MODULO OPTATIVO
“Una aproximación a la
Sexualidad desde el punto
de vista de la SaludEnfermedad”
RICARDO FABIÁN ORLANDO OYOLA
Nuestra especie sabe disfrutar de su
sexualidad como ninguna otra.
Y siendo tan creativos cuando se
trata de algo tan complejo como el
sexo, las posibilidades son infinitas.
Con amor, sin amor, con dolor, con
toda clase de fluidos, entre dos,
tres, o más personas o una sola y
todo lo que puedan imaginar…
No obstante, ésta misma razón es lo
que la convierte en un camino
escabroso, que para muchos,
resulta difícil de transitar. De
acuerdo a las normas sociales a las
que la persona debe ajustarse, sus
fijaciones sexuales pueden resultar
extrañas, perversas o hasta
enfermizas...
Aunque siempre placenteras.
PARAFILIAS
Las parafilias y las prácticas
sexuales inusuales pueden
considerarse desde la psiquiatría
y de la medicina en general
como mucho más que sexo.
F64 Trastornos de la identidad
sexual.

F64.0 Transexualismo.
F64.1 Transvestismo no fetichista.
F64.2 Trastorno de la identidad sexual en
la infancia.
F64.8 Otros trastornos de la identidad
sexual.
F64.9 Trastorno de la identidad sexual sin
especificación.
F65 Trastornos de la
inclinación sexual.

