Hola, quiero
hablarte de …
¿CÓMO HACER COSAS
CON PALABRAS?
How to Do Things With Words?
(AUSTIN, UN FILÓSOFO DEL LENGUAJE)
Palabras para construir el presente
Palabras para repensar el pasado
Palabras para preparar el futuro
HACER COSAS CON PALABRAS.
PREPARAR UN REGALO
Personas
Carta
Acontecimientos
Descripción
Relato
Deseos
Imaginación
Mezclar
palabras (como
en un sueño)
Poema
ANTECOMIENZO
No detenerse.
Y cuando ya parezca
que has naufragado para siempre en los ciegos meandros
de la luz, beber aún en la desposesión oscura,
en donde sólo nace el sol radiante de la noche.
Pues también está escrito que el que sube
hacia ese sol no puede detenerse
y va de comienzo en comienzo
por comienzos que no tienen fin.
(José Ángel Valente)
Muerte en el olvido
Somos
Creativos
Yo sé que existo
porque tú me imaginas.
Tu pensamiento me hace inteligente,
y en tu sencilla ternura
yo soy también sencillo y bondadoso.
Pero, si tú me olvidas,
quedaré muerto sin que nadie lo sepa.
Verán viva mi carne,
pero será otro hombre,
oscuro, torpe, malo,
el que la habita.
(Ángel González)
con el
pensamiento,
TÚ ME IMAGINAS
Soy alto
porque tú me crees alto,
y limpio porque tú me miras
con buenos ojos,
con mirada limpia.
Construimos
con las emociones,
con el sentimiento,
con las palabras.
Escribimos para
alguien
(para nosotros y para
otros)
ODA A
LA SOLEDAD
José Ángel
Valente
Ah soledad,
Mi vieja y sola compañera,
Salud.
Escúchame tú ahora
Cuando el amor
Como por negra magia de la mano izquierda
Cayó desde su cielo,
Cada vez más radiante, igual que lluvia
De pájaros quemados, apaleado hasta el quebranto, y
quebrantaron
Al fin todos sus huesos,
Por una diosa adversa y amarilla
Y tú, oh alma,
Considera o medita cuántas veces
Hemos pecado en vano contra nadie
Y una vez más aquí fuimos juzgados,
Una vez más, oh dios, en el banquillo
De la infidelidad y las irreverencias.
Así pues, considera,
Considérate, oh alma,
Para que un día seas perdonada,
Mientras ahora escuchas impasible
O desasida al cabo
De tu mortal miseria
La caída infinita
De la sonata opus
Ciento veintiséis
De Mozart
Que apaga en tan insólita
Suspensión de los tiempos
La sucesiva imagen de tu culpa.
Ah soledad,
Mi soledad amiga, lávame,
como a quien nace, en tus aguas
australes
y pueda yo encontrarte,
descender de tu mano,
bajar en esta noche,
en esta noche séptuple del llanto,
los mismos siete círculos que guardan
en el centro del aire
tu recinto sellado.
Descargar

¿Cómo hacer cosas con palabras?