EL POETA, EL SUJETO LÍRICO Y EL
RECEPTOR
Literatura II
Objetivo de la sesión: Al término de la sesión, el alumno conocerá
el concepto de autor, sujeto lírico y receptores del género lírico.
Actividades: Discusión guiada, exposición docente, toma de
apuntes y ejercicio de identificación.
Evidencia de la sesión: Apuntes (1 punto) y ejercicio (4 puntos)
RECORDEMOS…
¿Qué sabemos hasta ahora?
El ser humano es un ser relacional, no existimos sin
la realidad de “lo otro” y del “otro/a”.
Martin Buber, escritor y filósofo israelí, decía:
“existe el hombre y el yo a través de la
relación con el tú”.
Por eso, “sólo se puede ser una persona en
relación con otra, o sea, sólo se puede ser una
persona si hay al menos dos personas”.
Nuestra vida se desarrolla en una civilización
específica, en un tiempo y cultura, dentro del
marco de una familia, sistemas económicos,
ámbito escolar o cualquier otro contexto.
Algunos consideran que la mejor poesía es
eterna y universal, y que trata de temas
comunes a todo ser humano en todos los
tiempos. (Amor, miedo, esperanza, etc.)
Otros, están más centrados en sus cualidades
particulares, personales y efímeras o
simplemente lingüísticas.
EL AUTOR
El autor es un escritor dedicado a la
producción de poesía, un poeta.
EL AUTOR
Por extensión, se llama también poeta a todos
los escritores artísticos (para diferenciarlos de
los ensayistas, periodistas y de otras
disciplinas que trabajan con la palabra
escrita)
EL AUTOR
El poeta tiene la cualidad de expresar sus
emociones y sentimientos, sus ideas y
pensamientos porque es algo innato a su
persona.
EL SUJETO LÍRICO
El autor, o poeta, es quien crea el poema…
Pero eso no significa que sea la voz principal en el
poema.
EL SUJETO LÍRICO
Al leer un poema se identifica al emisor y al
receptor.
Si el emisor es el propio autor, se le denomina
sujeto lírico.
EL SUJETO LÍRICO
Cuando el autor permanece fuera del mensaje, se
le da el nombre de emisor externo a quien realiza
el discurso literario.
EL SUJETO LÍRICO
El sujeto lírico (llamado también voz poética),
pone de manifiesto algo que, en el momento que
está viviendo, le provoca sentimiento, puntos de
vista, estados de ánimo, etc.
EL SUJETO LÍRICO
Cumple el papel de emisor dentro de la situación
comunicativa, por lo que hace uso de la función
emotiva de la lengua.
Observa los siguientes ejemplos e identifica el
sujeto lírico:
No sé quién soy.
Mi nombre
ya no me dice nada.
No sé qué estoy haciendo.
Nada tiene que ver ya más
con nada.
Tampoco yo
tengo que ver con nada.
Digo yo
por decirlo de algún modo.
“No” - Idea Vilariño
La mano se extiende,
pero a mitad de camino
se detiene una imagen.
Y se marcha entonces con ella,
no para poseerla
sino tan sólo para entrar en su juego.
La mano ha comenzado a enamorarse en el camino
y así la posesión y el don se le escapan.
La mano ha cambiado su destino
por un vuelo que no es el vuelo del pájaro,
sino un abandono a las mareas que no tienen costa
o a los desequilibrios de una sabiduría diferente.
La mano ha renunciado a su objeto
y ha adquirido el valor de su distracción.
La mano ha renunciado a salvarse.
“La mano se extiende” – Roberto Juarroz
RECEPTOR POÉTICO
El que recibe el mensaje es el receptor o
destinatario poético.
RECEPTOR POÉTICO
Si el sujeto lírico lo señala, recibe el nombre de
receptor interno.
RECEPTOR POÉTICO
Si es cualquier persona que se supone está
escuchando al poeta o simplemente el lector,
entonces es el receptor externo.
Observa los siguientes poemas e identifica si
el receptor es interno o externo:
“¿Qué les queda a los jóvenes?” (Fragmento) – Mario Benedetti
¿Qué les queda por probar a los jóvenes
en este mundo de paciencia y asco?
¿sólo grafitti? ¿rock? ¿escepticismo?
también les queda no decir amén
no dejar que les maten el amor
recuperar el habla y la utopía
ser jóvenes sin prisa y con memoria
situarse en una historia que es la suya
no convertirse en viejos prematuros
Soneto XII (Fragmento) – Sor Juana Inés de la Cruz
Dices que yo te olvido, Celio, y mientes
en decir que me acuerdo de olvidarte,
pues no hay en mi memoria alguna parte
en que, aún como olvidado, te presentes.
Mis pensamientos son tan diferentes
y en todo tan ajenos de tratarte,
que ni saben si pueden olvidarte,
ni si te olvidan saben si lo sientes.
Descargar

El poeta, el sujeto lírico y el receptor