Gobernabilidad y liderazgo en la
construcción de convivencia.
Enfoque de la Red de Liderazgo en Educación
UNESCO OREALC
Alfredo Rojas Figueroa
Coordinador
Taller de Liderazgo y Convivencia Escolar
Fundación Paz Ciudadana. 7 octubre 2009
La Red de Liderazgo
• Desde 1998 capacita a directivos en los países de
América Latina en temas de liderazgo escolar
• En 2006 inicia el proyecto de Gobernabilidad y
Liderazgo para la Convivencia, en apoyo al Programa de
Escuelas Efectivas y Solidarias de El Salvador.
• Amplía su campo a la formación en liderazgo escolar a
todos los estamentos de las escuelas: dirigentes
estudiantiles, padres/madres, asistentes de la
educación, orientadores,
• El más reciente desarrollo está dirigido a la formación de
docentes en construcción de autoridad moral desde las
aulas.
Jóvenes y pandillas
En las ciudades, los barrios y las escuelas los/las jóvenes
son gregarios y se los encuentra agrupados…
1.
Grupos de amigos organizados desde lazos
parentales
2. Agrupaciones informales no parentales en las
escuelas y colegios.
3. Agrupaciones de “fans”. Tribus urbanas
4. Jóvenes pertenecientes a “barras bravas”
5. Pandillas barriales
6. Infiltración de organizaciones delincuenciales
Las situaciones indicadas con 5 y 6 constituyen un riesgo
para las instituciones escolares
•En países de Centroamérica y en México,
hay una fuerte presencia de
organizaciones delincuenciales que hacen
de los jóvenes la fuente de su membresía
y su clientela: la MS y la 18
•Ellas surgen inicialmente en los Estados
Unidos como pandillas de barrio, con un
fuerte sentido identitario
•Los jóvenes de origen latino y miembros
de maras y pandillas son expulsados por el
gobierno norteamericano, a principios de
los noventas. Se estima que solo en El
Salvador hay 45 mil “mareros”
• En otros países, como Brasil, existe presencia
de organizaciones criminales entre los jóvenes
• En los países del cono sur (Argentina, Chile) las
actividades delincuenciales realizadas por
adultos en sectores o barrios de la ciudad,
incluyen a los/las jóvenes.
• En Chile, la prensa ha destacado grupos
delincuenciales de adolescentes; éstos son
desertores escolares y NO tienen presencia en
las escuelas. Y si bien se encuentran pandillas
juveniles, éstas son manifestaciones barriales.
Instituciones escolares vulneradas
• En Centroamérica, las pandillas hacen de
la escuela parte de su territorio. En
ocasiones disputan por ella.
• Buscan:
– reclutas entre los estudiantes
– clientes: alumnos/as consumidores de
drogas; en especial cannabis
– Ingresos monetarios mediante la extorsión
Las pandillas delincuenciales en
Centroamérica
• Sus miembros hacen caso omiso de las leyes. No temen
ir a la cárceles (en algunos países también éstas forman
parte de su territorio).
• Su poder nace de:
– la capacidad de ejercer violencia de modo ilimitado, llegando a
la muerte y el terror
– Su disponibilidad de dinero y otros recursos (carros, armas)
– Disponibilidad y manejo de sustancias adictivas
– Protección ante otras pandillas
– Prestigio entre algunos sectores de la población juvenil (¿?)
– Dominan la calle y su cultura
Si bien su presencia en las
instituciones escolares es
minoritaria, sus efectos en términos
individuales, sociales y educativos
pueden ser juzgados de
“desastrosos”
Efectos
• Cambian las trayectorias de vida de aquéllos
estudiantes reclutados/adictos o violentados
• Impiden el cambio positivo de trayectorias de vida de
estudiantes de situaciones de pobreza
• Su presencia desprestigia a las escuelas, que ven
perder a sus mejores estudiantes (generalmente los
padres más preocupados por la educación se llevan a
sus hijos/hijas a otra escuela)
• Victimiza a estudiantes, pero también a docentes
• Desvirtúa el rol docente.
