JEAN CLAUDE FILLOUX
Filósofo francés y
profesor emérito
de la Universidad
de París . Es
considerado uno
de los
intelectuales
franceses cuya
obra es clave para
entender la
institucionalizació
n de las ciencias
de la educación
como campo de
estudio. Afirma
que en un mundo
como éste, en el
que se utiliza a la
enseñanza para
serle útil a un
sistema que
pisotea los
derechos del
hombre, la escuela
tiene como nunca
la responsabilidad
de producir
ciudadanos para
el cambio y "no
clones".
“EPISTEMOLOGÍA, ETICA Y CIENCIAS DE
LA
EDUCACIÓN”



Primera Edición (2001)
Editorial: Brujas Argentinas
Nro. De Páginas (187)
Reseña
“Es recomendable la lectura del texto porque en él se abordan algunos planteamientos
epistemológicos de la educación y su especificidad como objeto de conocimiento ya que en ellos se
encuentran los gérmenes de lo que hoy se denominan complejidad y la multirreferencialidad. El
autor lo denomina como un ejercicio de pensamiento complejo que requieren de otra disciplina
para generar canales de conocimientos a través de los cuales circule el saber del hecho educativo.
Filloux posiciona el objeto educación en el campo de las ciencias humanas; ámbito epistémico
desde donde le da el carácter científico a la educación desplazando la argumentación
epistemológica del campo de la ciencias sociales empíricas, las ciencias naturales, o la reflexión
filosófica haciendo de las ciencias sociales un saber que circula en sus pieles. La invitación del
autor es: Mirar lo que es la educación, no lo que debería ser, y, mucho menos “aquello que falta
realizar en un modelo ideal de hombre y sociedad “. Él aduce que el retorno a la educación se
intuye no solo en articulaciones disciplinarias sino en modos de colocar las cuestiones y como
utilizar los saberes para aproximarnos a la educación desde otra educación, con otras perspectivas
heurísticas con la pretensión de fundar una pedagogía sobre la base de las ciencias cognitivas”
(http://curriculodoctoral.blogspot.com.ar/2010/12/bibliografia-epistemologia-etica-y.html)
CAPITULO 1: “DE LAS CIENCIAS
PEDAGÓGICAS A LAS CIENCIAS DE LA
EDUCACIÓN”
En este capítulo el autor plantea que el paso de las ciencias
pedagógicas a las ciencias de la educación implica un corrimiento de
los radical de los problemas pedagógicos.
Mientras que en las investigaciones de las ciencias de pedagógicas el
problema esta centrado en la mejora de una práctica: en el problema
del pedagogo. Las ciencias de la educación centran sus problemas en
la aspiración de un saber y/o una investigación fundamental sobre
un hecho educativo… a conformar un ámbito que pueda iluminar el
conocimiento de todas las variables que forman parte del hecho
educativo en el campo pedagógico y que el educador no ha podido
ver.
A continuación se presentará una síntesis/esquema de algunos
puntos abordados por el autor en este capítulo.
1- “ALGUNAS DIMENSIONES DE INVESTIGACIONES SOBRE
LA ACTIVIDAD DE ENSEÑANZA”
EN ESTE PUNTO EL AUTOR PLANTEA COMPARAR DOS MARCOS O LÍNEAS
GENERALES DE INVESTIGACIÓN PEDAGOGICA
El marco general de investigación
El esquema de investigaciones
establecido
por M. Gage. Al contrario que Landshere el
pedagógica” de G. Landshere
autor circunscribe desde un comienzo los
Este autor aborda la investigación de la accióncomportamientos y las características del
pedagógica definiendo cinco nociones: el alumnodocente en interacción con llos conocimientos
como niño y como aprendiente; los educadores yrelevantes del campo total de conocimiento.
la enseñanza; las materias a enseñar; el sistema
educativo; las soluciones dadas por otras Gage plantea un esquema con tres categorías
de dimensiones de exploración bien abarcativas:
instituciones y formadores.
Comportamientos,
actitudes
y
A cada tipo de noción le corresponde una 1ciencia. Pero en ningún momento se aborda lacaracterísticas de los educadores: roles,
relación o interacciones entre ellas, ni lasherramientas para la enseñanza y las
estudia en relación a un sistema o estructuracaracterísticas personales del educador.
global que las comprende. Estudiar a los 2- Las variables de situación: interacción en la
educandos por un lado y a los educadores porclase y el contexto social de la enseñanza.
otro es suficiente para deducir la interacción 3- Las variables de situación: el nivel de
pedagógica que debe ocurrir.
enseñanza y el contenido a enseñar.
EN RELACIÓN A AMBOS ESQUEMAS EL AUTOR DEDUCE QUE
PASAR DE LAS CIENCIAS PEDAGÓGICAS CENTRADAS
EXCLUSIVAMENTE EN EL DESARROLLO DEL NIÑO A UN
INTERÉS POR LAS INTERACCIONES CON OTROS ACTORES Y
VARIABLES DEL HECHO EDUCATIVOS IMPLICA DEVELAR
INTERROGANTES Y VARIABLES QUE ESTABAN OCULTOS.
ESTE ES EL PASAJE CENTRAL DE LAS CIENCIAS LAS
PEDAGÓGICAS A LAS CIENCIAS DE LA EDUCACIÓN,
COMPRENDIENDO LA ULTIMA DENTRO DE LA ÓPTICA
CIENTÍFICA DE LAS CIENCIAS HUMANAS.
2- “VARIABLES DESCONOCIDAS Y PEDAGOGÍA
CIENTÍFICA”



