Arte del Renacimiento
Religión
• Elige: conversión o expatriación
• Judíos: 1492
• Moriscos: 1609 – 1613
• Consecuencia: despoblamiento en Levante y Aragón
• Empobrecimiento
• Desaprovechamiento del suelo
• Intolerancia religiosa
• Extensión de la intolerancia
• Gitanos, esclavos, pícaros y vagabundos
Discriminación e hipocresía: El Lazarillo de Tormes
(1554)
Mi viuda madre, como sin marido y sin abrigo se viese, determinó arrimarse a los buenos
por ser uno de ellos, y vínose a vivir a la ciudad y alquiló una casilla y metióse a guisar de
comer a ciertos estudiantes, y lavaba la ropa a ciertos mozos de caballos del comendador
de la Magdalena, de manera que fue frecuentando las caballerizas.
Ella y un hombre moreno de aquellos que las bestias curaban vinieron en conocimiento.
Éste algunas veces se venía a nuestra casa y se iba a la mañana. Otras veces, de día llegaba
a la puerta en achaque de comprar huevos, y entrábase en casa. Yo, al principio de su
entrada, pesábame con él y habíale miedo, viendo el color y mal gesto que tenía; mas, de
que vi que con su venida mejoraba el comer, fuile queriendo bien, porque siempre traía
pan, pedazos de carne y en el invierno leños a que nos calentábamos.
De manera que, continuando la posada y conversación, mi madre vino a darme un negrito
muy bonito, el cual yo brincaba y ayudaba a calentar. Y acuérdome que, estando el negro
de mi padrastro trebejando con el mozuelo, como el niño vía a mi madre y a mí blancos y a
él no, huía de él, con miedo, para mi madre, y, señalando con el dedo, decía:
-¡Madre, coco!
Respondió él riendo:
-¡Hideputa!
Yo, aunque bien mochacho, noté aquella palabra de mi hermanico, y dije entre mí:
«¡Cuántos debe de haber en el mundo que huyen de otros porque no se ven a sí mismos!».
• ¿Veis alguna crítica a la
discriminación?
• ¿Cuál creéis que es el tono del
texto?
1626-1628
Inquietud espiritual
• Reformismo
• Iluminados (contemplativos)
• Erasmistas
• Ortodoxia romana
• Creación de la Compañía de Jesús en 1540
• Contrarreforma Católica
• Concilio de Trento
¡Brujas!
MELIBEA: Amiga Celestina, mujer bien sabida y
maestra grande, mucho as abierto el camino
por donde mi mal te pueda espeçificar. Por
çierto, tú lo pides como mujer bien experta en
curar tales enfermedades. Mi mal es de
coraçón, la izquierda teta es su aposentamiento,
tiende sus rayos a todas partes. Lo segundo, es
nuevamente naçido en mi cuerpo. Que no
pensé jamás que podría dolor privar el seso,
como éste haze. Túrbame la cara, quítame el
comer, no puedo dormir, ningún jénero de risa
querría ver. La causa o pensamiento, que es la
final cosa por ti preguntada de mi mal, ésta no
sabré dezirte…
De La Celestina de Fernando de Rojas (14991502)
Místicos: la otra cara de la moneda
• Intensificación de la fe
• Camino a la perfección: Fray Luis de Granada:
Dios vendrá (y no sabes cuándo, si hoy, si mañana) en el cual tú mismo,
que estás agora leyendo esta escriptura sano y bueno de todos tus
miembros y sentidos, midiendo los días de tu vida conforme a tus
negocios y deseos, te has de ver en una cama, con una vela en la mano,
esperando el golpe de la muerte y la sentencia dada contra todo linaje
humano, de lo cual no hay apelación ni suplicación (Guía de pecadores)
Santa Teresa de Jesús
• Teresa de Cepeda y Ahumada, 15151582
• Ascetismo: dormía sobre una tabla
• Carmelita: renunció a ser de la
Merced
• Voluptuosidad en la unión con Dios
Vivo sin vivir en mí,
Y tan alta vida espero,
Que muero porque no muero.
