Fuente:
Taller on line “Periodismo y Redes Sociales”.
Instructoras:
Esther Vargas
Renata Cabrales

“En algunos medios está prohibido el uso
de redes sociales. Sólo unos cuantos
tenemos el “privilegio” de acceder a estas
desde nuestras computadoras. La
explicación: los dueños consideran que
distraen al empleado (igual que los
sistemas de mensajería instantánea), que
gastan demasiado ancho de banda (no
hay recursos con esta crisis), y que
además no todos las usan para trabajar,
sino para fines personales. ¿Cómo
cambiar este paradigma?”

Quince años después de que Nicholas
Negroponte predijera que “en el futuro las
noticias en línea darían a los lectores la
habilidad para escoger los temas y las
fuentes que les interesaran”, que
básicamente se traduce en leer, escuchar y
ver lo que quieran, en el medio que
quieran, muchas organizaciones
periodísticas siguen poniendo
“cerraduras” a sus periodistas y limitando
la participación de la audiencia.

Tal y como quedó claro durante los
atentados del 11 de septiembre de
2001 en Nueva York, histórico y
lamentable episodio, donde se
disparó la publicación de contenidos
por parte de la audiencia como el
primer paso hacia el fortalecimiento
del periodismo participativo.

Es así como hoy por hoy en el proceso de
construcción de noticias ya no reinan
únicamente las fuentes tradicionales sino
los medios sociales o “no convencionales”
como Facebook, Twitter, YouTube y, por
supuesto, los blogs. Los usuarios
cambiaron las reglas de producción de
información y los medios deben
adaptarse. La audiencia:




Es participativa.
Es capaz de movilizarse física y
virtualmente.
Quiere dialogar con los periodistas
(comentar, aportar y generar sus propios
contenidos).
Si no es escuchada abre espacios de
conversación y producción de
información al margen de los medios.



Un hecho noticioso deba pasar por las
siguientes fases:
Velocidad: conformada por la alerta, la
elaboración de un borrador de la información, y
un artículo más completo.
Profundidad: fase en el que se suman el análisis
y el contexto de un hecho.
Control por parte del usuario: una zona de
máximo privilegio para la audiencia, en laque la
interactividad y la personalización son
fundamentales.

Hay que visibilizar más la participación
de los ciudadanos, buscando un balance.
“Los editores deberían acercarse al
Modelo del Diamante, sin olvidar que
somos un medio de comunicación; no
nos podemos limitar a la complacencia,
debemos recordar a los lectores que lo
interesante no es necesariamente
importante, pero lo importante será
interesante siempre que se lo
presentemos así.



Publica información realmente interesante para tu
audiencia, contenidos útiles, trascendentes y
noticiosos.
Un buen tweet es igual a un buen titular: utiliza
verbos activos y de acción; si no te pasas de 100
caracteres, mejor.
No abuses de los #hashtags (palabras claves para
hablar de una temática o cubrir un hecho
específico).





Hay palabras que sobran en un tweet.
Ejemplos: interesante, increíble, último
minuto.
-Está bien que hagas RT (replicar tweets)
de la información de otros, pero no abuses.
Difunde información propia.
Reitera tus tweets en momentos
estratégicos del día.
No 'robes' tweets de otros. Más vale un RT
que copiar el mensaje y lanzarlo desde tu
cuenta.



Pide que te hagan RT sólo cuando
consideres que es estrictamente necesario.
No brindes información falsa o sin
confirmar en Twitter.
No abrumes a tus followers (seguidores)
con un “cargamento” de tweets. Dosifica
la información que difundirás.

“Estamos en la cúspide de una
explosión de aparatos que parecen
(son) computadoras en las manos de
los consumidores, y las redes
sociales son el combustible que está
alentando el momento”.
Ben Wood

Es un hecho, los ciudadanos están
utilizando los Smartphone o teléfonos
inteligentes en su vida cotidiana, y
existen cientos de aplicaciones para que
cualquiera, con conocimientos básicos,
pueda producir información a partir de
estos, fortaleciendo con ello el
periodismo participativo.

Actualmente el ciclo de vida de la
información se complementa y se sostiene,
en la mayoría de los casos, sólo gracias a los
usuarios es un hecho innegable. Que a
medios y periodistas les falta aprender y
arriesgarse tan rápido como lo hacen los
ciudadanos es otra verdad inocultable. Los
riesgos de no hacerlo pueden resultar tan o
más costosos que el propio miedo y
ostracismo en el que viven miles de
periodistas en el mundo.
¡Gracias!
Por:
Mtra. Carmen Elizabeth Aguilar Lara
Descargar

Redes sociales, ¿distracción o necesidad?