SEMINARIO
Sin Conciliación no hay
Igualdad
¿Por qué la conciliación se
percibe como una cuestión
sólo de las mujeres?
Conciliación de la vida laboral,
familiar y personal
DEFINICIÓN:
La necesidad de armonizar los espacios
dedicados al trabajo, a la familia y a la vida
individual que cada quien debe atender
personalmente, sea hombre o mujer, y que
requiere de un compromiso activo, porque
no hacerlo afecta a las personas que están
a nuestro alrededor.
¿Por qué la conciliación se percibe
como una cuestión sólo de mujeres?
Estereotipos de Género.
Mujer: Rol reproductivo.
Hombre: Rol productivo.
Rol del varón proveedor.
Mayor vinculación inicial de los hijos e
hijas con la madre.
Embarazo y Lactancia: papel fundamental madre.
El padre no participa tan activamente en actividades
vinculadas al cuidado del hijo o hija.
Priorización de los valores vitales que
hacemos las mujeres.
Para la mujer es más importante el cuidado de los
hijos que su actividad profesional.
¿Por qué la conciliación se percibe
como una cuestión sólo de mujeres?
La mujer tiene un trabajo, el compañero
tiene una carrera profesional.
Los
varones
perciben
mayores
retribuciones
salariales
que
las
mujeres.
Los hombres deben dedicarse única y
exclusivamente a trabajar, pues son el sustento
económico básico de la familia.
Cambio de la cultura empresarial, donde se
entienda que el tiempo dedicado al hogar y a la
familia no es una interferencia en el desarrollo
profesional del individuo, sino un derecho y una
¿Por qué la conciliación se percibe
como una cuestión sólo de mujeres?
Techo de cristal.
Barrera invisible que dificulta el acceso de las
mujeres al poder, a los niveles de decisión y a los
niveles más altos de responsabilidad de una
empresa u organización, a causa de los prejuicios
hacia sus capacidades profesionales.
¿Por qué la conciliación se percibe
como una cuestión sólo de mujeres?
CONCLUSIÓN.
Los hogares españoles siguen funcionando de
manera marcadamente tradicional en lo que se
refiere al reparto de las responsabilidades
domésticas.
Los cambios en la posición económica y social de
las mujeres escasamente se acompañan de
cambios en la organización social y familiar.
La sociedad y la familia siguen como siempre,
como cuando el rol mayoritario de las mujeres era
permanecer en el hogar a su cuidado.
Existe una contradicción entre el nuevo rol laboral
de las mujeres y la resistencia del contexto social
a transformarse.
MEDIDAS DE CONCILIACIÓN
La Ley 39/99, de 5 de noviembre, para promover
la Conciliación de la Vida Familiar y Laboral de las
Personas
Trabajadoras
responde
a
la
transposición de las Directivas del Consejo
92/85/CEE de 19 de octubre de 1992, (relativa a
la protección de la trabajadora embarazada, que
haya dado a luz o en período de lactancia) y la
96/34/CEE de 3 de junio de 1996, (relativa al
Permiso Parental).
MEDIDAS DE CONCILIACIÓN
La Ley 3/2007, de 22 de Marzo, para la Igualdad
Efectiva de Mujeres y Hombres, es un instrumento
legal que supone el desarrollo del derecho
fundamental a la igualdad y a la no discriminación
por razón de sexo recogido en la Constitución
Española e incorpora al ordenamiento jurídico
español las Directivas Europeas.
Aborda de forma transversal el Principio de Igualdad de
oportunidades en todas las esferas de la vida. Nace con el
afán de combatir todas las manifestaciones de
discriminación que subsisten y promover la igualdad real.
Reconoce nuevos derechos individuales para las
trabajadoras y trabajadores (maternidad y paternidad 13
días).
Defiende el derecho a la conciliación de la vida personal,
familiar y laboral.
MEDIDAS DE CONCILIACIÓN
Permiso de dos días ampliable a cuatro en el caso
de desplazamiento para los supuestos de
accidente y hospitalización de familiares cercanos.
Modificaciones en las excedencias relacionadas
con la maternidad, paternidad y el cuidado de
familiares dependientes.
Amplía la posibilidad de solicitar la excedencia a
los casos de acogimiento, tanto permanente como
preadoptivo (3 años).
Crea un nuevo supuesto de excedencia por el
cuidado directo de familiares cercanos, que no
pueden valerse por sí mismos por razones de
edad, accidente o enfermedad, y que no
desempeñen actividad retribuida (1 año).
MEDIDAS DE CONCILIACIÓN
Amplía el derecho a la reducción de jornada y
excedencia de trabajadoras y trabajadores que
tengan que ocuparse de personas mayores y
enfermas.
Facilita a los hombres el acceso al cuidado del
hijo o la hija desde el momento de su nacimiento,
acogimiento o adopción. (el padre podrá disfrutar
de una parte del período de la licencia por
maternidad, adopción o acogimiento (como
máximo 10 semanas), de forma simultánea o
sucesiva con el de la madre.
Se amplía el permiso de maternidad en dos
semanas más por cada hija o hijo en el caso de
partos múltiples.
MEDIDAS DE CONCILIACIÓN
No es causa de despido el embarazo, la solicitud
o disfrute de permisos por maternidad, paternidad
o cuidado de familiares.
Prevé
reducciones
en
las
cotizaciones
empresariales a la Seguridad Social por
contingencias comunes, siempre que, por parte de
la empresa, se lleve a cabo un contrato de
interinidad a personas desempleadas para
sustituir a la trabajadora o trabajador que se
encuentre disfrutando el permiso de maternidad o
paternidad.
ESTRATEGIAS DE CONCILIACIÓN
Estrategias principales.
Miembro femenino de la red de parentesco (abuela
materna).
Estrategias complementarias.
Centros escolares, reducción de
simplificación del trabajo doméstico.
distancias,
Estrategias extremas o indeseables.
Llevar hijos al trabajo, no ir al trabajo cuando hijos
están enfermos o dejarlos sólos, cuando son
pequeños.
Estrategias indirectas.
Elección Hijos-empleo.
DATOS REALES
En el año 2005, el número de excedencias por
cuidado de hijos, hijas o familiares fue de 31.735
(30.270 mujeres y 1.465 hombres -4,6%-); en
2006, la cifra alcanzó las 35.205 excedencias
(33.388 mujeres y 1.817 hombres -5,2%-);
finalmente, en 2007 se incrementó hasta 40.237
(37.910 mujeres y 2.327 hombres -5,8%-). El
crecimiento de las excedencias de hombres entre
2005-07 fue del 58,8%.
DATOS REALES
Qué ayuda más a las madres
trabajadoras
a
hacer
familia
y
empleo
compatible (Los datos se
refieren a todas las madres
trabajadoras que viven con
al menos un hijo de menos
de 18 años)
La ayuda de su madre
26,7
La ayuda de su marido/pareja
24,7
Vivir cerca del trabajo
13,9
La ayuda de otros miembros de
la familia
10,2
La ayuda doméstica remunerada
9,2
El horario de trabajo
7,8
Vivir cerca del colegio de los
niños
4,4
Los servicios que ofrece el
centro escolar
1,5
Otros recursos
0,7
Nada
0,8
TOTAL
100,0
Descargar

Diapositiva 1