EL RETRASO MENTAL
DEFINICIÓN
El retraso mental hace referencia a limitaciones
substanciales en el desenvolvimiento corriente. Se
caracteriza por un funcionamiento intelectual
significativamente inferior a la media, junto con
limitaciones asociadas en dos o más de las siguientes
áreas de habilidades adaptativas: comunicación,
cuidado personal, vida en el hogar, habilidades
sociales, utilización de la comunidad, autogobierno,
salud y seguridad, habilidades académicas
funcionales, ocio y trabajo. Se origina durante el
periodo de desarrollo antes de los dieciocho años.
ETIOLOGÍA
El retraso mental es el trastorno más
frecuente del desarrollo, ya que afecta a
aproximadamente un 1% de la población
general.
El retraso mental se debe a muchas
causas diferentes, aunque en ocasiones
no se identifica una evidente.
CARACTERÍSTICAS
GENERALES.
1. Características del funcionamiento cognitivo.
- Déficit cognitivo
- Desequilibrio en la estructuración e
integración de estímulos sensoriales.
- Alteraciones en ciertas formas de
razonamiento mental como: comprensión
simbólica, captación de relaciones espaciotiempo. Elaboración de pensamiento
abstracto.
a)
Atención
- Déficit atencional.
- Menor amplitud atencional
b) Memoria
- Déficit en memoria a corto plazo y
memoria a largo plazo
c)
Metacognición
- Dificultades metacognitivas, sobre todo en la generalización
de estrategias a nuevas situaciones de aprendizaje y otras
tareas.
d)
Razonamiento
- Dificultades en la solución de problemas. Dificultades para
abstraer, representar hechos mentalmente: Pensamiento
concreto.
2 Características del lenguaje y la comunicación.
La edad lingüística es inferior a la edad cronológica y
menor que la edad mental.
-
El lenguaje aparece más tardíamente cuanto mayor es
el grado de retraso.
Pobre estructuración de la frase
Vocabulario reducido.
Frecuentes errores articulatorios y alteraciones de
palabras.
Insuficiencia comprensión lingüística
Expresión, su nivel es muy variable desde no presentar
expresión verbal a una jerga difícil de entender por no
familiares o normalizada. Se apoyan en gestos.
3 Características de la personalidad.
a) Alta expectativa de fracaso
b) Autoconcepto bajo
c) Motivación intrínseca reducida
d) Indefensión aprendida elevada
e) Sobredependencia
f) Respuestas inadecuadas.
4 Características de aprendizaje de personas con
Retraso Mental.
Aprenden con menos rapidez que personas
de su misma edad cronológica.
Las personas con Retraso Mental, son igual
de competentes en algunas tareas de
aprendizaje ( aprendizaje imitativo,...) que las
personas de igual Edad Mental
Dificultades de aprendizaje en actividades
que implican atención, memoria, razonamiento y
menos en actividades manipulativas.
Menor motivación hacia el éxito
-
CLASIFICACIÓN DE LA
DEFICIENCIA MENTAL
Retraso Mental Límite:
Retraso Mental Ligero:
Retraso Mental Moderado:
Retraso Mental Severo:
Retraso Mental Profundo:
C.I. 70-85
C.I. 50-69
C.I. 35-49
C.I. 20-34
C.I.<20
El Retraso Mental Límite
- Son educables
- Operaciones concretas más complejas.
- Tienen retraso en todas las áreas, pero tiene
normalidad con apoyo.
- Suelen venir de ambientes socioculturales
deprimidos.
El Retraso Mental Ligero
Periodo de las operaciones concretas, simples.
