¡Para ti
maestro!
Enseñar es dejar una huella
para siempre.
La educación no es preparación para la vida, es la
vida misma.
Enseña a los jóvenes cómo pensar, no lo que
han de pensar.
Aprender es un placer; pero el placer de
aprender nunca se comparará con el placer
de enseñar.
A un alumno puedes enseñarle una lección al día;
pero si logras enseñarle a aprender mediante crear
curiosidad, él continuará el proceso de aprendizaje
mientras tenga vida.
Un cirujano mediocre lastima una persona a
la vez; un maestro mediocre lastima a todo
un salón.
El alumno a quien nunca se pide que haga lo que
no puede hacer, nunca hará lo que sí puede
hacer.
Maestro, lo que tú hagas a tus alumnos lo
harán ellos en la sociedad.
Tengo una norma: atención.
Ellos me dan la suya y yo les
doy la mía.
Lo que queremos es ver al niño es búsqueda del
conocimiento, y no al conocimiento en búsqueda
del niño.
Las posibilidades potenciales de cualquier
alumno son las más fascinantes en
interesantes de toda la creación.
Ninguna pompa de jabón, es tan iridiscente o
flota por más tiempo que la que ha sido soplada
por un maestro exitoso.
Cualquiera de ustedes que recuerde su propia
experiencia educativa, se acuerda de sus maestros, no
de métodos ni técnicas. ¡Tú eres la persona clave en la
tarea educativa!
Tú eres un maestro y no desarrollas un trabajo
cualquiera; cumples una misión y lo que haces
impacta el futuro.
¡Trabajas con los niños!
¡Adelante, entonces, con el reto de este
nuevo curso!
Descargar

Maestro