Vulneración de los
derechos humanos por
hacinamiento en el
Establecimiento
Penitenciario y Carcelario
Bellavista
Jairo Herrán Vargas
Personero de Medellín
Temas
Concepto
jurídico sobre la obligatoriedad
que le compete al Municipio de Medellín con
la existencia de una cárcel municipal para
sus sindicados.
Situación
de vulneración de los derechos
humanos generada como consecuencia del
hacinamiento
en
el
Establecimiento
Carcelario y Penitenciario Bellavista.
Concepto jurídico sobre la
obligatoriedad que le compete al
Municipio de Medellín con la
existencia de una cárcel municipal
para sus sindicados.
MARCO LEGAL
 Constitución Política: Artículo 29
 Pacto Internacional de los Derechos
Civiles y
Políticos: Articulo 10, literal a, numeral 2o.
 Convención
Americana de Derechos Humanos:
Artículo 5, numeral 4o.
 Código
Penitenciario y Carcelario (Ley 65 de
1993): Artículos 16, 17, 19, 21 y 22.
 Sentencia T – 153 de 1998
 Ley 715 de 2001: Artículo 76, numeral 76.6.
Inciso 1º del artículo 16 del Código Penitenciario y
Carcelario (Ley 65 de 1993)
LOS ESTABLECIMIENTOS DE RECLUSIÓN DEL ORDEN
NACIONAL SERÁN CREADOS, FUSIONADOS, SUPRIMIDOS,
DIRIGIDOS Y ADMINISTRADOS, SOSTENIDOS Y VIGILADOS
POR
EL
INSTITUTO
NACIONAL
PENITENCIARIO
Y
CARCELARIO. El mismo Instituto determinará los lugares donde
funcionarán estos establecimientos.
Inciso 1º del artículo 22 del Código Penitenciario y
Carcelario (Ley 65 de 1993)
LAS PENITENCIARIAS SON ESTABLECIMIENTOS DESTINADOS
A LA RECLUSIÓN DE CONDENADOS Y EN LAS CUALES SE
EJECUTA LA PENA DE PRISIÓN, mediante un sistema gradual y
progresivo para el tratamiento de los internos.
Inciso 1º del artículo 17 del Código Penitenciario y
Carcelario (Ley 65 de 1993)
Corresponde a los departamentos, municipios, áreas metropolitanas
y al Distrito Capital de Santa Fé de Bogotá, LA CREACIÓN, FUSIÓN
O
SUPRESIÓN,
DIRECCIÓN,
Y
ORGANIZACIÓN,
ADMINISTRACIÓN, SOSTENIMIENTO Y VIGILANCIA DE LAS
CÁRCELES
PARA
LAS
PERSONAS
DETENIDAS
PREVENTIVAMENTE y condenadas por contravenciones que
impliquen privación de la libertad, por orden de autoridad policiva.
Inciso 1º del artículo 21 del Código Penitenciario y
Carcelario (Ley 65 de 1993)
SON CÁRCELES LOS ESTABLECIMIENTOS DE DETENCIÓN
PREVENTIVA, PREVISTOS EXCLUSIVAMENTE PARA LA
RETENCIÓN Y VIGILANCIA DE SINDICADOS.
CONCLUSIONES PARCIALES DE LOS ARTÍCULOS
16, 17, 21 Y 22 DEL CÓDIGO PENITENCIARIO Y
CARCELARIO
PENITENCIARIAS: Establecimientos de reclusión del orden
nacional, exclusivos para condenados. Responsabilidad del
Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC)
CÁRCELES: Establecimientos de reclusión exclusivos para
sindicados. Responsabilidad de los departamentos, los
municipios, las áreas metropolitanas y el distrito capital de
Bogotá.
No obstante, en el artículo 19 del Código Penitenciario y
Carcelario, al consagrar la solución para los departamentos
o municipios que carezcan de sus respectivas cárceles,
PERMITIÓ LA PRESENCIA DE SINDICADOS EN
PENITENCIARIAS Y DE CONDENADOS EN CÁRCELES,
ya que autorizó que aquellos contraten con el Instituto
Nacional Penitenciario y Carcelario (INPEC), el recibo de
sus presos, siempre y cuando paguen los servicios y
remuneraciones establecidas allí. Igualmente, aprobó la
operación a la inversa, es decir, permitió a las cárceles
municipales recibir presos nacionales.
Inciso 1º y parágrafo del artículo 19 del Código
Penitenciario y Carcelario (Ley 65 de 1993)
LOS DEPARTAMENTOS O MUNICIPIOS QUE
CAREZCAN DE SUS RESPECTIVAS CÁRCELES,
PODRÁN CONTRATAR CON EL INSTITUTO
NACIONAL PENITENCIARIO Y CARCELARIO, EL
RECIBO DE SUS PRESOS mediante el acuerdo que
se consagrará en las cláusulas contractuales (…)
PARÁGRAFO. LAS CÁRCELES MUNICIPALES
PODRÁN RECIBIR PRESOS NACIONALES EN LAS
MISMAS CONDICIONES EN QUE LOS CENTROS
DE RECLUSIÓN NACIONALES RECIBEN PRESOS
MUNICIPALES.
SENTENCIA T-153 DE 1998
“El principio de la presunción de
inocencia exige que la detención
preventiva se aplique únicamente como
medida extrema y a mantener separados a
los sindicados de los condenados”
SENTENCIA T-153 DE 1998
El máximo tribunal constitucional, resaltó que
el problema de la infraestructura carcelaria en
el país no es solamente de las entidades
nacionales, por lo que ordenó a los
gobernadores y los alcaldes, y a los miembros
de las Asambleas Departamentales y de los
Concejos Distritales y Municipales dar
“cumplimiento estricto a lo establecido por el
artículo 17 del mencionado Código
Penitenciario y Carcelario”.
