GÉNERO LÍRICO
En el género lírico predomina
la expresión de sentimientos.
HABLANTE LÍRICO
El hablante lírico es el que transmite
sus sentimientos y emociones, el que
habla en el poema para expresar su
mundo interior. El hablante puede
adoptar las siguientes actitudes
líricas:
Actitud de canción o carmínica:
Es la actitud más plenamente lírica, en que
la expresión de los sentimientos predomina
en forma casi absoluta. La calificación de
carmínica procede de carmen, que en latín
significa canción. Un ejemplo:
No sé lo que he soñado
en la noche pasada;
triste, muy triste debió ser el sueño
pues despierto la angustia me duraba.
(Gustavo Adolfo Bécquer, español).
Actitud enunciativa:
Aquí el hablante lírico entrega sus
sentimientos sólo a través de la
descripción de un hecho concreto. Un
ejemplo:
A recorrer me dediqué esta tarde
las solitarias calles de mi aldea
acompañado por el buen crepúsculo
que es el único amigo que me queda.
(Hay un día feliz, de Nicanor Parra,
chileno).
*Actitud apelativa o apostrófica:
En esta situación el poeta reta, interroga o
dirige la palabra al objeto lírico esperando
una respuesta de él, aunque sea un ser sin
vida. Ejemplo: Pura, encendida rosa,
émula de la llama
que sale con el día,
¿cómo naces tan llena de alegría
si sabes que la edad que te da el cielo
es apenas un breve y veloz vuelo?
(Francisco de Rioja, español).
El objeto lírico
La inspiración surge del objeto lírico, es
decir, algo que al poeta le produce algún
tipo de sentimiento o emoción, que él
expresa a través de su obra. Puede ser la
persona amada, un lugar que le traiga
recuerdos, la primavera, la patria o hasta
objetos comunes, como el caldillo de
congrio o la cebolla, a los que se canta en
algunas Odas de Pablo Neruda.
Motivo literario
En la misma línea, pero ligeramente
diferente, es el motivo o tema de la
obra poética, es decir, la situación,
idea, emoción o sentimiento en torno
al cual se construye el poema. Por
ejemplo, en Me gustas cuando callas,
del mismo Neruda, el objeto lírico es
la amada y el tema o motivo es el
miedo a su pérdida.
Figuras literarias
Hipérbaton. El hipérbaton consiste en
la ruptura del orden lógico de una
oración. Ejemplo:
Del monte en la ladera
por mi mano tengo plantado un
huerto.
Fray Luis de León
Retruécano
Retruécano Consiste en invertir los
términos de una oración en la oración
siguiente, para que el significado de
la segunda sea contrario al de la
primera. Ejemplo:
¿Mar desde el huerto:
Huerto desde el mar?
Juan Ramón
Jiménez
Aliteración
Consiste en la repetición de un
sonido para transmitir una sensación.
Ejemplo:
Con el ala aleve del leve abanico.
Rubén
Darío
Anáfora
Anáfora. Consiste en la repetición de una o
más palabras al principio de uno o más
versos. Ejemplo:
Verde nativo,
verde de yerba que sueña
verde sencillo
verde de conciencia humana.
Miguel de Unamuno
Pleonasmo
Pleonasmo. Es la repetición de una
palabra o una idea para dar mayor fuerza a
la expresión. Ejemplo:
En el ligero caballo
suben ambos, y él parece
de cuatro espuelas herido
que cuatro vientos lo mueven.
Luis de Góngora
Paranomasia
Consiste en colocar próximas dos
palabras de sonido parecido, pero de
distinto significado. Ejemplo
La casa es preciosa y cómoda: hasta
cierto
punto cómoda, en orden a su desorden
Azorín
Alegoría.
Es una metáfora continuada a lo largo
de varias imágenes. Ejemplo:
Pobre barquilla mía,
entre peñascos rota,
sin velas, desvelada,
y entre las olas sola.
Lope de Vega
Antítesis o contraste.
Consiste en enfrentar actitudes,
acciones o conceptos contrarios.
