JUBILACION, SOLEDAD Y
DEPENDENCIA
Jubilación:
Jubilación proviene del hebreo jobel.
Con el paso del tiempo júbilo vino a significar
alegría, y más tarde aún se inventó la palabra
jubilación para indicar el hecho de eximir del
trabajo por razones de antigüedad o vejez a la
persona
que
desempeña
un
cargo,
concediéndole una pensión vitalicia en
reconocimiento a los servicios prestados.
1.El hecho de jubilarse y cuando hacerlo se
encuentra entre las decisiones y estilo de
vida mas cruciales que toman las personas
al aproximarse a la vejez.
2.La jubilación es una idea nueva
tomo forma en el siglo XX.
3.la gente que se jubila puede sentir la
perdida de un papel que es central para su
identidad o quizás disfrute las perdidas
que se van con ese papel.
Una persona enfrenta un cambio
abrupto en su vida cuando se jubila.
Este cambio es especialmente difícil
para los hombres, ya que la mayoría
se define por su rol laboral.
La jubilación es parte del flujo
continuo de la vida que transcurrimos
desde el nacimiento. Pero con
anticipación.
•Es afortunado no quien se
jubila sino quien puede seguir
ejerciendo su profesión, ya que
ha sido su modus vivendi, así
sigue
sintiéndose
útil
y
productivo.
•La jubilación no afecta sólo al
individuo; afecta también a la
estructura familiar, y sobre
todo a la pareja.
•cambia
la
padres- hijos.
constelación
•El moderno jubilado se
consume por falta de
relevancia y de atención. Al
vérsele como arrimado y/o
inútil, surgen actitudes de
maltrato por parte de yernos,
nueras y también de hijos;
muy rara vez por parte de
nietos.
También se piensa que se incrementaran las
relaciones sociales. Se harán miembros de grupos
y clubes. Visitarán a todos los amigos que no han
visto desde hace tiempo.
1. Ante la jubilación, a
excepción de enfermedades
o cansancio, no se debe de
suprimir la actividad. Quien
abandona su actividad
habitual deja de ser un ser
creativo y pierde la
valoración social de su obra
y aun de su persona.
JUBILACIÓN Y TERCERA EDAD:
¿Principio del Fin?
•Algunos esperan la jubilación con ansia, para sentirse liberados.
•Otros la observan “desde lejos”, como si no fuera a llegarles nunca.
•La mayoría sufre un shock emocional y un proceso adaptativo que
puede convertirse en un serio trastorno depresivo.
•Principio del fin
La jubilación puede llegar a eliminar de golpe los estímulos que son
indispensables para motivarse ante la vida.
Es un cambio brusco y total, que afecta a la esfera socio-profesional y
familiar de forma violenta y que puede conducir al individuo a un estado
de frustración y desmotivación, que son fuente de profundo estrés y
causa probable de una futura depresión.
La jubilación resultará más traumática en aquellas
personas en las que el trabajo era su única
motivación y prioridad en la vida. Este enfoque
exclusivo proyectado en el trabajo es debido a que
casi nunca se prepara una alternativa válida para
después de la jubilación.
JUBILACION UN DESEQUILIBRIO:
•produce a una ruptura de las
relaciones profesionales, un cambio
en las condiciones de la vida social y
una modificación en las relaciones
hogareñas con el cónyuge.
•los horarios de trabajo, de descanso,
de sueño, entre otros, resultan
inadaptados, no corresponden ya a la
situación objetiva; produciéndose
una perturbación del equilibrio
mental, físico y fisiológico con
repercusión sobre la salud y sobre el
carácter.
•En las condiciones de vida
financiera, la pérdida de una parte
de los recursos tiene por efecto la
perturbación del equilibrio general
del presupuesto y sus repercusiones
psicológicas y fisiológicas.
•Y en la vida cultural y el ocio: El
jubilado va a pasar de una
situación, con poco tiempo que
dedicar a las distracciones, a una
situación con mucho mas tiempo
libre, apareciendo una nueva
perturbación del equilibrio del
individuo.
Las ventajas en la jubilación:
•La práctica de alguna actividad de recreo en una etapa de la
vida que puede durar diez, quince, treinta o cuarenta años es
fundamental, no sólo para mantener entrenadas ciertas
capacidades cognitivas o físicas y minimizar el efecto de
ciertos deterioros pisco-físicos, sino también para preservar
la interacción con el entorno y encontrar significación a esta
etapa de la vida.
cinco pasos reconocidos en el proceso de la
jubilación:
1.- Prejubilación.
Suele
iniciar
meses
anteriores a la fecha de jubilación, pues el
problema solo se afronta hasta que este es
inminente. La jubilación se debe de planear con
cuidado años antes de que se presente.
2.- Euforia.
Es inmediata a la jubilación. Se
piensa que se van a disfrutar unas largas
vacaciones; que se puede hacer lo que se quiera sin
depender de horarios ni de permisos, ni
preocuparse por el arreglo personal, arreglar
papeles olvidados, acercarse a la afición preferida…
Es una fase muy corta
3.- Depresión.