La tentativa mas fuerte de investigación pedagógica científica es la
pedagogía experimental que plantea ante un problema pedagógico
tratar de buscar una solución utilizando la experimentación
científica: “Transformar un hacer empírico en un hacer técnico,
mediante una experimentación de procedimientos de enseñanza
diferentes en una muestra de alumnos y controlar lo efectos.”
En las investigaciones de la pedagogía experimental intervienen
variables a nivel de los procesos estudiados por ellas como la
“afectividad en clase”, “percepción de los alumnos” sobre las que no
se toman recaudos quedando ocultas o desconocidas por los
investigadores.
Al respecto el autor plantea que las investigaciones que se abordan
desde otros marcos epistémicos como la psicosociología y la
sociología de la educación son susceptibles de ampliar la mirada
del hecho educativo y plantear hipótesis que la racionalidad y la
intencionalidad de las ciencias pedagógicas serían incapaces de
abordar.
3- “INVESTIGACIÓN FUNDAMENTAL E
INVESTIGACIÓN INTERVENCIÓN”
Las ciencias pedagógicas y las ciencias de la educación se encuentran según el autor en el punto
mismo en que ambas son ciencias orientadas a para ayudar a la solución de problemas ligados a la
acción. Pero al mismo se distancian en el enfoque de disponer la acción y en tipo de procedimientos
y métodos de investigación. Las ciencias pedagógicas utilizan procedimientos experimentales o de
laboratorio: Investigación fundamental y las ciencias de la educación llevan a cabo procedimientos
clínicos orientados a la investigación intervención.
Filloux cita a R. Travers para explicar el fin de la investigación en ciencias de la educación: “el
mismo consiste en el desarrollo de un cuerpo organizado de conocimientos científicos relativo a los
fenómenos que tienen que ver con el proceso educativo, el descubrimiento de las leyes o de las
generalizaciones relativas a los comportamientos en la situación educativa.”
Siguiendo con el planteo de Travers en este campo de investigación debe dedicarse a los
procedimientos clínicos susceptibles de abordar hechos no inmediatamente accesibles a otro tipos
de investigaciones como los procedimientos experimentales. Este tipo de investigación clínica se
realiza principalmente en situ. Por el mismo hecho de ser situadas se transforman en un factor de
cambio a nivel del objeto situado sin que por ello abandone su status intrínseco de investigación
fundamental.
En este sentido cuando la investigación participa de una voluntad inicial de intervención mediante
la re introducción de sus resultados a nivel de la organización o del grupo objeto de investigación
pasamos de una investigación fundamental a una que no es de tipo aplicada, sino de “acción”.
Filloux prefiere hablar de investigación –intervención ya que se trata, para el investigador, de
interpretar también un papel de consultor, al introducir la posibilidad de autoanálisis en el objeto
de investigación.
En las ciencias de la educación el investigador es en cierto modo el agente de investigación, aquel
que deja su impronta en el objeto que lo conduce a un saber: es íntegro en este deseo de imprimir
en. La formación no es solamente orientada hacia los métodos, sino explicitación operatoria de un
deseo. El investigador se diferencia de cualquier otro actor dentro del establecimiento educativo. El
educador no puede ser a la vez investigación en la misma institución.
4. POSIBILIDADES Y LÍMITES DE LAS CIENCIAS
DE LA EDUCACIÓN
La significación de la mirada de las “ciencias de la educación” sobre el hecho
educativo, con relación a la óptica más tradicional de las “ciencias
pedagógicas” se manifiesta de manera privilegiada al nivel de la
investigación relativa al proceso de enseñanza-aprendizaje. Las ciencias
pedagógicas toman de estatus de investigación en el mismo campo que se
abre a la ciencia de la educación. Lo especifico de esta última es el abordaje
del proceso enseñanza-aprendizaje teniendo en cuenta otras dimensiones del
hecho educativo económico, antropológico, sociológico, psicológico que
permanecen opacos al abordaje de las ciencias pedagógicas ya que éstas solo
captan el hecho educativo en el mismo campo en el que sucede cerrando así
la mirada a otras variables.
Por otro lado, plantea el autor se corre el riesgo de que las ciencias de la
educación sobreestimen sus posibilidades de elucidación y posibilitadoras del
cambio y caigan en la “ilusión de la investigación” como la llama Rabant.
5. COMPLEMENTOS SOBRE LA INVESTIGACIÓN EN
LA EDUCACIÓN
En relación a la especificidad de la investigación en el campo de las ciencias de la
educación el autor sostiene que las ciencias de la educación deben construir su objeto
como cualquier otra ciencia. No trasponer modelos, saberes elaborados por otras
disciplinas ni limitarse a la aplicación del modelo experimental. Las ciencias de la
educación tiene la especificidad de las metodologías y modelos clínicos.
La epistemología de las ciencias de la educación remite a las ciencias humanas en
general. Las ciencias de la educación están en crisis, como la totalidad de las ciencias
humanas. Buscan evidentemente, vías nuevas de desarrollo. Deben poner en marcha
procedimientos de imaginación, de renovación dando un viraje hacia la epistemología
emergente en las ciencias duras, lo que será solo posible a partir de una profundización
de la noción de rigor científico. Admitir el rol de la imaginación metodológica implica
pensar la subjetividad, la ineluctibilidad de la implicación del investigador.
El objeto epistémico de las ciencias de la educación está constituido por sujetos, no
abstractos, sino en situación interactiva concreta. De allí, la necesidad de captar el
proceso enseñanza aprendizaje en su complejidad y en sus dimensiones
multireferenciales. Ninguna hegemonía es pertinente puesto que las ciencias de la
educación aceptan su vocación de ciencias plurales.
Descargar

JEAN CLAUDE FILLOUX