de su propia educación en vez de degenerar en una rueda inerte
del mecanismo escolar; que bulla en él la vida; que todo le hable;
que sienta el deseo de verlo todo, de cogerlo todo, de
comprenderlo todo (...) No hay resultado positivo si el niño no crea
e investiga por sí. (...) El niño es un investigador; descubre
relaciones que tal vez no ha visto nunca el maestro”
Manuel
Bartolomé
Cossío,
1882.
“… que la educación por la acción sea el
blanco y el fin de la escuela y del maestro
para hacer hombres fuertes para el día
del mañana.
Esta idea de la actividad ha de ser como
una nueva savia que regenere a la
decaída y neurótica sociedad moderna”.
(J. Cabanach, 1911, p. 78)
1. Las competencias
Preámbulo LOE, 3 mayo 2006
Fomentar el aprendizaje a lo largo de toda la vida implica,
ante todo, proporcionar a los jóvenes una educación completa, que
abarque los conocimientos y las competencias básicas que
resultan necesarias en la sociedad actual, que les permita
desarrollar los valores que sustentan la práctica de la ciudadanía
democrática, la vida en común y la cohesión social, que estimule
en ellos y ellas el deseo de seguir aprendiendo y la capacidad de
aprender por sí mismos. Además, supone ofrecer posibilidades a
las personas jóvenes y adultas de combinar el estudio y la
formación con la actividad laboral o con otras actividades.
Las ocho competencias básicas de la LOE
— Competencia en comunicación lingüística
— Competencia matemática
— Competencia en el conocimiento y la interacción con el mundo
físico
— Tratamiento de la información y competencia digital
— Competencia social y ciudadana
— Competencia cultural y artística
— Competencia para aprender a aprender
— Autonomía e iniciativa personal
2. Los contenidos y su mito:
- El desprecio de la memoria
- Enseñar a escribir
- Enseñar a convivir
- Enseñar a pensar
- Enseñar a querer
- Aprender a suspender
El desprecio de la memoria
Vuelvo a esa terrorífica prueba del recitado al
pie de la tarima para intentar explicarme el
desprecio que se siente hoy por cualquier
recurso a la memoria. ¿Se habrá decidido,
pues, no apropiarse de las más hermosas
páginas de la literatura y de la filosofía para
conjurar estos fantasmas? ¿Hay textos de
recuerdo prohibido porque unos imbéciles los
convertían sólo en asunto de memoria? De
ser así, una estupidez ha sustituido a otra.
(D. Pennac, Mal de escuela, p. 131
Para aprender a escribir lo más
importante es, por supuesto,
tener algo que decir, pero esto no
significa que la odiosa ortografía no
tenga ninguna importancia
Quien calla aprende a escuchar,
Quien escucha aprende a hablar,
Quien habla aprende a callar.
Diógenes Laercio (S. III, d. C.)
3. Formar alumnos competentes,
instruidos y cultos
“Quien no sabe expresarse bien, no
puede pensar bien”
Arturo Uslar Pietri, 1974
“La barbarie, en efecto, no tiene tan
solo que ver con el uso incorrecto o
deficiente de la lengua. Toca al
corazón y la sensibilidad de la
persona.”
Rafael Tomás Caldera, 2008
“The life of science is
in the desire to learn”.
C. S. Peirce,
CP 1.235, c.1902
”(…) la amenaza más peligrosa para la vida humana es
la de vivir de segunda mano, la de vivir por cuenta de
nuestros padres, hijos, parientes, maestros y demás
dispensadores de posibilidades ya programadas.
Debemos estar precavidos acerca de lo heredado, por
muy noble que sea su intención, pues es la calidad de
nuestra experiencia lo que resulta decisivo. El fracaso,
asumido en profundidad, a menudo enriquece; mientras
que el éxito alcanzado mecánicamente a través de las
vías abiertas por otros a menudo embota la
sensibilidad. No estamos arrojados en el mundo como
cosas entre cosas. Somos criaturas vivas que comen
experiencia". John J. McDermott, The Culture of
Experience,
p.
140
Conclusión:
Ser profesores (y directivos!)
competentes que al transmitir
contenidos enseñan competencias
”… all of them [ex-presidents] have said that it
is important to carve out time to think and not
spend your entire day reactive.” Barack Obama,
Time 5 enero 2009, entrevistado por David Von
Drehle.
"Yes, we can" is both an affirmation of optimism
and the essential claim of the competent. When
the slogan is rooted in a record of
accomplishment […] confidence and
competence begin to feed each other.
(...) they were drawn to Obama's self-assured
and calming personality. They feel he was a
person who does what he says he will do.
"No puedo hacer más hincapié en la noción simple —
pero magnífica— de que la clave para comprender la
mejor docencia no se encuentra en reglas o prácticas
concretas, sino en las actitudes de los profesores, en
su fe en la capacidad de logro de sus estudiantes, en
su predisposición a tomar en serio a sus estudiantes y
a dejarlos que asuman el control sobre su propia
educación [¡universitarios!], y en su compromiso en
conseguir que todos los criterios y prácticas surjan de
objetivos de aprendizaje básicos y del respeto y el
acuerdo mutuo entre estudiantes y profesores” Ken
Bain: Qué hacen los mejores profesores (p. 92).
William B. Yeats (1865-1939)
• “Educar no es llenar
un vaso, sino más
bien encender un
fuego”
Descargar

“Enseñar competencias sin contenidos” [mito]