ATENCIÓN BÁSICAS A LOS
LESIONADOS POR GOLPES,
HERIDAS Y FRACTURAS
LAS HERIDAS
Las Heridas
Son lesiones que generan la pérdida de continuidad en la
integridad de los tejidos blandos como piel, músculo, tejido
subcutáneo, órganos blandos, tendones, nervios, entre otros.
Los agentes que pueden causar heridas son:
Físicos: pueden ser internos como cortes, golpes,
quemaduras, etc., o internos como un hueso fracturado.
Químicos: álcalis, ácidos.
Biológicos: bacterias, virus, hongos.
Las heridas acarrean dos riesgos que es necesario evitar
que son la hemorragia y la infección.
Clasificación de las Heridas
Abiertas
En estas hay perdida de la continuidad de la piel y una
mayor posibilidad de infección. Son producidas
generalmente por objetos filosos.
Cerradas
En estas no se observa separación de los tejidos blandos y
generan hematoma (hemorragia debajo de la piel) o
hemorragias en viseras o cavidades.
Son producidas generalmente por golpes o por huesos
rotos y requieren atención rápida porque pueden
comprometer la función de un órgano o la circulación
sanguínea.
Clasificación de las Heridas
Simples
Afectan únicamente la piel, no alcanzan a comprometer
órganos. Entre estas tenemos los raspones, arañazos, cortes
pequeños, etc.
Complicadas
Estas son extensas y profundas con abundante
hemorragia. Causan lesiones en músculos, nervios,
tendones, órganos internos, vasos sanguíneos y puede o no
existir perforación visceral. Entre estas tenemos las
puñaladas, las producidas por huesos fracturados, heridas
profundas, etc.
Clasificación de las Heridas
De acuerdo a la causa que las produjo, pueden ser:
Punzantes
Cortantes
Punzocortantes
Abrasiones
Laceraciones
Avulsivas
Amputación
Contusas
Magulladuras
Aplastamiento
Clasificación de las Heridas
Punzantes: Causadas por objetos puntiagudos (clavos,
agujas, anzuelos, etc.).
Estas presentan dolor, hemorragia escasa, orificio de
entrada no muy notorio, profundidad, puede presentar
perforación de vísceras y hemorragia interna, peligro
inminente de infección. Se considera la más peligrosa de
todas.
Cortantes: causadas por objetos afilados (vidrios,
cuchillos, latas, etc.).
Presenta una herida con bordes limpios y lineales, de
hemorragia
escasa,
moderada
o
abundante.
Puede afectar músculos, tendones y nervios.
Clasificación de las Heridas
Punzocortantes: producidas por objetos puntiagudos y
filosos (puñales, tijeras, cuchillos, hueso fracturado, etc.).
Combina los dos tipos de heridas anteriores.
Abrasiones o Raspones: causadas por fricción o
rozamiento de la piel con superficies duras. La capa más
superficial de la piel (epidermis) es la que se ve afectada.
Frecuentemente se infectan, pero se curan rápidamente.
Laceraciones: Lesiones producidas por objetos de
bordes dentados, generan desgarros del tejido y los bordes
de las heridas se presentan irregulares.
Avulsivas: Lesión con desgarra, separa y destruye el
tejido, suele presentar una hemorragia abundante.
Clasificación de las Heridas
Amputación: Pérdida de un fragmento o una extremidad.
Contusas: Son producidas por la resistencia que ejerce el
hueso ante un golpe (de puño, piedras, palos, etc.),
produciéndose la lesión de los tejidos blandos.
El hematoma y dolor son las síntomas más comunes de
estos tipos de heridas.
Magulladuras: Heridas cerradas generadas por golpes.
Se divisan como una mancha de color morado.
Aplastamiento: Se presenta cuando una parte del cuerpo
es sometida a un alto grado de fuerza o presión, usualmente
entre dos objetos pesados. Pueden generar fracturas,
hemorragias externas e internas abundantes, y lesión de
órganos.