Vivo ya fuera de mí,
Después que muero de amor;
Porque vivo en el Señor,
Que me quiso para sí:
Cuando el corazón le di
Puso en mí este letrero,
Que muero porque no muero.
Esta divina unión,
Y el amor con que yo vivo,
Han hecho a mi Dios cautivo,
Y libre mi corazón;
Y causa en mí tal pasión
Ver a Dios mi prisionero,
Que muero porque no muero.
San Juan de la Cruz
(1542-1591)
• Inspirado en la Biblia
• Simbolismo
• Tono íntimo
• ¿quién es la voz poética?
• ¿De qué habla?
• ¿Qué tipo de lenguaje utiliza?
Era una noche oscura,
Con ansias en amores inflamada,
¡Oh, dichosa ventura!
Salí sin ser notada,
Estando ya mi casa sosegada.
A escuras, y segura
Por la secreta escala disfrazada,
¡Oh, dichosa ventura!
A escuras, y en celada,
Estando ya mi casa sosegada.
En la noche dichosa,
En secreto, que nadie me veía,
Ni yo miraba cosa,
Sin otra luz, y guía,
Sino la que en él corazón ardía.
Aquesta me guiaba
Más cierto que la luz del mediodía,
A donde m esperaba
Quien yo bien sabía,
En parte donde nadie parecía.
Poesía italianizante
• Temas
• Mitología
• Amor platónico
• Naturaleza
• Formas
• Sonetos
• Liras
• tercetos
¡Oh, hado secutivo en mis dolores,
Cómo sentí tus leyes rigurosas!
Cortaste el árbol con manos dañosas
Y esparciste por tierra fruta y flores.
En poco espacio yacen los amores,
Y toda la esperanza de mis cosas,
Tornadas en cenizas desdeñosas,
Y sordas a mis quejas y clamores.
Las lágrimas que en esta sepultura
Se vierten hoy en día y se vertieron
Recibe, aunque sin fruto allá te sean,
Hasta que aquella eterna noche escura
Me cierre aquestos ojos que te vieron,
Dejándome con otros que te vean.
Clasicismo en las artes
• Combinación de arte gótico y
arte clásico
• Plateresco
• Decoración en relieve plano
• Clasicismo
• Palacio de Carlos V
• San Lorenzo del Escorial
El Greco (Domenico Theotokopoulos). 15411614
Barroco
• Expresión de crisis en el pensamiento europeo.
• “Desengaño”
• Apariencia/ realidad
• Decepción/ desilusión
• Ethos pesimista
• Traición de los ideales renacentistas (harmonía,
claridad y decorum)
• Desarrollo de nuevos estilos (Culteranismo/
conceptismo)
• Creación de nuevos géneros (Novela, comedia)
• Dificultad de los textos
Descartes (1596-1650)
La vida es sueño
Sueña el rey que es rey, y vive
con este engaño mandando,
disponiendo y gobernando;
y este aplauso, que recibe
prestado, en el viento escribe,
y en cenizas le convierte
la muerte, ¡desdicha fuerte!
¿Que hay quien intente reinar,
viendo que ha de despertar
en el sueño de la muerte?
Sueña el rico en su riqueza,
que más cuidados le ofrece;
sueña el pobre que padece
su miseria y su pobreza;
y los sueños, sueños son.
sueña el que a medrar empieza,
sueña el que afana y
pretende,
sueña el que agravia y ofende,
y en el mundo, en conclusión,
todos sueñan lo que son,
aunque ninguno lo entiende.
Yo sueño que estoy aquí
destas prisiones cargado,
y soñé que en otro estado
más lisonjero me vi.
¿Qué es la vida? Un frenesí.
