Departamento de los Ministerios del Niño
División Sudamericana
¿Qué contenido quiero
enseñar? Esta pregunta
señalará el blanco – aquello
que quiero que los alumnos
aprendan.
•¿De qué tipos de
lecciones se
acuerda?
•¿Cuáles son las
clases que causaron
impacto en su vida?
Trabaje con el factor
“Amistad”
82% de las personas creen: quien salva a la
persona es ella misma.
66% No existe verdad absoluta, todo es relativo.
63% Incapaces de nombrar los 4 evangelios.
58% No saben ni la mitad de los 10 Mandamientos.
58% No sabían que fue Jesús quien predicó el
Sermón del Monte
Howard hendricks, Living by the Book
•El síndrome de la
clase previsible.
•¿Qué será que
acontecerá hoy?
La oportunidad de
conquistar amistades
para una vida entera.
Admitir que no
sabemos todo, no es
señal de flaqueza.
Enseñar la Biblia a los
niños y mantenerlos
despiertos, es un desafío
que exige creatividad.
Crear un ambiente
donde los niños puedan
aprender de manera
divertida.
Enseñar la fe necesita
ser algo interesante.
Dé siempre un
espacio para la
auto evaluación.
Las posibilidades son
muchas.
Usted puede sacar de las
experiencias diarias.
Abrir una ventana de
servicio cristiano,
dinamiza la
enseñanza. Es una
experiencia para
toda la vida
Siempre hay en la
iglesia una variedad de
profesionales que
pueden compartir alguna
experiencia.
Los niños aprenden de
diferentes formas.
A veces un cambio
es la receta para el
éxito.
Hay ventajas en
tener una clase
pequeña.
Son pequeñas cosas
que hacemos que nos
vuelve un ejemplo
para los otros.
La eficiencia está
unida al descanso.
Demostrar cariño
hace toda la
diferencia.
•Organizar debates
•Película
•Una frase
•Un asunto actual
•Asistir un juicio
Un fracaso no es fatal,
pero el desánimo
puede ser.
La mejor cosa que un
maestro puede hacer por
sus alumnos es creer en el
potencial de ellos.
Se aprende mejor una
fe positiva en el
contexto del
compromiso y del
servicio.
Una sala orientada para
una discusión abierta
tiene mejor resultado.
Un nombre diferente
puede traer energía a
su clase.
(Para primarios e
Intermediarios)
“Discutir más y
discurrir menos”.
Variando nuestro
abordaje y estilo de
enseñanza podemos
alcanzar más alumnos
Puede ser algo
simple como
llevar la clase a
un hospital
Visitar un cementerio
sería perfecto para
estudiar la lección
sobre la vida eterna.
• Combate el desinterés.
• Aprenden más cuando
están involucrados
• Escuchan mejor los
colegas.
• Ayudarlos a ser futuros
maestros.
“Si usted tiene la
alegría del Señor
en corazón, haga el
favor de avisar
esto a su rostro”.
Ore por sus alumnos.
Una de las mayores
alegrías de un maestro
es aprender con sus
alumnos.
Escuchar
atentamente es
una demostración
de amor.
¡ATENCIÓN!
Tal vez sea en su clase
que un niño escuchará por
la primera vez sobre
Jesús.
Cree centros de aprendizaje.
Busque colaboradores
a partir de la idea de
ellos.
Lo que los niños buscan no
son personas perfectas, sino
adultos sinceros que amen a
Cristo.
Aproveche la edad
de la curiosidad y de
los desafíos.
Si hay buenos
materiales en vídeo,
úselos como apoyo.
Cuando los alumnos
sienten que usted lo
ama, comprenden mejor
el amor de Dios por
ellos.
“La creatividad es
noventa por ciento sudor
y diez por ciento
inspiración”.
¡La actualización es esencial!
Usted no está sola (o).
Descargar

Slide 1