Neopsicoanalistas (III)
Karen
Horney y Erich Frommm
De izquierda a derecha, de pie: Otto Rank, Karl Abraham, Max Eitingon,
Ernest Jones; sentados: Freud, Sandor Ferenczi, Hanns Sachs.
5
Karen Horney
1885-1952
Los niños dependen de sus padres para la
satisfacción de sus necesidades
Condiciones
ambientales que
generan falta
de seguridad
Tres estrategias
para lidiar con la
ansiedad básica
Dominación
Aislamiento
Sobreprotección
Hostilidad
Indiferencia
Conducta inconsistente
Menosprecio
Discordia paterna
Falta de respeto y guía
Carencia de aliento y afecto
 Sumisión: aceptar el desamparo
propio y volverse sumiso
 Hostilidad: rebelarse contra los
demás para proteger al propio yo
 Despego: aislarse de los demás
para evitar involucrarse con ellos
Los individuos
normales son
capaces de
expresar cada
modo en el
momento
apropiado
Yo Normal, Yo Neurótico
Yo ideal
• El yo real es lo que somos
• el Yo ideal es lo que deberíamos
ser, lo usamos como modelo para
desarrollar nuestro potencial
Yo real
En un individuo normal, el yo idealizado y
el yo real coinciden en gran medida
Yo ideal
Yo real
En un individuo neurótico, el yo
real y el yo ideal son discrepantes
o están deparados
Existe la envidia del pene, pero también existe la envidia del útero.
Es de las mujeres de quien realmente depende la especie, de su
capacidad de procrear pero hemos vivido en sociedades patriarcales
que han tratado de convencer a la mujer de que es inferior
6
Erick Fromm
1900-1980
MIEDO A LA SOLEDAD.
El deseo más profundo, el motor más
potente de los seres humanos, NO es el
instinto sexual (en esto corrige a su
maestro Freud) sino el deseo de
relacionarse, de no estar separado de
los demás.
MIEDO A LA SOLEDAD.
La soledad puede ser positiva,
cuando se siente uno bien,
alejado por un tiempo de todos,
para leer, oír música, meditar,
gozar de un paisaje, etc. Pero la
“separatidad”
es
siempre
negativa. Es sentir que no
queremos y que nadie nos
quiere.
(Algunas ideas de Erich Fromm,
en El arte de amar)
Muchos tienen miedo a la soledad e incluso miedo a la libertad (ya
que lleva consigo cierta soledad). Para superar ese miedo a la
soledad no deseada, es decir a la separatidad, a veces se eligen
falsos caminos:
• Estados orgiásticos.
• Sumisión.
• Dominación.
Estados orgiásticos.
Uno se siente falsamente unido a los demás que participan en la
orgía a través del sexo, alcohol, drogas, música estruendosa. Están
presentes en casi todas las civilizaciones.
SUMISIÓN
Al aceptar los gustos y las decisiones de otros y someterse a
ellos, la persona se siente vinculada, pero destruye su propia
personalidad. El extremo es el masoquismo.
DOMINACIÓN
Se busca dominar, hacerse dueño de otra persona, para así sentirse
unida a ella. Puede llegar a la violencia y crueldad. Al sadismos.
También se “domina” para sublimar los deseos insatisfechos por
miedo a una relación entre iguales.
Descargar

horney y fromm - WordPress.com