Artículo 76, numeral 76.6 de la Ley 715 de
2001
LOS MUNICIPIOS en coordinación con el
Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario,
INPEC, PODRÁN apoyar la creación, fusión o
supresión,
dirección,
organización,
administración, sostenimiento y vigilancia de las
cárceles
para
las
personas
detenidas
preventivamente
y
condenadas
por
contravenciones que impliquen privación de la
libertad
CONCLUSIÓN
A pesar de la orden contenida en la sentencia
T-159 de 1998, YA NO ES OBLIGACIÓN DEL
MUNICIPIO DE MEDELLÍN CONTAR CON
UNA CÁRCEL MUNICIPAL PARA SUS
SINDICADOS, en virtud de lo consagrado en
el numeral 76.6. del artículo 76 de la Ley 715
de 2001.
Situación de vulneración de los
derechos humanos generada como
consecuencia del hacinamiento en el
Establecimiento Carcelario y
Penitenciario Bellavista.
SITUACIÓN DE LOS DERECHOS HUMANOS – HACINAMIENTO
Se entiende por hacinamiento o congestión carcelaria, la
ocupación de un espacio por un número de individuos que
excede la capacidad funcional del mismo.
En la cárcel de Bellavista este fenómeno es más agudo y se
percibe claramente, pues el establecimiento fue construido
en el año 1976 para alojar máximo a 2213 internos y
actualmente, 32 años después de su construcción, alberga
aproximadamente 4850 internos; lo que refleja que la
capacidad locativa instalada se quedó muy corta para el
número de internos que hoy la habitan. (Información
suministrada por la Dirección de Bellavista – Oficina de
Control).
NÚMERO DE INTERNOS POR PATIO
PATIO 1
PATIO 2
PATIO 4
PATIO 5
PATIO 8
PATIO 9
PATIO 10
PATIO 11
PATIO 12
PATIO 16
SANIDAD
RESEÑA
GRANJAS
AISLAMIENTO
TOTAL INTERNOS A
JUNIO 18 DE 2008
204
1098
1081
1149
837
12
36
123
29
170
3
6
44
3
4795
HACINAMIENTO EN LA CÁRCEL BELLAVISTA
4.481
202%
4.544
205%
4.612
208%
4.763
215%
4.823
218%
4.827
218%
Capacidad máxima 2.213
ENERO
FEBRERO
MARZO
ABRIL
MAYO
JUNIO19 DE
2008
Aspectos generales
•Deterioro general del edificio
•La falta de mobiliario básico
•Precariedad de los servicios sanitarios
•Poca atención en salud
•Congestión carcelaria provoca un “rozamiento”
permanente entre las personas detenidas
•Malestar y discordia por el uso de los escasos
recursos (por ejemplo: baños, teléfono y lugares para
dormir)
Aspectos generales
•Muchos de los internos tienen que dormir en los baños
o en el piso, incluso, soportando la caída de goteras
•Quienes no tienen dinero para acceder a un
“cambuche” o al menos a un espacio con algo de
privacidad, les toca acudir al llamado “stándar”, cuya
área es de dos (2) baldosas de ancho por seis (6) de
largo
•No se cuenta con un sistema reestructurado de aguas
negras, por cada 17 internos aproximadamente hay un
sanitario y una ducha
HACINAMIENTO CÁRCEL BELLAVISTA
Imágenes
HACINAMIENTO CÁRCEL BELLAVISTA
Imágenes
HACINAMIENTO CÁRCEL BELLAVISTA
Imágenes
ESTADO DE LOS SERVICIOS SANITARIOS
DE LA CÁRCEL BELLAVISTA
Imágenes
Recomendaciones
•Comenzar a abordar la crisis carcelaria en forma
integral. Lo que permite dar un paso cualitativo hacia la
generación de planes y programas orientados a lograr
cambios programáticos en la prevención del delito y la
respuesta a las conductas consideradas delictivas.
•Conformar una veeduría interinstitucional, a fin de
observar el cumplimiento del convenio interadministrativo
No.28-45000574 de 2004 celebrado entre el Municipio de
Medellín y el Instituto Nacional Penitenciario y Carcelario
(INPEC); verificando que en el nuevo centro de reclusión
que se está construyendo en Medellín se separe a los
internos por categorías (sindicados de condenados, baja,
mediana y alta seguridad).
Recomendaciones
•Cooperar con las instituciones gubernamentales, la
Defensoría del Pueblo, la Procuraduría General de la
Nación, las organizaciones de la sociedad civil, y los
organismos internacionales para avanzar de forma
propositiva y coordinada en el mejoramiento del sistema
penitenciario y carcelario del país.
•Todos somos concientes de que la crisis carcelaria no
depende solamente de quienes administran la prisión.
Una serie de factores inciden en la problemática. Entre
estos está la ausencia de una política criminal que
aborde mejor las circunstancias que tienden a producir
diferentes formas de la criminalidad.
Recomendaciones
•Fomentar que los jueces otorguen la libertad condicional
a todos los condenados a penas privativas de la libertad
superiores a tres años, cuando habiendo cumplido las
3/5 partes de la condena, hayan mantenido buena
conducta; puesto que, los internos señalan que se les
niega de manera sistemática dichas solicitudes,
amparándose en el argumento de que el interno requiere
mayor tratamiento penitenciario.
Descargar

Estado de las investigaciones penales