Ejemplos:
O cara perdición, o dulce engaño,
suave mal, sabroso desconsuelo.
Francisco de
Herrera
Apóstrofe.
Consiste en invocar a alguien o a
algo con apasionamiento. Ejemplo:
¡Héroes de mayo, levantad las frentes!
José de
Espronceda
Calambur.
Consiste en agrupar las sílabas de
una palabra de otro modo para que
adquiera un sentido distinto. Ejemplo:
Con dados hacen condados
Francisco de
Quevedo
Hipérbole.
Es una exageración con fines
expresivos. Ejemplos:
Por tu amor me duele el aire,
el corazón
y el sombrero.
Federico García
Lorca
Metáfora.
Consiste en la identificación de dos
términos que tienen alguna
semejanza. Ejemplo:
Todas las casas son ojos
que resplandecen y acechan.
Miguel Hernández
Onomatopeya.
Figura que consiste en imitar los
sonidos de los animales o de las
cosas. Ejemplo:
Uco, Uco, Uco.
Abejaruco.
Federico García
Lorca
Paradoja.
Es una expresión aparentemente
contradictoria que invita a la reflexión.
Ejemplo:
El ojo que ves no es
ojo porque tú lo veas;
es ojo porque te ve.
Antonio Machado
Personificación.
Es la atribución de características
humanas a objetos y animales.
Ejemplo:
Estrellas hay que saben mi cuidado
y se han regalado con mi pena.
Francisco de la
Torre
Símil o Comparación
Consiste en una comparación de dos
objetos o realidades. Ejemplo:
Le dije que iba a besarla,
bajó, serena los ojos,
y me ofreció sus mejillas
como quien pierde un tesoro.
Juan Ramón
Jiménez
Sinestesia.
Consiste en aplicar a un sentido lo
que es propio de otro. Ejemplo:
Cádiz, salada claridad.
Manuel
Machado
ELEMENTOS DEL GÉNERO
LÍRICO
El género lírico es aquel en que el poeta
canta sus propios sentimientos. Es de
carácter subjetivo porque la fuente, el
sujeto de la inspiración, es el poeta mismo.
El nombre de lírico viene de los griegos,
que cantaban estas composiciones al son
de la lira.
Para el análisis de una obra lírica debemos
conocer algunos elementos que le son
propios.
A continuación, haremos una breve
descripción de ellos:
Obra lírica.- Es la obra literaria en la que
predomina la expresión de los
sentimientos del hablante.
Mundo lírico.- Se manifiesta en las
obras líricas y está constituido por los
sentimientos y emociones del hablante.
Hablante lírico.- Es un ser hecho de
lenguaje, diferente al poeta, a través del
cual este expresa sus sentimientos y
emociones.
Ejemplo:
Yo no quiero que a mi niña
golondrina me la vuelvan.
Hablante lírico:
Una madre
Madre, cuando sea grande
¡Ay qué mozo el que tendrás!
Hablante lírico: Un
hijo
ACTITUDES LÍRICAS
Actitud del hablante.- Es el modo
de captar y mostrar la realidad. El
hablante lírico puede entregar sus
sentimientos a través de tres
actitudes básicas:
Actitud enunciativa.
Actitud apostrófica.
Actitud de la canción (carmínica).
La actitud enunciativa
Se hace presente cuando el hablante está casi contando algo.
Generalmente se ocupan tiempos verbales en 1° y 3° persona.
Observa más objetivamente aquello de lo que habla.
Ejemplo:
Margarita, está linda la mar
y el viento;
lleva esencia sutil de azahar
tu aliento.
(A Margarita. Rubén
Darío)
Ya en la mitad de mis días espigo
esta verdad con frescura de flor
(Gabriela
Mistral)
La actitud apostrófica
Es aquella en que el hablante se dirige a un “tú” al que
interpela, al objeto que provoca su canto. Generalmente
se usa en los himnos, las odas y los salmos.
Ejemplo:
“Señor, tú sabes cómo, con encendido brío,
por los seres extraños mi palabra te invoca”.
(El Ruego.
