Evaluación por portafolios
El Portafolios
•
Un portafolio es la colección de evidencias de todo tipo que permiten al docente y
al alumno reflexionar sobre el proceso de aprendizaje, es una forma de evaluar
principalmente los procesos y al alumno le sirve para auto regular su aprendizaje y
al profesor para tomar decisiones respecto al mismo proceso.
Reflexión
El portafolios
•
Lo anterior permite que alumno y profesor evalúen el progreso y el aprendizaje
escolar, y lo más importante de todo, poder modificar las formas educativas y los
fondos teóricos que se ajusten a las diferentes esferas que demandan
profesionistas de alto nivel para la toma de decisiones, elaboración de políticas,
desarrollo ético y responsabilidad, etc.
Evaluar a través del portafolio,
permite modificar
las formas educativas.
Recolección
1
2
Selección
3
4
Reflexión
Proyección
Momentos en el proceso de elaborar un portafolio
En el proceso de elaboración de un portafolio se reconocen cuatro momentos
diferentes: recolección, selección, reflexión y proyección.
• La recolección es la actividad primaria y debe realizarse en función de los
propósitos que persigue cada unidad de aprendizaje (unidad didáctica).
Este proceso de búsqueda necesita de una orientación por parte del
profesor, ya que es él el que determina qué conocimientos, habilidades y
actitudes se pretenden alcanzar; las actividades, tareas, guías y pruebas
parciales que se realicen durante el proceso propio del aprendizaje
también son elementos que hay que considerar en este proceso de
recolección.
•
La selección, segundo paso en este proceso de desarrollo de un portafolio consiste
básicamente en que de todo el material recopilado el alumno selecciona aquel
que a su juicio, le parece representativo y significativo en función de la
intencionalidad de los aprendizajes surgidos.
•
La reflexión es el tercer paso en el proceso del desarrollo del portafolio y uno de
los momentos esenciales para justificarlo como un sistema de aprendizaje, pues el
alumno deberá hacer referencia a los elementos seleccionados explicando las
razones que motivaron su elección y la importancia que le ven en función de los
contenidos por aprender y los propósitos que los orientan. Las reflexiones deben
ser solicitadas por escrito, cada documento que se anexe al portafolio debe llevar
una clara explicación de las reflexiones.
•
Finalmente, tenemos la etapa de proyección, considerada una mirada hacia
adelante y la demostración de la autonomía lograda en el aprendizaje de
determinados contenidos. Es el momento en que el alumno pude mirar la
carpeta como “un todo” y emitir un juicio de valor sobre la calidad de los
aprendizajes logrados. Las etapas de reflexión y proyección constituyen el
momento en el que el portafolio se transforma en una “carpeta de
evaluación”, ya que será a través de las explicaciones escritas u orales como el
profesor podrá evidenciar los logros reales de aprendizaje de sus alumnos.
Procedimiento (inicio)
Al inicio el estudiante deberá tener:
•
Claridad para asumir los propósitos y estrategias de esta forma alternativa de
aprendizaje y evaluación.
•
Claridad para analizar y convertir los propósitos y contenidos disciplinarios en
términos de mandatos o tareas por realizar; (identificar las competencias a
aprender).
•
Habilidad para determinar previamente criterios para la ordenación de los
materiales (índice de clasificación)
Procedimiento (durante)
Durante el proceso de recolección de evidencias de aprendizaje, el
estudiante debe mostrar:
• Cumplimiento de las actividades de carácter obligatorio.
• Preocupación porque exista coherencia entre los trabajos presentados
y los aprendizajes propuestos.
• Preocupación por mejorar los aspectos del aprendizaje considerados
deficitarios (comprobados por medio de procesos de autoevaluación,
coevaluación o heteroevaluación).
Procedimiento (durante)
• Preocupación por profundizar los aspectos del aprendizaje
considerados óptimos.
• Preocupación por la entrega del material complementario de carácter
no obligatorio.
• Claridad para determinar los criterios de elaboración de sus propias
pautas de autoevaluación (rúbricas).
• Claridad para la presentación de informes de avance de su aprendizaje.
• Claridad en las explicaciones sobre los aprendizajes logrados (ya sean
solicitadas o convenidas).
Procedimiento (al final)
Al finalizar la unidad o el curso el estudiante deberá evidenciar:
•
Claridad para informar sobre logros de aprendizaje obtenidos.
