Causales de justificación
Legítima Defensa
Marcela Rodríguez Montecinos – Ayudante Derecho Penal
Concepto:
“Obra en legítima defensa quien ejecuta una acción
típica, racionalmente necesaria para repeler o
impedir una agresión ilegítima, no provocada por él
y dirigida en contra de su persona o derechos, o de
los de un tercero”.
Ubicación: Art. 10 Nº 4, 5 y 6 CP
Fundamento: la impotencia del Derecho para evitar todo
atentado antijurídico. Por ello, faculta al ofendido o a
un tercero para hacerlo, incluso a través de la
ejecución de una acción típica.
Elementos de la legítima defensa
1.- Agresión ilegítima;
2.- Necesidad racional del medio empleado para
impedirla o repelerla;
3.- Falta de provocación suficiente por parte de quien se
defiende.
1.- La agresión ilegítima
Es agresión ilegítima aquella acción antijurídica que tiende
a lesionar o poner en peligro un bien jurídicamente
protegido.
Características:
La agresión ilegítima debe provenir de otro ser humano.
No es relevante la índole del derecho agredido.
La legítima defensa NO es subsidiaria, porque el agredido
no está obligado a esperar que ya no quede otra salida para
actuar. “Ante el injusto nadie esta obligado a ceder”. Sin
embargo, esto tiene algunas excepciones.
Requisitos para que la agresión se considere ilegítima:
a.- La agresión debe ser real: existir como tal, según una
consideración ex – ante, es decir, teniendo en cuenta lo
que para el autor aparecía como tal al defenderse.
b.- La agresión debe ser además actual o inminente.
c.- La agresión debe ser grave, pero no es necesario que sea
típica, basta con que sea antijurídica.
2.- La reacción defensiva o la “necesidad racional del
medio empleado para impedirla o repelerla”
La ley sugiere un equilibrio instrumental, en cuanto a los
medios, es decir, a los instrumentos utilizados para la
defensa.
Sin embargo, debe entenderse que se refiere a la
racionalidad de toda la reacción. Es una necesidad
racional, no matemática, juzgándose caso por caso, siendo
necesaria si, dadas las circunstancias objetivas y reales, el
sujeto no dispone de una forma menos enérgica de
defenderse con éxito.
Debemos recordar que el examen de antijuridicidad es un
juicio objetivo. Por lo tanto, al analizar la procedencia de
la legítima defensa no podrán tomarse en cuenta estados
de alteración anímica del ofendido o del que se defiende.
Las defensas predispuestas (alambres de púas, cercos
eléctricos, etc.) quedan cubiertas por la legítima defensa si
no crean un peligro para terceros inocentes.
La lesión al derecho de un tercero ocasionada por una
reacción defensiva no queda cubierta por la legítima
defensa.
3.- Falta de provocación necesaria por quien se defiende
La agresión no puede de provocada por el defensor.
Sin embargo, no toda provocación excluye la legítima
defensa: se requiere, según la ley, que la provocación
sea suficiente, lo que significa que sea proporcionada a
la entidad de la agresión.
Clasificación de la legítima defensa
1.- Legitima defensa propia: Art. 10 Nº 4 CP
2.- Legitima defensa de parientes: Art. 10 Nº 5 CP
3.- Legítima defensa de extraños: Art. 10 Nº 6 inciso
primero CP
4.- Legítima defensa privilegiada: Art. 10 Nº 6 inciso
segundo CP
1.- Legítima defensa propia: Art. 10 Nº 4 CP
“Art. 10. Están exentos de responsabilidad criminal:
4° El que obra en defensa de su persona o derechos,
siempre que concurran las circunstancias siguientes:
Primera. Agresión ilegítima.
Segunda. Necesidad racional del medio empleado para
impedirla o repelerla.
Tercera. Falta de provocación suficiente por parte del
que se defiende”
2.- Legítima defensa de parientes: Art. 10 Nº 5 CP
“Art. 10. Están exentos de responsabilidad criminal:
5° El que obra en defensa de la persona o derechos de
su cónyuge, de sus parientes consanguíneos legítimos
en toda la línea recta y en la colateral hasta el cuarto
grado inclusive, de sus afines legítimos en toda la línea
recta y en la colateral hasta el segundo grado inclusive,
de sus padres o hijos naturales o ilegítimos
reconocidos, siempre que concurran la primera y
segunda circunstancias prescritas en el número
anterior, y la de que, en caso de haber precedido
provocación de parte del acometido, no tuviere
participación en ella el defensor.”
Como ahora la ley no distingue entre hijos legítimos e
ilegítimos, la legítima defensa de parientes alcanza:
- Su cónyuge;
- Parientes consanguíneos en línea recta;
- Parientes consanguíneos en línea colateral, hasta el 4º
grado (primos hermanos);
- Parientes afines en toda la línea recta;
- Parientes afines en la línea colateral hasta el segundo
grado.
Siempre que concurran los siguientes requisitos:
Agresión ilegítima;
Necesidad racional del medio empleado para
impedirla o repelerla;
Que la persona a la que se defiende no hubiere
provocado al atacante, y si lo hizo, que no hubiere
tenido parte el defensor.
3.- Legítima defensa de extraños: Art. 10 Nº 6 inciso
primero CP
“Art. 10. Están exentos de responsabilidad criminal:
6° El que obra en defensa de la persona y derechos de
un extraño, siempre que concurran las circunstancias
expresadas en el número anterior y la de que el
defensor no sea impulsado por venganza,
resentimiento u otro motivo ilegítimo”.
* Cury critica esta disposición al establecer motivos
psíquicos, ya que el examen de antijuridicidad es
objetivo.
4.- Legítima defensa privilegiada: Art. 10 Nº 6 inciso
segundo CP
“Se presumirá legalmente que concurren las
circunstancias previstas en este número y en los
números 4° y 5° precedentes, cualquiera que sea el
daño que se ocasione al agresor, respecto de aquel que
rechaza el escalamiento en los términos indicados en
el número 1° del artículo 440 de este Código, en
una casa, departamento u oficina habitados, o en sus
dependencias, o, si es de noche, en un local comercial
o industrial y del que impida o trate de impedir la
consumación de los delitos señalados en los artículos
141, 142, 361, 362, 365 bis, 390, 391, 433 y 436 de
este Código”.
Esta disposición es defectuosa:
La presunción legal debe entenderse sólo respecto de la
necesidad racional de la reacción defensiva. En el fondo, el
legislador quiere justificar una legítima defensa excesiva, pero
los demás requisitos deben probarse en el proceso.
La presunción opera en 3 casos diferentes:
- Respecto de quien, en cualquier tiempo rechaza el
escalamiento en una casa, departamento u oficina
habitados;
- Respecto del que lo hace de noche, respecto de un local
comercial o industrial;
- Respecto del que impide o intenta impedir la consumación de
los siguientes delitos: sustracción de menores y secuestro;
violación propia, impropia y abusos sexuales; homicidio y
parricidio; robo con violencia o intimidación.
*
Escalamiento: Entrar a un lugar por vía no destinada al
efecto, por forado o con rompimiento de pared o techos, o
fractura de puertas o ventanas. Este concepto es muy
restringido, pues no abarca el caso del delincuente que
ingresa con llaves falsas o por la confianza de un empleado
doméstico.
Descargar

Legítima Defensa