La construcción de un
parentesco positivo con su hijo
por Maricela Escamilla
University of Houston Clear Lake
traducido por Julianna Fisher
University of Houston Clear Lake
Qué es la comunicación positiva
• La comunicación positiva es un instrumento para reforzar el buen
•
•
•
•
•
comportamiento y eliminar el mal comportamiento
La comunicación positiva con los niños pequeños ayuda a
desarrollar la confianza, los sentimientos de autoestima, y las
buenas amistados con otros niños.
La comunicación positiva se centra en el respeto para el niño y
implica tanto hablar y escuchar.
Un niño que se siente constantemente culpado, juzgado y criticado
puede crecer con un autoconcepto negativo.
Cuando desarrolla el hábito de refuerzo positivo constante en su
casa, verá que la comunicación es más fácil, y usted ayudara a su
hijo o hija a aprender a comunicarse con el mundo exterior.
"Si un niño vive con aprobación, aprende a vivir por si mismo."
Dorothy Law Nolte
Principios básicos de la
comunicación entre padres y niño
• Deje que el niño sepa que usted está interesado e involucrado y que
•
•
•
•
puedes ayudar cuando sea necesario.
Mira lo que dices. La investigación ha demostrado que hasta un 90
por ciento de toda comunicación no es verbal.
Escucha activamente. Mire a su hijo/a cara a cara, mirelo/a a los
ojos y brinde toda su atención al escuchar lo que él/ella tenga que
decir.
Habla con firmeza, no con enojo, ruegos o quejas.
Utilice declaraciones con "yo". Se alivia la tensión y el conflicto,
reduce la defensiva, define los problemas y formenta la
comunicación, mientras que influyen a su niño a cambiar su
comportamiento.
Por ejemplo: "Me siento preocupado cuando no me llamas cuando
estás en casa de un amigo porque creo que algo malo te ha
sucedido."
Principios básicos de la
comunicación entre padres y niño
• Avergonzar al niño o ponerlo en frente a los demás sólo conducirá
•
•
•
•
•
•
un resentimiento y la hostilidad no será una buena comunicación.
Físicamente ponerse al nivel del niño para comunicarse.
Escuche con atención y cortesía. No interrumpa al niño cuando él
está tratando de contar su historia. Sea tan amable como usted
sería con su mejor amigo.
No preguntes por qué, pero se preguntan qué pasó.
Use más "Qué hacer" que "no hacer". En otras palabras, dígale al
niño lo que debe hacer en lugar de qué no debe hacer.
Mantenga la predicación y la moralización al mínimo porque no son
útiles para conseguir una comunicación abierta y mantenerlo
abierto.
No use palabras derrogativas: menzo, estupido, flojo: “Estupido, no
tiene sentido” o “Que sabes tu solamente eres un niňo.”
Principios básicos de la
comunicación entre padres y niño
• Nunca le prometa nada al niño que no le pueda ofrecer.
•
•
•
•
Haga un esfuerzo por mantener sus promesas a los
niños para aumentar la comunicación efectiva.
Ayude a su hijo a planear los pasos para una solución.
Demuestre que usted acepta al niño por lo que hace
bien y mal.
Aceptar al niño y enseňar aprecio por sus esfuerzos para
comunicarse.
Recuerde que el afecto es también parte de la
comunicación efectiva y que consolar a un niño y
compartir sonrisas y abrazos son partes buenas para
comunicaciónes.
Palabras de aliento y alabanza
!Buen niňo! !Bien hecho!
¡Está bien!
Me gusta lo que haces.
Estoy orgulloso de ti.
Eso es bueno.
¡Bien para ti!
¡Correcto!
Estoy muy satisfecho contigo.
¡Que bien!
¡Esa es la forma!
¡Oh boy!
¡Mucho mejor!
Estas haciendo mejor. !Eso es perfecto!
Eso es.
¡Maravilloso!
¡Gran trabajo!
¡Que idea fabulosa!
Gran trabajo de control de ti mismo.
Me gusta como…
Sigue así.
Me di cuenta de que…
Estás mejorando más y más en ....
Me divertí mucho contigo.
Mostraste una gran responsabilidad cuando se ...
Le agradezco la forma en…
Buen trabajo recordar.
Tú eres grande en…
Eso es hermoso. Me gusta tu…
Me gusta la forma en ... sin tener que pedir (recordó).
Estoy muy feliz de que eres mi hijo/hija.
Ahora lo tienes.
Gratificar y el soborno
• Utilice recompensas cuando usted siente que su
•
hijo haya terminado una tarea difícil, como hacer
calificaciones de honor en la escuela, conseguir
una B (o incluso un C +) en una prueba difícil, o
no discutio con su hermano durante dos
semanas.
No confunda la gratificancia con sobornar! Usted
no debe ofrecer mayor golosinas, dinero, o
regalos para las tareas que esperan a su hijo
todos los dias. En cambio, use refuerzos y la
comunicación positiva.
Errores comunes que hacen los
padres
• Amamos a nuestros hijos y queremos lo
mejor para ellos, pero la tensión diaria y
distracciones añaden presión.
• Caemos en hábitos de comunicación
inefectivos.
• Esto hace que sea difícil de disciplinar a
los niños o hablar con ellos sobre temas
sensibles.
• Usted podría preguntarse, "¿Qué estoy
haciendo mal?"
Error número uno: Ambiente malo
• Crea un ambiente que hace que su niño se
sienta seguro para abrir la comunicación.
• Aléjese de las distracciones – de la
televisión, la gente, las mascotas, su
enfoque mental.
• Escoje un lugar tranquilo y cómodo para
ambos.
• Clarifica distracciones mentales.
• Preste la máxima atención.