Clasificación de las Heridas
Por la profundidad, pueden ser:
Superficiales: Sólo atraviesan la piel y tejido
subcutáneo.
Profundas: Atraviesan hasta músculo y aponeurosis.
Penetrantes: Penetran alguna cavidad como: boca,
tórax, abdomen, pelvis, entre otras.
Perforantes: Atraviesan el cuerpo, generalmente por
arma de fuego.
Clasificación de las Heridas
Punzante
Cortante
Contusa
Laceración
Clasificación de las Heridas
Clasificación de las Heridas
Desde el punto de vista de asepsia, se clasifican en:
Limpias: Son las causadas por un bisturí en cirugía, es
decir durante el procedimiento quirúrgico. Hay que tener
muy en cuenta que estas también son heridas de bordes
regulares y similares a las causadas por un arma corto
punzante.
Contaminadas: Son las producidas en la calle, el hogar,
o el lugar de trabajo, o sea, que pueden hacerse en el diario
vivir. Así como en las heridas limpias que son bordes
regulares, en las contaminadas se presentan con bordes
irregulares y pueden ser causadas por cortes de botella
cortantes, alambres o cuchillos oxidados.
Primeros Auxilios en las Heridas
Heridas Leves
• Lávese las manos y colóquese los guantes de látex, evite tocar la herida con los
dedos, máxime cuando usted tiene una lesión por pequeña que ésta sea.
• Retire la ropa si esta cubre la herida.
• Seque la herida haciendo toques con una gasa, desde adentro hacia los extremos,
use la gasa una sola vez.
• Nunca utilice algodón, pañuelos o servilletas de papel, estos desprenden motas,
se adhieren a la herida y pueden causar infección.
• Lave la herida con agua abundante y jabón yodado.
• Aplique antiséptico yodado.
• Cubra la herida con una curita, gasa, apósitos, compresas, sujétela con
esparadrapo o vendaje si es necesario.
• No aplique por ningún motivo sal, café, estiércol, telarañas, éstos causan
infección en la herida y se puede presentar el tétanos.
• No aplique medicamentos (antibióticos en polvo o pomadas) porque se pueden
presentar alergias.
• Lávese las manos después de dar la atención.
Primeros Auxilios en las Heridas
•
•
•
•
•
•
•
•
•
Heridas abiertas sin sangrado evidente o importante
Cubrir con material limpio y en lo posible estéril
No aplicar alcohol
No aplicar sustancias químicas
No aplicar polvos o pomadas
No colocar azúcar, sal o similares
Heridas abiertas con sangrado importante
Comprimir fuertemente sobre la zona sangrante para para la
hemorragia.
Tapar la herida con material limpio y estéril en lo posible
No dar alcohol (“para subir la presión”)
No aplicar torniquetes ni pinzas dentro de la zona sangrante
Primeros Auxilios en las Heridas
Heridas abiertas con zonas amputadas o
segmentos móviles
• Comprimir fuertemente para para la hemorragia.
• Cubrir con material limpio o estéril.
• Colocar el segmento amputado en una bolsa solo y cerrar
“no colocar agua ni ninguna otra sustancia”.
• Colocar la bolsa cerrada en un recipiente conservador con
hielo (tener la precaución que el hielo no tenga contacto
con el tejido).
Primeros Auxilios en las Heridas
Heridas Laceradas o Avulsivas
•
•
•
•
•
•
•
En muchos casos el tejido desgarrado puede ser nuevamente
unido en un centro asistencial; por lo tanto:
Irrigue los tejidos con solución salina
No intente lavar la herida.
Si es posible, una los tejidos arrancados.
Cubra la herida con apósito o compresa.
Si está sangrando aplique presión directa sobre la herida con un
vendaje y eleve el miembro afectado.
Si la herida continua sangrando, no retire la venda y haga presión
directa en la arteria que irriga el área lesionada.
Aplique frío local (Bolsa con hielo envuelto en una toalla) Sobre
la zona.
Descargar

4. Las Heridas - WordPress.com