Gabriela Mistral)
Me gustas cuando callas
porque estás como ausente
(Pablo
Neruda)
ACTITUD DE CANCIÓN
Es la más lírica de todas y la
encontramos en las obras poéticas
llamadas canciones. El hablante lírico se
refiere preferentemente a su propia
interioridad.
Ejemplo:
“La tierra es dulce cual humano
labio,
como era dulce cuando te tenía,
(G.
Mistral)
Motivo lírico
Es cada momento de una obra lírica en
que se expresa la interioridad del
hablante y los sentimientos y emociones
que experimenta ante un objeto,
elemento o aspecto de la realidad. Los
motivos son vivencias para el alma
humana. Son portadores de un mensaje
espiritual. Pueden ser motivos líricos el
amor, la Patria, la alegría frente a una
actitud, la naturaleza, la angustia por el
transcurrir de la vida, etc.
Ejemplo:
¡Cómo de entre mis manos te resbalas!
¡Oh, cómo te deslizas, edad mía!
¡Qué mudos pasos traes, oh, muerte fría,
pues con callado pie todo lo igualas!
Motivo: Angustia del paso del tiempo que
conduce inevitablemente a la muerte.
EJEMPLO:
Por una mirada, un mundo;
por una sonrisa, un cielo,
por un beso…, ¡yo no sé
que te diera por un beso!
Motivo: el amor.
Objeto lírico.
Puede ser una persona, animal, cosa, objeto
personificado que sirve al hablante lírico para expresar su
interioridad.
Ejemplo:
Vosotras, las familiares,
inevitables golosas,
vosotras, moscas vulgares
me evocáis todas las cosas.
Objeto: las moscas.
Porque es áspera y fea,
porque todas sus ramas son grises
yo le tengo piedad a la higuera.
Objeto: la higuera.
Lenguaje lírico
Es un lenguaje figurado
(connotativo) que emplea las
palabras con significados distintos a
los verdaderos. El poeta utiliza
diferentes figuras literarias o
recursos para dar elegancia, belleza
y profundidad a lo que dice.
Algunas figuras literarias más
usadas, son:
Metáfora
Consiste en establecer identidad, igualdad absoluta entre los
elementos. La relación de identidad que se establece, significa
que un elemento puede ser reemplazado totalmente por otro.
En la metáfora se puede mencionar uno solo de ellos
porque, como son idénticos, basta referirse a uno para
saber cuál es el otro. Otras veces el hablante (o narrador)
nombra los dos elementos, pero dice que uno es el otro.
En la metáfora siempre hay como base la comparación de la
que no se menciona el elemento comparativo.
Lo que en la comparación es semejanza, en la metáfora
parece ser identidad.
Manitas de los niños
que al granado se tienden,
por vosotros las frutas
se encienden.
(G. Mistral)
Mil panderos de cristal
herían la madrugada.
(García Lorca)
Metonimia. Existe contiguidad semántica
entre los elementos que se mencionan.
Aquí no hay sombra (no hay árboles).
Es todo corazón (bondadoso).
Sinécdoque. Consiste en tomar el todo por
las partes.
Los mortales (por el hombre).
Mil pechos aguerridos te defienden (los
soldados).
Sinestesia.
Consiste en atribuir la percepción de
algo por otro sentido que no es el
natural.
Colores chillones (oído)
Dulces melodías (oído)
Ásperas palabras (oído)
De olores forestales
Inundo mis sentidos (Parra)
Rima.
Es la igualdad o semejanza de sonidos finales de los versos entre sí.
Hay dos tipos de rima:
Rima consonante.
Rima asonante.
La rima consonante es aquella que se establece entre los versos
cuyos finales, a partir de la última vocal que se pronuncia con
acento, son iguales, incluyendo vocales y consonantes.
Luna
Cuna
La rima asonante es aquella que se establece solo en las vocales
de los versos a partir de la última vocal acentuada.
sombrero
pino
selva
viento
libro
naturaleza
Descargar

GENERO LIRICO - APUNTES DE LENGUAJE