Adriana Quintero
Psicóloga del ciclo 1
Carolina Villalba
Psicóloga de los ciclos 2 y 3
La independencia se empieza a establecer a
temprana edad y viene acompañada con la habilidad
de los niños de comprender el concepto de
responsabilidad. Este es el tiempo apropiado para que
los padres empiecen a enseñar responsabilidad y
autonomía a sus hijos.
El colegio es la primera gran empresa de la que
forma parte el niño, y allí hace frente a toda clase de
situaciones que ponen a prueba permanentemente las
herramientas socio-afectivas que el niño ha adquirido,
especialmente el proceso de autonomía e
independencia.
A continuación se brindan algunas sugerencias
para que los padres puedan fomentar la
responsabilidad y la independencia en sus hijos.
“Hay que tener en cuenta que la actitud de los
padres es determinante”
 Permita que sus hijos hagan las cosas por sí
mismo: Aún los niños más pequeños muestran
interés en hacer cosas por si solos. Ustedes
pueden fomentar independencia permitiendo
que sus hijos hagan las cosas en cuanto
muestren el interés. Actividades como bañarse,
vestirse, comer e ir al baño son actividades que
los niños desde preescolar están en capacidad
de realizar autónomamente.
 Ayude a sus hijos a tomar decisiones: Pueden
ayudar a sus hijos a tomar decisiones desde
pequeños. Empiece con algo fácil como darles la
opción de escoger la ropa que se van a poner.
Conforme los niños crecen, se puede continuar
ayudándoles a tomar decisiones más complejas.
 Aprenda a modelar responsabilidad e independencia: Los niños aprenden
observando a sus padres. Una de las mejores formas en que ustedes
pueden enseñar a los niños a comportarse de manera responsable e
independiente es poniendo el buen ejemplo. Deben permitir que sus hijos
los observen tomando decisiones sin vacilar y haciéndose cargo de sus
responsabilidades de forma apropiada.
 Ayude y guíe a sus hijos a resolver sus propios problemas: se debe
enseñar estrategias para resolver problemas desde que los niños están
pequeños, teniendo especial cuidado en no caer en el error de resolver los
problemas por ellos.
 Ayude a sus hijos a tomar riesgos: Tomando riesgos requiere enfrentarse
a la posibilidad de fracasar. Muchos padres tratan de proteger a sus niños
de la decepción y el fracaso. Pero se cae en un grave error. Los niños
necesitan riesgos para madurar. También tienen que sentir el fracaso para
poder aprender cómo lidiar con él.
 Proporcione la disciplina adecuada: Los niños necesitan estructura en sus
vidas para sentirse seguros. Una disciplina y sistema de autoridad
apropiados proporcionan estructura. Normas claras y adecuados hábitos
conforman un ambiente estructurado y por consiguiente el niño aprende
cómo comportarse de manera responsable e independiente.
 Dele responsabilidades a sus hijos: La mayoría de los niños quieren
ayudar a sus padres y quieren sentir que los padres los necesitan. Una de
las mejores formas para que los niños aprendan a comportarse
responsablemente es dándoles responsabilidades.
Los padres pueden dar a sus hijos responsabilidades en forma de tareas
asegurándose de que las tareas estén de acuerdo con la capacidad de los
niños. Igualmente debe darse tiempo de mostrar a sus hijos como hacer
las tareas de manera apropiada. Se debe recordar, sin embargo, que la
manera en que los niños cumplen con las tareas no es tan importante
como lo que aprenden sobre la responsabilidad.
Descargar

HABITOS E INDEPENDENCIA