El sujeto comienza a sentir que ya
no lo consideran necesario y se comienza a auto
devaluar y a pensar que ya no es útil para nada. Si
no se lleva a cabo una actividad distractora y que
sea creativa, se puede desencadenar un cuadro
depresivo. Se debe recuperar el impulso vital.
4.- Reajuste.
La persona se da cuenta de que el
ocio indiscriminado es nocivo, se da cuenta de que
está en un nuevo momento de su vida en que aún
le queda capacidad para aprender, para llevar a
cabo actividades que la enaltezcan y que la hagan
sentirse revalorada por la sociedad. Es el momento
de hacer todas las cosas que siempre anheló llevar
a cabo pero no se hacían por la razón o con el
pretexto de que no había tiempo.
5.- Adaptación.
La persona ya se encuentra
bien integrada a sus nuevas situaciones de
vida, se ha comprometido con alguna nueva
actividad creativa y ha entendido lo positivo
de su nueva situación y ha aceptado su
nueva vivencia.
Antes de jubilarse se requiere el diálogo acerca de
las expectativas y temores que cada uno
experimenta frente a una nueva estructura del
tiempo y de la vida en común.
no pierdas el tiempo lamentándote por lo
que fue, ahora es tiempo de divertirte y
hacer aquello que decías que no tenías
tiempo¨!!!
El ser humano es un ser social por
naturaleza, desde que nace hasta que
muere. Necesita de los demás para vivir.
Su condición de fragilidad le hace solidario
a la vez y le pone en comunicación con los
otros, no sólo para subsistir, sino también
para evolucionar hacia la realización
personal: ser quien realmente es.
La SOLEDAD surge cuando no se logra
la tendencia de compartir la propia
existencia con otros.
Surge la vivencia de estar incompleto y
la desazón derivada de ello.
La soledad se nutre
de una sensación de
vacío y de la
experiencia de una
“falta de algo” que
se necesita o
aparece cuando el
sujeto no halla un
“otro” afín con el
que
complementarse.
Cuando una persona busca a alguien y
descubre que nadie está disponible para
ella, que nadie satisface sus necesidades (de
cualquier naturaleza), que nadie se ocupa
de ella en un sentido singular y profundo,
que a nadie importa directa y
verdaderamente, o que no hay nadie
buscándola o esperándola, se inunda de
pena y vacío.
Cuando la persona comprueba que no
puede, que no tiene opción para establecer
ese contacto humano que le permite ser
quien es y que cualquier persona necesita,
entonces aparece la soledad.
DESVINCULACIÓN.- el hecho
de la jubilación deja a la
persona mayor exenta de
responsabilidades y
compromisos, desvinculada de
tareas; la hace incluso sentirse
inútil.
La persona mayor se siente
progresivamente ajena al
mundo que la rodea.
La jubilación social de los adultos mayores
lleva directamente a la soledad por el hecho
de afectar a su comunidad de experiencias
con los miembros de su grupo de
pertenencia.
Esta etapa de la vida va
acompañada de una sucesión de
pérdidas, como el trabajo, el
status social, el cónyuge,
algunas capacidades físicas, etc.,
que facilitan la experiencia de la
soledad.
La soledad de los adultos mayores
es un empobrecimiento de la
calidad de sus relaciones sociales
ocasionando la reducción de la
comunidad de experiencias vitales
con los suyos.
Tres crisis asociadas al
envejecimiento:
A) De identidad.
B) De autonomía.
C) De pertenencia.
Experiencia de la soledad puede ser vivida como
una verdadera muerte social.
Una muerte del significado de la presencia en el
mundo dada por el cuestionamiento de la propia
identidad, de la propia autonomía y del propio
ser en el mundo.
De las personas mayores se dice y piensa que son
como los niños, y en efecto lo son en más de un
punto:
* En el sentimiento de hallarse exento ya de
obligaciones (jubilación).
* En la intensidad del apego a personas y objetos
protectores en una edad en que se sienten
especialmente vulnerables.
Si en la infancia las figuras de apego eran sobre
todo personas de las que se dependía, en la
adolescencia y la adultez se va a ser como ese
tipo de personas. Al final de la vida, el círculo
puede cerrarse y el padre o madre tal vez viudo
puede pasar a depender de los hijos, de su
cuidado, protección y afecto.
Actitud de búsqueda o
vuelta a la
dependencia, se debe a
la expresión de la
respuesta instintiva a la
separación que se
observa
en
la
infancia.
La dependencia que
presenta el anciano lo
lleva a desarrollar
conductas no
patológicas y
adaptativas a la
pérdida.
Las personas en esta etapa, y sobre todo después
de una perdida, necesitaran un sustituto que les
brinde seguridad.
Aunque también se pueden presentar conductas
autodestructivas, en un aparente intento de
reunión con la persona perdida, sin mostrar
signos de dolor por esta pérdida.
El anciano en condición de dependencia,
parecería estar más preparado para su propia
muerte que la del objeto de su dependencia.
Descargar

JUBILACION, SOLEDAD Y DEPENDENCIA