•
Habilidad para seleccionar y reflexionar sobre sus evidencias más exitosas de
aprendizaje y ser capaz de montar con éstas un panel demostrativo.
Calificación de los trabajos del
portafolios
•
Para que la calificación del portafolio esté centrada en procesos de aprendizaje
más que en productos, se requiere efectuar acciones que favorezcan un proceso
evaluativo formativo antes que un sumativo.
•
En consecuencia, el docente procederá a revisar sistemáticamente las carpetas
(periódicamente), empleando criterios comunes de cumplimiento, responsabilidad
y presentación válidos para todos los miembros del grupo-curso, y criterios
específicos que favorezcan los diferentes niveles de aprendizajes significativos
logrados por cada estudiante.
Calificación de los trabajos del
portafolios
•
Con este fin elaborará (en concordancia con los estudiantes) matrices de
verificación (rúbricas), acordes con las exigencias propias de su disciplina, y
posteriormente, efectuará entregas de sus apreciaciones expresadas en
comentarios estimulantes que inviten al alumnos a mejorar los trabajos que hayan
tenido correcciones.
•
Para el work show o panel de finalización, es importante invitar a otras personas,
ya sean alumnos o profesores, los que actuarán como “jurados” de los logros
obtenidos. Es conveniente que el panel permanezca en exposición durante el
tiempo que sea necesario para que lo vean otros alumnos y profesores, y se
genere una discusión sobre los conocimientos incorporados.
Ventajas de un sistema evaluativo basado en el
portafolio
•
Una de las ventajas reconocidas en el portafolio es su utilidad para obtener
evidencias del desempeño del estudiante como sujeto que piensa y reflexiona y
sobre sus formas de apropiación de los conocimientos. Además se destaca como
una poderosa herramienta para la comunicación con el profesor, pues es éste el
que observa el proceso de aprendizaje de cada alumno en particular.
El portafolio puede contener una diversidad de demostraciones y evidencias del
aprender, como:
•
•
Documentos escritos con problemas resueltos, comentarios y resúmenes de
lecturas obligatorias y opcionales, comentarios de artículos de prensa, ensayos o
trabajos de investigación, apuntes de clase, mapas conceptuales, datos
bibliográficos y de otras fuentes de información, pautas de observación y
calificación, documentos obtenidos en internet, etc.
Documentos audiovisuales, como grabaciones de audio de entrevistas,
grabaciones de video de actividades relacionadas con el aprendizaje en el aula,
etcétera.
La organización del portafolios
•
El portafolio se organiza en cinco o seis grandes secciones que contengan la
realización de actividades que serán propuestas para su evaluación. Estas
actividades, por ejemplo, pueden relacionar el contenido desarrollado en
clase con el mundo laboral o cotidiano (transferencia), o seleccionar ciertos
trabajos personales en función de criterios que guían la asignatura y sobre los
cuales se requiere cierta argumentación específica (reflexión), o trabajos que
demuestren capacidad de decidir y comunicar ideas (síntesis), entre otras.
Lineamiento para su implantación
Considerando que los momentos más importantes en la elaboración de portafolios son: la recolección de evidencias de
aprendizaje, la selección de los mejores trabajos, la reflexión y la proyección, debe tomarse en cuenta que tanto el profesor
como el estudiante deben conocer, cómo se procede en cada uno de los diferentes momentos, por lo que se requiere que
tanto alumno como profesor conozcan:
•
Los propósitos y estrategias de esta forma de evaluación.
•
Las competencias enunciadas en sus unidades de aprendizaje.
•
Claridad en relación a los productos de aprendizaje posibles.
•
Forma de operación y estrategia de comunicación.
A lo que se sugiere, un curso de capacitación para los profesores, y un taller de sensibilización a los estudiantes, en el cual se
enfatice en que:
•
El estudiante adquiera un rol activo en su proceso de aprendizaje.
•
El profesor trabaje a detalle con los el diseño de los posibles productos, y sobre todo con las rúbricas de evaluación.
Lineamiento para su implantación
Debido a las exigencias de producir evidencias que permitan evaluar
objetivamente el desempeño y la adquisición de competencias en planes y
programas, conviene implementar la evaluación a través de Poratfolio.
Descargar

Evaluación por portafolios