F65.0 Fetichismo.
F65.1 Transvestismo fetichista.
F65.2 Exhibicionismo.
F65.3 Escoptofilia (voyeurismo).
F65.4 Paidofilia.
F65.5 Sadomasoquismo.
F65.6 Trastornos múltiples de la inclinación
sexual.
F65.8 Otros trastornos de la inclinación sexual.
F65.9 Trastorno de la inclinación sexual sin
especificación.
Trastornos de la inclinación
sexual
Fetichismo
Consiste en la dependencia de algún objeto inerte
como estímulo para la excitación y la gratificación
sexuales. Muchos fetiches son extensiones del
cuerpo humano tales como artículos de ropa o
calzado. Otros objetos frecuentes se caracterizan
por alguna textura particular como la goma, el
plástico o el cuero. La importancia de los fetiches
varía según el individuo. En algunos casos sirven
simplemente como refuerzo de la excitación sexual
conseguida por medios ordinarios (por ejemplo,
haciendo que la pareja lleve una determinada
vestimenta).
Pautas para el diagnóstico
El fetichismo se diagnosticará sólo si el fetiche es la
fuente más importante de estimulación sexual o si
es esencial para la respuesta sexual satisfactoria.
Las fantasías fetichistas son frecuentes, pero no
configuran un trastorno a no ser que lleven a
rituales que sean tan apremiantes e inaceptables
como para interferir con la relación sexual y causar
un malestar individual.
El fetichismo se presenta casi exclusivamente en
varones.
Transvestismo fetichista
Consiste en llevar ropas del otro sexo con el
objetivo principal de obtener excitación sexual.
Pautas para el diagnóstico
Este trastorno debe distinguirse del fetichismo
simple en el sentido de que las ropas no sólo se
llevan, sino que se llevan para crear la apariencia de
ser una persona del sexo opuesto. El transvestismo
fetichista se distingue del transvestismo transexual
por su clara asociación con la excitación sexual y
con el fuerte deseo de quitarse la ropa una vez que
se alcanza el orgasmo y la excitación sexual declina.
Puede tratarse de una fase pasajera hacia el
transexualismo.
Exhibicionismo
Consiste en una tendencia persistente o recurrente
a exponer los órganos genitales a extraños
(normalmente del sexo opuesto) o a gente en
lugares públicos, sin incitarlos o intentar un
contacto más íntimo.
Habitualmente, aunque no siempre, suele haber
una excitación sexual durante el período de la
exposición y el acto suele terminar en una
masturbación.
Pueden producirse actos exhibicionistas en
periodos de estado de la esquizofrenia, demencia
senil o alcoholistas en fase terminal
Pautas para el diagnóstico
El exhibicionismo se limita prácticamente a
varones heterosexuales, que se exhiben a mujeres
adultas o adolescentes, normalmente
confrontándolas, desde una distancia de
seguridad, en lugares públicos.
Para algunos el exhibicionismo es su única
descarga sexual, pero otros comparten este
comportamiento con una vida sexual activa, con
relaciones de larga duración, a pesar de que sus
impulsos exhibicionistas pueden ejercer una mayor
presión en momentos de conflicto en sus
relaciones. La mayoría de los exhibicionistas
encuentran que sus impulsos son difíciles de
controlar. Si el testigo se sorprende, asusta o
impresiona, suele aumentar la excitación del
exhibicionista.
Escoptofilia (voyeurismo)
Se trata de una tendencia persistente o recurrente
a mirar a personas comprometidas en una
actividad sexual o íntima, como desnudarse, lo que
lleva normalmente a una excitación sexual y a una
masturbación, que se realiza sin que se sea
observado por las otras personas.
Paidofilia
Se trata de una preferencia sexual por los
niños, normalmente de edad prepuberal o de
la pubertad temprana. Algunos de los
afectados sienten atracción únicamente por
la chicas, otros únicamente por los chicos y
otros están interesados por ambos sexos.
La paidofilia se también presenta en mujeres
aunque menos frecuentemente.
Sadomasoquismo
Consiste en una preferencia por actividades
sexuales que implican el infringir dolor, humillación
o esclavitud. Si el enfermo prefiere ser el receptor
de tales estimulaciones entonces se denomina
masoquismo; si es el que lo ocasiona, se trata
entonces de sadismo. A menudo un individuo
obtiene excitación sexual tanto de actividades
sádicas como de masoquistas.
Es frecuente que se utilicen grados leves de
estimulación sadomasoquista para potenciar una
actividad sexual que por lo demás sería normal.
Esta categoría debe ser únicamente utilizada si la
actividad sadomasoquista es la fuente más
importante para la estimulación o si es necesaria
para la gratificación sexual.
El sadismo sexual es difícil de distinguir de la
crueldad en situaciones sexuales o de la cólera no
relacionada con el erotismo. El diagnóstico puede
hacerse con claridad cuando la violencia es
necesaria para la excitación sexual.
Ya lo decía el Marqués de Sade: “La crueldad, lejos de ser un vicio, es
el primer sentimiento que imprime en nosotros la naturaleza.”
Aunque Sade no terminó pasándola muy bien en su vida, aún hoy
sigue dando de qué hablar, por lo que escribía acerca del sexo, el dolor,
la crueldad y el sufrimiento.
Otros trastornos de la
inclinación sexual
Se incluyen aquí diferentes formas de inclinaciones
sexuales y actividades consiguientes que son todas
ellas relativamente poco frecuentes.
La necrofilia es la atracción sexual
por los cadáveres.
Parcialismo
El parcialismo es el interés sexual por una
parte del cuerpo específica que despierta
tanto interés erótico como los genitales o aún
más. Dentro de esta amplia clasificación
(puede ser cualquier parte del cuerpo, que no
sean los genitales), la más común es
la podofilia, el fetichismo por los pies.
Entre otras también está la maschalagnia,
por las axilas; la nasofilia, por las narices; la
tricofilia, por el cabello y la pigofilia, por las
nalgas.
Clismafilia
Se conoce como clismafilia a la parafilia
consistente en recibir placer sexual por
la introducción de líquidos en el ano.
Para la estimulación sexual, los
clismafílicos se realizan enemas. Esta
parafilia resulta preocupante ya que en
muchos casos, lo que utilizan los
clismafílicos para entretenerse termina
siendo muy peligroso.
Urofilia y coprofilia
La urofilia, también conocida como
urolagnia, es la capacidad de excitarse y de
tener placer sexual por la orina, ya sea
bebiendo o bañándose en ella. En parte,
también es considerada como un tipo de
humillación del masoquismo, los urofílicos
disfrutan ser orinados y orinar a otras
personas. Se la conoce como “lluvia dorada”.
Ahora bien, por el otro lado (literalmente),
tenemos a los coprofílicos, La coprofilia es el
fetichismo por los excrementos.
Eproctofilia
La eproctofilia es el fetichismo por los gases.
Los eproctofílicos a menudo son vistos como
una forma de coprofílicos, ya que despiertan
su deseo sexual oliendo flatulencias
humanas. Las personas con esta extraña
parafilia, disfrutan de inhalar y oler
flatulencias directamente de sus
compañeras/os sexuales.
Escatología telefónica
Se le llama escatología telefónica a una
parafilia en la cual la persona realiza
llamadas indecentes a desconocidos. Los
escatológicos telefónicos llaman a personas
inocentes para hacerle propuestas
indecorosas, hablar de sexo de forma
explícita o bien para engañar a la persona
hasta hacer que ésta revele intimidades o
algo sexual de sí mismos.
Emetofilia
Se trata del placer sexual ante la exposición
de los vómitos. los emetofílicos encuentran el
goce sexual cuando les vomitan encima o
revolcándose en los vómitos de otras
personas.
Se conoce como “ducha romana”.
Acrotomofilia
Es el interés sexual por las partes amputadas del
cuerpo. Independientemente de cual sea la parte
que se ha amputado, los acrotomofilicos sienten
placer sexual con los muñones resultantes de la
parte amputada y en muchos casos, incluso llegan
a realizarse una amputación a sí mismos.
MISOFILIA
Sentir placer sexual por saborear, masticar,
oler o realizar cualquier
otra acción con ropa sucia o productos
relativos a la higiene
femenina.
FROTEURISMO
Consiste en excitarse al frotar los genitales contra
el cuerpo de un desconocido sin su consentimiento
en una multitud.
El frotista (o froteurista) actúa en lugares públicos
y abarrotados sin que, generalmente, la víctima se
dé cuenta. Al igual que en el voyeurismo, esta
conducta no es, normalmente, precedente de una
actividad sexual posterior.
Tras la práctica frotista, el individuo únicamente
suele masturbarse recordando la escena. Este
comportamiento, suele tener un carácter pasajero,
afecta sobre todo a hombres entre 15 y 20 años.
La hierofilia: es el placer sexual derivado de los objetos
religiosos.
La simorofilia: es el placer sexual que se da al provocar
accidentes automovilísticos o choques.
La dacrofilia: es cuanto aumenta el placer sexual al lamer, o
tocar lagrimas.
La arachibutyrophilia: es embadurnar a una persona alérgica a
la crema de maní con la misma y tener relaciones sexuales.
La formicofilia: es el placer sexual por tener insectos
arrastrándose por el cuerpo, especialmente en los genitales.
La ursusagalamatofilia: es vestirse de felpa buscar otras
personas similares para copular.
Agalmatofilia
Es la atracción por maniquíes.
Esto incluye también la
excitación erótica generada por
estatuas y por la inmovilidad.
Descargar

PARAFILIAS - Cátedra de Medicina Psicosocial