- Desarrollo cognoscitivo: poseen lenguaje, pero
no razonamientos verbales. Presentan más
concentración, tienen dificultades en los
procesos cognitivos de inducción, análisis y
síntesis.
- En el desarrollo perceptivo- motriz tienen un
retraso mínimo, son autónomos.
- Afectivo social: ya tiene responsabilidad y
habilidad social.
El Retraso Mental Moderado
Se sitúan en el periodo preoperacional.
- Desarrollo cognoscitivo: dificultad de expresión
oral y convencionalismos sociales, tiene
lenguaje concreto pero como ya tiene una
atención puede automatizar la lectura y el
cálculo.
- Desarrollo psicomotriz: posee autocuidado,
control y coordinación.
- Afectivo social: tiene habilidades presociales.
Pueden tener trabajos repetitivos.
El Retraso Mental Severo
Estaría situado en el estadio preconceptual.
- Desarrollo cognoscitivo: desarrollo del
lenguaje muy pobre, labilidad en la
atención.
- Dentro del desarrollo psicomotriz:
autocuidado básico, con desorientación
espacio temporal, sólo coordinan la
psicomotricidad gruesa.
- Afectivo social: comportamiento imitativo,
inestabilidad, son egocéntricos.
El Retraso Mental Profundo.
- En el desarrollo cognoscitivo: poseerá un
mínimo de vocabulario y utilizará casi siempre
un lenguaje gestual.
- Dentro del desarrollo psicomotriz: no controla los
esfínteres, continuamente vómitos, no siempre
pueden masticar y no puede autocuidarse.
- Dentro del desarrollo afectivo- social tiene
labilidad emocional.
- Estaría en el periodo sensorio-motriz
Podemos clasificar las causas en dos
grandes bloques de factores:
1.- FACTORES PREDISPONENTES
2.- FACTORES DETERMINANTES
1.- FACTORES PREDISPONENTES:
Edad de los padres
Consanguinidad
Padres portadores de
anomalías
cromosómicas
compensadas
Factores sociales,
económicos y
culturales
Factores nutricionales
Sexo: Hay más niños
que niñas deficientes,
hay un 45 % de niñas
y un 55% de niños
2.- FACTORES DETERMINANTES:
Deficiencia mental producida por infecciones:
Las infecciones con repercusión cerebral pueden darse:
 Nivel prenatal:
Rubéola
Toxoplasmosis
Sífilis
- Nivel postnatal:
• Meningitis
• Hemiplejia febril aguda
• Encefalopatías en el curso de enfermedades
infecciosas.
Deficiencia mental debida a agentes tóxicos
Deficiencia mental debida a traumatismos:
Pueden ser traumatismos físicos o psíquicos.
- Prenatales: Pueden ser radiaciones o
abortos sin éxito.
- Neonatales: Traumatismos que vienen
dados por anoxia (falta de oxígeno en el
cerebro) o por hemorragia.
- Postnatales: Pueden ser por fallo cardíaco
después del parto o por traumas cerebrales
posparto.
Deficiencia mental debida a trastornos
metabólicos:
Debido a los lípidos o hidratos de carbono.
Deficiencia mental debida a errores
cromosómicos:
- Anomalías autosomopáticas: Síndrome de Down
(trisomía del cromosoma 21), síndrome de Patau,
Edwards.
 Anomalías gonosomopáticas:
Síndrome de Turner, Kinefelter.
 Mixtas
Deficiencia mental debida a neoformación: Un
tumor en el SNC.
Deficiencia mental debida a influencias
prenatales desconocidas
Deficiencia mental debida desconocida con
signos neurológicos:
Relacionada con trastornos de la personalidad y psicosis.
Deficiencia mental por más de una de las
causas vistas
EVALUACIÓN
1. Historia Clínica
2. Examen Físico
3. Examen Neurológico
4. Técnicas utilizadas