Error número dos: Hablar
demasiado y no escuchar
• Lo que tiene que decir a su hijo no es tan importante
•
•
•
•
como lo que su hijo tiene que decirle a usted.
La gente se comunica cuando sienten que están siendo
escuchadas, pero se cierran cuando sienten que se están
en una conferencia.
Haga preguntas de invitación:
"Dime lo que pasó."
"¿Cómo trabajo eso para ti?"
"¿Cómo te sentistes?"
Sea consciente de las emociones de su hijo y trate de
entender cómo él/ella está sintiendose.
Cuando hablen, siempre empieze por afirmar su hijo.
Dígale a su hijo que lo amas a el/ella sin condiciones.
(Downing & Downing, 2010)
Error número dos: Hablar
demasiado y no escuchar, cont.
• Si es necesario corregir a su hijo, lo hacen de
una manera que apoye su aprendizaje y
crecimiento.
"Billy, es una irresponsabilidad dejar tus
juguetes por todos lados."
• Haga preguntas como,
"¿Cómo trabajo eso para ti?"
"¿Cómo crees que la otra persona se siente?"
"¿Qué podrías hacer la próxima vez para que
sea mejor para todos?"
• Deje que su hijo contribuya a la solución.
Error número tres: criticando,
culpando, nombrando mal
• Críticas repetidas causan profundas cicatrices
•
•
•
•
emocionales y psicológicos.
La mayoría de personas se cierran cuando se sienten
que están siendo atacados, la comunicación tan real no
es posible.
Los niños que se nombran mal desarrollan una idea
negativa de lo que son.
Los niños suelen ser nombrados mal cuando uno les
pone algo negativo.
"!Billy, eres muy flojo!“
Preste especial atención cuando se utiliza la palabra "tú".
Asegúrese de seguir con las palabras que lo construyen,
y que le recuerdan a las cosas positivas que ve en él.
Error número cuatro: Sin tener en
cuenta la idea de su hijo
• Los niños necesitan tener algo que decir en lo
•
•
que pasa con ellos.
Tienen que sentirse comprendidos.
Cuando se les permite algunas opciones y
animarlos a participar en las discusiones
familiares sobre temas que les afectan, ellos
aprenden a tomar buenas decisiones,
desarrollan una autoimagen positiva y son más
responsable.
Error número cinco: La comunicación
cuando está enojado o frustrado
• Sus sentimientos y la actitud marca el enfoque.
• Los niños pueden sentir la energía negativa
•
•
•
antes que las palabras sean habladas.
Si usted está enojado, que dará lugar a su hijo a
responder con ira, negación defensiva, o
desengache.
Antes de hablar, pare y enfoquese en las cosas
que causaron el enojo, y cambie su atención a
las cosas que aprecia de su hijo/a.
Traiga energía positiva a todas las
conversaciones.
Palabras para usar con sus hijos
todos los días
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Gracias.
Puedes hacerlo.
Dime más.
¿Cómo puedo ayudarle?
Ayudemos.
¿Qué tal un abrazo?
Por favor.
Buen trabajo!
Es tempo de ...
Te amo.
Pruebe esto en casa
• Escoja un día y registrar cuántas veces
usted dice "No", “Para", “Deja", "Salir", o
"Usted sabe mejor." Trabaje en sus
habilidades de comunicación para sustituir
estas palabras con las declaraciones
positivas.
Algo para pensar
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Si un niño vive con crítica, aprende a condenar.
Si un niño vive con hostilidad, aprende a pelear.
Si un niño vive con el ridículo, aprende a ser tímido.
Si un niño vive con miedo, aprende a ser aprensivo.
Si un niño vive con vergüenza, aprende a sentirse culpable.
Si un niño vive con tolerancia, aprende a ser paciente.
Si un niño vive con estímulo aprende a tener confianza.
Si un niño vive con aceptación, aprende a amar.
Si un niño vive con reconocimiento, aprende que es bueno
tener una meta.
Si un niño vive con honradez, aprende qué es la verdad.
Si un niño vive con equidad, aprende justicia.
Si un niño vive con seguridad, aprende a tener fe en sí
mismo y los que le rodeaban.
Si un niño vive con amistad, aprende el mundo es un lugar
agradable donde puede vivir para amar y ser amado.
(Anonymus)
Cosas para recordar
• La comunicación positiva con los niños
significa prestar atención, respetando los
sentimientos del niño y poner atención en
el tono de su voz.
• Si usted tiene una agenda ocupada,
asegúrese de asignar algún tiempo cada
día para simplemente sentarse y escuchar
a su hijo.
• Los niños prosperan con palabras de
aliento y alabanza.
Bibliografía
• Better Health Channel. (2010). Parenting- communicating with children.
•
•
•
•
Retrieved from
http://www.betterhealth.vic.gov.au/bhcv2/bhcarticles.nsf/pages/Parenting_c
ommunicating_with_children?OpenDocument
Child Development Institute. (2010). Guidelines for parent/child
communication. Retrieved from
http://www.childdevelopmentinfo.com/parenting/communication.shtml
Child Welfare League of America: Child, Youth, and Family Development.
(2000). Communicating with young children. Retrieved from
http://www.cwla.org/positiveparenting/tipscomm.htm
Gargus, B. (2010). Why positive reinforcement works: Using posititive
communication. Family Education. Retrieved from
http://life.familyeducation.com/communication/behaviormodification/29734.html?page=2&detoured=1
Harrelson, P. (2010). Communicating with young children. National Ag
Safety Database. Retrieved from
http://nasdonline.org/document/1485/d001278/communicating-with-youngchildren.html
Descargar

La construcción de un parentesco positiva con su hijo