• Aleja a los docentes: ausentismo, falta de docentes en
las escuelas afectadas
En general, su presencia crea climas
institucionales caracterizados por la
violencia y el descontrol e impiden que las
instituciones escolares y que los docentes
ejerzan plenamente su labor
Profundiza la segmentación social y la
reproducción de la pobreza
Desafían a que las escuelas y
sus actores, las comunidades,
las autoridades educativas en
sus distintos niveles presenten
una respuesta articulada y
coherente
Fortaleciendo la capacidad institucional
de respuesta de las escuelas: su
territorio, su organización.
Las escuelas, “santuario” de paz
Ello requiere una mirada política a la
construcción de la convivencia
• La generación de convivencia pacífica, posiblemente sea el
eje, el centro, de la actividad política en democracia. Pues
se trata de:
– Construir una hegemonía cultural en favor de la paz
(parafraseando a Gabriela Mistral, “la paz nace primero y antes
que nada en las mentes y corazones de los seres humanos”)
– Consensuar reglas y normas de comportamiento que
favorezcan a la mayoría (actividad legislativa/formativa)
– Consensuar a quienes se otorga capacidades declarativas
por sobre los demás, a fin de mantener la paz haciendo valer las
reglas. En otras palabras, se constituyen autoridades (personas,
colectivos e instancias)
– Mantener la paz por la vía del cuidado de los otros, y de un
ejercicio adecuado de las normas o reglas y las sanciones o
premios a que este ejercicio da lugar, por parte de miembros e
instancias de la comunidad escolar a quienes se otorga
autoridad
En las escuelas:
Todos y todas requieren compartir enfoques y
miradas comunes en torno al tema (un lenguaje
común). Y asumir los mismos principios y
sistemas de preferencia (o valores). Y coordinarse
orgánicamente para reforzar su autoridad moral y
su efectividad
•
•
•
•
Los directivos
Los estudiantes
Los padres y las madres
Los orientadores, psicólogos, inspectores
y demás profesionales no docentes
• El personal administrativo y de servicio
(porteros, auxiliares)
A partir de los aprendizajes obtenidos en
Centroamérica y México y en la V Región de Chile,
la Red de Liderazgo de la UNESCO OREALC ha
venido desarrollando el Enfoque de Gobernabilidad
y Liderazgo para la Convivencia y el Logro.
Mediante un proceso de capacitación
integral de los diversos estamentos de las
escuelas y liceos y de su coordinación
orgánica:
• Centrado en desarrollar competencias de liderazgo
distribuido
• Dirigido a todos los miembros de la comunidad escolar:
– directores y directivos (e inspectores) y dirigentes
estudiantiles (talleres de 35 a 40 horas)
– docentes de aula (talleres de construcción de
autoridad moral, de 18 horas presencial y/o 6
lecciones en línea, conducidos por sus directores)
– Padres/ madres (talleres de 24 horas)
– Profesores jefes, orientadores, psicólogos (talleres de
8 horas)
– Personal no docente y de servicio (talleres de 8 horas)
Proceso destinado a fortalecer:
• la institucionalidad de la escuela y su capacidad
orgánica de dar respuesta a los temas de convivencia
• los procesos de elaboración de manuales o reglamentos
de convivencia
• las autoridades e instancias propias de la escuela y su
línea de mando
• coordinando y dándole sostenibilidad a los programas
de mediación, habilidades para la vida y otros
Desde un enfoque humanista, fundado en la
democracia y el respeto a los derechos humanos
de todos los miembros de la comunidad escolar
Tres competencias claves en el
liderazgo
1. ARTICULACIÓN VISIONARIA
2. CREACIÓN DE CONFIANZA Y
AUTOCONFIANZA
3. DISEÑO DE SITUACIONES EN LAS
QUE EMERGEN EMOCIONES Y
ESTADOS DE ÁNIMO
POSIBILITADORES DEL CAMBIO
Descargar

Escuelas y pandillas. Hacia una fenomenología de escuelas