Entrevista a los familiares
Observación directa
5. Pruebas estandarizadas:
Evaluación del nivel intelectual

Las escalas de Wechsler
WPPSI para niños de cuatro a seis años y medio
WISC para niños entre cinco y quince años y once
meses.
WAIS-R es un test de elección para personas de
dieciséis años o más.

Escalas de Stanford – Binet
Instrumentos de evaluación del lenguaje


Test de vocabulario en imágenes Peabody (TVIP).
ITPA (Test Illinois de Aptitudes Psicolingüísticas).
Evaluación del comportamiento adaptativo





Escala de Madurez Social de Vineland
ICAP
Escala para conducta/comportamiento adaptativa
(AAMD).
Escala de conducta adaptativa de Nishira
Escala de desarrollo psico-social de Zazzo-Hurtig
Psicomotricidad:


Pruebas de psicomotricidad de Picq y Vayer
Escala de desarrollo motor de Ozeretski.
Con respecto a la escuela, estos son los
aspectos a evaluar:
Historia de aprendizaje.
Nivel de competencia curricular.
Estilo de aprendizaje.
Variables individuales.
Variables sociales
6. Examen Psiquiátrico
TRATAMIENTO
USO DE FÁRMACOS
Los fármacos deben estar controlados por profesionales
expertos tanto en el RM como en el uso de psicofármacos. Las
pautas de tratamiento casi siempre son largas, lo cual implica
que se debe tener mucho respeto a la prescripción de un
psicofármaco, sin que ello represente una actitud excesivamente
conservadora que impida acceder a los posibles beneficios
terapéuticos.
No es raro hallar pacientes que llevan años con una
medicación cuya indicación es más que dudosa. También se
observa un uso excesivo de las benzodiacepinas por ser el
‘tranquilizante’ más conocido por parte de generalistas cuya
práctica no está orientada hacia el campo de la conducta.
La medicación debe estar integrada en una estrategia global
encaminada hacia unos objetivos realistas basados en una
previsión de futuro. Por tanto, debe ser una acción coordinada
con otros profesionales desde las distintas vertientes que
intervienen (fisioterapeutas, logopedas, educadores, etc.).
Cada fármaco que se prescribe debe ir dirigido a un síntoma o
síntomas concretos, cuya evolución pueda seguirse con el fin
de poder valorar la respuesta. Para determinar ésta, debe
contarse con un método, individualizado en cada paciente. No
siempre la apreciación de los padres refleja la respuesta real.
En la medida de lo posible se deben utilizar escalas que
reflejen la opinión de los padres, educadores
y terapeutas.
Todo fármaco debe introducirse lentamente (unos más que
otros), y también retirarse lentamente. Se ha de ajustar el
medicamento a la mínima dosis necesaria hasta obtener una
respuesta razonable. No se debe considerar la acción de un
fármaco como un fracaso si no se ha incrementado la dosis
dentro de los límites admitidos hasta obtener o descartar una
respuesta positiva. Tampoco se debe interrumpir su
administración por el simple hecho de la aparición de efectos
secundarios al inicio, puesto que muchas veces desaparecen
con la continuación del tratamiento. Determinados síndromes
muestran respuestas peculiares (favorables y desfavorables) a
ciertos fármacos, que deben conocerse.
EL TRATAMIENTO RESIDENCIAL FRENTE A
LA VIDA EN EL HOGAR.
Mantener a estos niños y adolescentes en sus hogares,
frecuentemente, aumenta los problemas de conducta original.
A menudo, la vida en un hogar corriente y las condiciones
escolares normales pueden resultar frustrantes para el niño,
que no es capaz ni siquiera de aproximarse a la ejecución
corriente de su grupo de edad. Además, los padres proyectan
gran ansiedad hacia el niño o adolescente deficiente.
Con frecuencia, el deficiente mental desarrolla, de pequeño
en el hogar, resentimientos durante un cierto periodo de
tiempo, estos después de expresan con crisis agresivas
ocasionales.
Por lo tanto, el deficiente vive descontento consigo mismo,
siempre en conflicto entre su bajo rendimiento y las altas
expectativas de su familia y la sociedad. Por todo ello, se
comprende la necesidad de intentar evitarle frustraciones o
situaciones dolorosas, evitando así la formación de síntomas.
Los padres a menudo piden recibir formación, para hacer
exactamente lo que hace el educador especial y así ser capaces
de tener al niño en el hogar, otorgándole en casa los beneficios
escolares. Pero ellos, los padres, no pueden modificar las
emociones y el niño reacciona más a las emociones que a las
palabras.
Cuando un deficiente mental llega a un centro, el paso más
importante es ayudarle a que se sienta incluso mejor que en su
