ÉXITO Y FRACASO
Introducción:
La
manera
como
respondemos al éxito o al
fracaso depende de la idea
o concepto que tenemos
de ambos.
I. EXITO
Significado:
Aceptación que tiene una
persona o cosa entre la gente.
Resultado feliz de un negocio.
Fin o terminación
negocio o asunto.
de
un
Definición:
Con origen en el término
latino exitus (“salida”), el
concepto se refiere al efecto
o la consecuencia acertada
de una acción o de un
emprendimiento.
Su raíz se hace más o
menos evidente según el
contexto en que usemos
esta
palabra,
ya
que
muchas
veces
expresa
“sobresalir”.
“Salir por encima de la
competencia”.
“Salir de la oscuridad del
anonimato”.
El
éxito
también
se
entiende
de
manera
subjetiva y relativa.
Este concepto deja una
perspectiva distorsionada
y pobre que deja a muchas
personas encasilladas en
el fracaso.
Existen al menos 57
referencias al éxito a lo
largo del Antiguo y Nuevo
Testamento por ejemplo:
Potifar lo notó y se dio
cuenta de que el Señor
estaba con José, y le daba
éxito en todo lo que hacía.
(Génesis 39:3) (NTV)
Pon todo lo que hagas en
manos del Señor, y tus
planes
tendrán
éxito.
(Proverbios 16:3) (NTV)
David siguió teniendo éxito
en todo lo que hacía
porque el Señor estaba
con él. (1 Samuel 18:14)
(NTV)
Cumple los requisitos del Señor tu
Dios y sigue todos sus caminos.
Obedece
los
decretos,
los
mandatos, las ordenanzas y las
leyes que están escritos en la ley
de Moisés, para que tengas éxito
en todo lo que hagas y
dondequiera que vayas.
(1 reyes 2:3) (NTV)
1. El éxito no tiene nada
que
ver
con
la
acumulación de riqueza
o fama.
2. El éxito viene de una
vida consagrada a Dios.
He peleado la buena
batalla, he terminado la
carrera y he permanecido
fiel.
(2 Timoteo 4:7) (NTV)
II. FRACASO
Significado:
Resultado adverso en una
cosa que se esperaba que
saliera bien.
Malogro, resultado adverso
de una empresa o negocio.
Significado:
Suceso
lastimoso,
inopinado y funesto.
Caída o ruina de algo con
estrépito y rompimiento.
Definición:
Falta de éxito o resultado
adverso.
En concreto se considera
que dicho término emana
del
vocablo
italiano
fracassare
que
puede
traducirse
como
“estrellarse” o “romperse”.
Recuerde que éxito es
terminar bien y si lo
opuesto a éxito es el
fracaso,
entonces
realmente no existe el
fracaso como tal, es mas
bien un proceso.
Abraham:
Cuando mintió sobre su
esposa Sara en Egipto.
Moisés:
Cuando golpeó la roca en
lugar de hablarle.
David:
Que cometió un sinfín de
errores.
Pedro:
Que negó al Señor 3 veces.
Abraham:
Es el padre de la fe.
Moisés:
La Biblia dice que no ha
habido ningún otro hombre
como él, con el cual Dios
hablaba cara a cara.
David:
Se dice que es el hombre
conforme al corazón de
Dios.
Pedro:
El gran líder de la Iglesia.
Pablo:
Fue un hombre que a la
vista de la sociedad en que
vivía terminó como un
fracasado, encarcelado y
muerto decapitado.
Jesús:
Se puede decir de acuerdo
a
los
estándares
de
nuestra sociedad que Él
fue un fracasado y por la
manera en que murió no
dejaría lugar a dudas.
Conclusión:
Quizá usted y yo no hemos
alcanzado el éxito como lo
marca nuestra sociedad y
mas aun quizá somos unos
fracasados en esa misma
perspectiva sin embrago
aún podemos terminar bien.
Descargar

Descargar PowerPoint - Alianza Cristiana del Valle