¿Qué es la vida? Una ilusión,
una sombra, una ficción,
y el mayor bien es pequeño:
que toda la vida es sueño,
Culteranismo vs. Conceptismo
• Devoción por el lenguaje: prima
la forma sobre el contenido
• Metáfora
• Referencias grecolatinas
• Poesía oscura para gente culta
• Estructura artificial: tensión y
sorpresa
• Géneros: lírica y sátira
• Relevancia del contenido
• Selección de las palabras exactas
• Sátira, poesía amorosa, tempus
fugit
• Condensación del contenido
(múltiples significados logrados
a través de la forma)
Luis de Góngora y Argote
Culteranismo
Soledad primera (1613)
Era del año la estación florida
en que el mentido robador de Europa
(media luna las armas de su frente,
y el Sol todos los rayos de su pelo),
luciente honor del cielo,
en campos de zafiro pace estrellas,
cuando el que ministrar podía la copa
a Júpiter mejor que el garzón de Ida,
náufrago y desdeñado, sobre ausente,
lagrimosas de amor dulces querellas
da al mar, que condolido,
fue a las ondas, fue al viento
el mísero gemido,
segundo de Arïón dulce instrumento.
El rapto de Europa (Pedro Pablo Rubens,
1629)
Francisco de Quevedo (1580 – 1645)
• Miembro de la corte
• Difícil carácter
• Escritor de El buscón
• Poesía satírica y poesía
metafísica
Francisco de Quevedo
Madre, yo al oro me humillo,
Él es mi amante y mi amado,
Pues de puro enamorado
Anda continuo amarillo.
Que pues doblón o sencillo
Hace todo cuanto quiero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.
Son sus padres principales,
Y es de nobles descendiente,
Porque en las venas de Oriente
Todas las sangres son Reales.
Y pues es quien hace iguales
Al rico y al pordiosero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.
Nace en las Indias honrado,
Donde el mundo le acompaña;
Viene a morir en España,
Y es en Génova enterrado.
Y pues quien le trae al lado
Es hermoso, aunque sea fiero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.
¿A quién no le maravilla
Ver en su gloria, sin tasa,
Que es lo más ruin de su casa
Doña Blanca de Castilla?
Mas pues que su fuerza humilla
Al cobarde y al guerrero,
Poderoso caballero
Es don Dinero.
Versión del poema por Federico Espino Licsi
Jr. (Filipinas, década de 1970)
Mi novio ingrato me ha cambiado
por un marica acaudalado,
el único hijo de un banquero.
Poderoso caballero
es Don Dinero.
(1977: 103).
Amor constante más allá de la muerte
Cerrar podrá mis ojos la postrera
Sombra que me llevare el blanco día,
Y podrá desatar esta alma mía
Hora, a su afán ansioso lisonjera;
Mas no de esotra parte en la ribera
Dejará la memoria, en donde ardía:
Nadar sabe mi llama el agua fría,
Y perder el respeto a ley severa.
Alma, a quien todo un Dios prisión ha sido,
Venas, que humor a tanto fuego han dado,
Médulas, que han gloriosamente ardido,
Su cuerpo dejará, no su cuidado;
Serán ceniza, mas tendrá sentido;
Polvo serán, mas polvo enamorado.
Ah de la vida…
"¡Ah de la vida!"... ¿Nadie me responde?
¡Aquí de los antaños que he vivido!
La Fortuna mis tiempos ha mordido;
las Horas mi locura las esconde.
¡Que sin poder saber cómo ni a dónde
la salud y la edad se hayan huido!
Falta la vida, asiste lo vivido,
y no hay calamidad que no me ronde.
Ayer se fue; mañana no ha llegado;
hoy se está yendo sin parar un punto:
soy un fue, y un será, y un es cansado.
En el hoy y mañana y ayer, junto
pañales y mortaja, y he quedado
presentes sucesiones de difunto.
Arte
Diego Rodríguez de Silva y Velázaquez
Bartolomé Esteban Murillo
Arquitectura
Colegio San Gregorio de
Valladolid
Fachada Universidad de
Salamanca
Descargar

diapositivas