casa. Los padres verán al niño con frecuencia en las primeras
semanas para ayudarlo al cambio, hasta que el deficiente
acepte nuevas figuras protectoras y objetos de amor y de
identificación.
EL TRATAMIENTO EN RESIDENCIAS.
La meta con estos niños y adolescentes es ayudarlos
en su crecimiento, en algo que todavía no han llegado
a ser. El tratamiento, comporta tomar en
consideración las medidas que van orientadas a los
siguientes objetivos:
 mejorar la calidad de vida del paciente y la familia;
 favorecer la integración social;
 desarrollar habilidades útiles
 prevenir el deterioro cognitivo.
La juventud que esta en tratamiento en Centros
residenciales específicos, necesita un medio
ambiente, con grandes áreas para juegos y deportes.
Los deficientes mentales con trastornos emocionales
deben ser considerados como estudiantes no como
pacientes. Los dormitorios de las residencias deben
ser cuartos tipo hogar y la atmósfera tipo comunidad
y no hospitalaria. La psicoterapia es esencial y forma
parte integral de los programas. Los adolescentes
necesitan programas integrados que ofrezcan
oportunidades de crecimiento en cinco áreas: física,
social, emocional, intelectual y espiritual.
Con los jóvenes, cada nueva habilidad adquirida, cada éxito
obtenido en la lectura, escritura, cálculo, deporte, etc., es un
paso más hacia la madurez, hacia el desarrollo del ego. Un
programa psicoeducativo, diseñado individualmente al interior
de un grupo, es en si mismo una terapia, aumenta el contacto
con la realidad y edifica el auto-control y la confianza básica
en si mismo. Para que un programa de tratamiento sea eficaz
es esencial que el educador este capacitado para trabajar con
esta categoría de jóvenes, capaz de responder terapéuticamente
a las reacciones de éstos hacia él mismo. El trabajo
psicopedagógico debe aplicarse en forma de enseñanza
individualizada, en pequeños grupos, y en grupos mas grandes,
el tiempo que cada joven invierta en cada una de estas tres
modalidades dependerá de las necesidades individuales que
tenga.
El tratamiento residencial-integral no es la única
alternativa en el tratamiento de la deficiencia mental, sino
que mas bien es la última alternativa a aplicar, cuando la
comunidad no puede ya hacer frente a los excesivos
trastornos que presenta el DM.
Estos no significa que el DM tenga que vivir siempre fuera
de su hogar, sino que todo lo contrario; debe salir al hogar
en forma continua durante todo el tiempo que dure el
tratamiento residencial, y al finalizar dicho tratamiento el
DM debe ser re-integrado a su familia.
Parte del equipo interdisciplinario son los padres, ellos
deben estar implicados en el tratamiento que ofrecen las
instituciones a sus hijos.
RECOMENDACIONES
A la hora de realizar un Programa de Atención al niño con
retraso mental debemos tomar en cuenta:
- Las dificultades de aprendizaje deben atribuirse, no a su
déficit, sino a la interacción entre sus características, los
factores sociales, ambientales y a las características de la
escolarización.
- Para lograr una buena integración es imprescindible la ayuda
de profesionales de la educación y psicólogos.
- Más que lograr la adquisición de conocimientos, hay que
ayudar a los niños a adquirir habilidades de competencia
social, adquisición de autonomía e independencia personal.
- Tomar en cuenta dos aspectos: la flexibilidad de los que le
rodean y respetar el proyecto de vida de cada niño.
Ayuda en las destrezas adaptativas:
Comunicación con los demás.
Necesidades personales.
Vivir en casa.
Destrezas sociales.
Salud y seguridad.
Lectura, escritura y matemática básica.
Destrezas necesarias en su lugar de trabajo.
CONSEJOS PARA PADRES:
-
Aprender lo posible sobre el retraso mental.
Animar al niño a ser independiente.
Proporcionarle tareas.
Averiguar cuáles son las destrezas que está aprendiendo en la
escuela.
- Buscar oportunidades en su entorno para realizar actividades
sociales.
- Hablar con otros padres.
- Reunirse con la escuela y desarrollar un plan educacional
conjunto.
CONSEJOS PARA MAESTROS:
-
Documentarse todo lo posible sobre el retraso mental.
Fijar objetivos realistas.
Averiguar las potencialidades e intereses del alumno.
Mantener el contacto con los especialistas de la escuela (PT,
AL).
Ser concreto.
Dividir tareas nuevas y más largas en pasos más pequeños.
Proporcionar comentarios inmediatos y retroalimentación
constante.
Enseñar destrezas de la vida diaria, destrezas sociales…
Trabajar junto con los padres del niño y el personal escolar.
Descargar

power_point_retraso_mental1