Phd. José Dario Herrera
HISTORIAS DE VIDA
Las historias de vida constituyen una metodología cualitativa en
el campo de las ciencias sociales, que permiten percibir las
relaciones existentes entre lo individual y lo colectivo. En este
sentido, las historias de vida permiten apreciar, a través de la
reconstrucción de la historia de un sujeto, los puntos de
inflexión a partir de los cuales esa misma historia ha tomado
forma en la trama de diversos procesos sociales, culturales y
económicos.
VENTAJAS DE LAS HISTORIAS DE VIDA
I. Su gran valor se debe al hecho de que dan expresión a un gran
número de experiencias sociales diversas pero interconectadas
que, complementándose e iluminándose mutuamente crean un
todo que permite al investigador entenderlas, analizarlas y
verificarlas mucho mejor que si encontrara frente a un
cuestionario, una entrevista o una carta. (Gutiérrez: 1998)
II. Las historias de vida ayudan a reconstruir historias de lo
diferente, a reconocer las identidades que han tomado forma en
procesos al margen de los grandes relatos de dominación que han
enmarcado los procesos colectivos. La historia de vida como
herramienta metodológica recalca un sentido político al afirmar
que existen historias que vale la pena recordar, que deben ser
rescatadas del olvido. (Herrera: 2007)
III. El mayor valor del uso de esta técnica es que nos da la
lógica interna de los procesos, como la gente visualiza,
internaliza y se incorpora a los mismos, desde el campo de la
diversidad de las individualidades. (Massolo: 1998)
IV. El valor de la historia de vida radica en que para la gente
que las inspira, para la gente que nos cuenta la historia, que nos
concede las entrevistas, que nos da la información, se trata de
un espejo reestructurante, y nada produce más conciencia que
verse tal cuál se es. Es la toma de conciencia por parte de la
gente inmediata, y también por parte del investigador. (Molano:
1998)
ALGUNAS CRÍTICAS A LAS HISTORIAS DE VIDA (Herrera:
2007)
1. El lugar de la memoria en la reconstrucción de los procesos
históricos.
“En la historia de vida estaría actuando la interpretación del
sujeto y no la descripción de hechos sociales o históricos; por
ello, la historia de vida debería analizarse como un
documento literario, no como un documento histórico.”
Respuesta: La H.V puede ser utilizada como un documento para
la reconstrucción de los hechos si es contrastada con otras
fuentes y con otras clases de documentos; además, la
contrastación de las fuentes orales puede dar lugar al
descubrimiento de diversas fuentes que de otra manera
pasarían inadvertidas.
2. La objetividad del relato en el contexto de una entrevista.
“La historia de vida, al emerger en un contexto de entrevista, está
influenciada por la subjetividad del investigador y por la posición
que ocupa frente al entrevistado”.
Respuesta: Las ciencias sociales reconocen hoy el papel que juega
la subjetividad en el trabajo científico, pero a su vez, ellas
disponen de elementos metodológicos y teóricos a partir de los
cuales, pueden dar consistencia al material que se produce. Se
trata, no tanto de producir un material puramente objetivo, como
de explicitar el contexto y la “situación de entrevista”.
3. Generalización de los resultados
“El conocimiento que se produce a partir de las historias de vida
no es un conocimiento generalizable, pues las historias de vida no
responden a criterios de representatividad estadística”.
Respuesta: Se acepta que las historias de vida pueden ofrecer
resultados con cierto nivel de generalidad (referida a un fenómeno
social), sin que se excluya lo diferente y lo particular.
Si la historia de vida se usa en el contexto de un estudio de caso,
la generalidad estadística es reemplazada por la generalidad
teórica.
Modelos de análisis de las historias de vida (De
Coninck y Godard: 1998)
• El modelo de análisis arqueológico: Establece cuáles
son los puntos nodales en la historia del sujeto a
partir de los cuales se desprenden los elementos
esenciales de su relato. En este modelo se busca el
punto fundante que determina la historia de un sujeto,
en el cual convergen distintas causalidades y que, a
su vez, determina las que vienen en el futuro.
2. El modelo de análisis de trayectorias: busca describir
los recorridos que realizan los agentes sociales en el
contexto de un espacio social determinado. Este modelo
presta atención a las conexiones causales a partir de las
cuales se puede comprender la transición entre un estado
de desarrollo anterior y un estado de desarrollo posterior
de un proceso social.
3. El modelo de análisis estructural: Busca identificar
las lógicas colectivas y las temporalidades globales que
determinan los trayectos individuales de los actores
sociales. Este modelo de análisis utiliza las
experiencias subjetivas como “puerta de entrada” a
fenómenos objetivos y presenta las historias de vida
como el soporte de contextos y dinámicas externas.
Bibliografía citada:
Herrera, Darío y Garzón, Juan. (2007): Las historias de vida como método de
investigación. Bogotá. CINDE.
Santamarina, Cristina y Marinas, José Miguel. (1999): “Historias de vida e
historia oral”. En: Métodos y técnicas cualitativas de investigación en
ciencias sociales. Delgado y Gutiérrez (Compiladotes). Madrid: Síntesis.
Zamudio y otros (eds) (1998): Los usos de la historia de vida en las ciencias
sociales. Bogotá, Universidad Externado de Colombia.
Del libro anterior:
Molano, Alfredo: “Mi historia de vida con las historias de vida”.
De Coninck, Frederic; Godard, Francis: “El enfoque biográfico a prueba de
interpretaciones. Formas temporales de la causalidad.”
Gutiérrez, Francisco: “Historias de vida. Notas acerca de la tradición polaca.”
Massolo, Alejandra: “Testimonio autobiográfico femenino: un camino de
conocimiento de las mujeres y los movimientos urbanos en México.”
Descargar

historias-de-vida-3