La Sábana Santa:
Un encuentro con la
Pasión, Muerte y
Resurrección de Cristo
Adolfo L. Orozco Torres
Presidente del Centro Mexicano de Sindonología
www.sabanasantamexico.org
[email protected]
Descripción Física
Es un gran lienzo de lino con una longitud de 4.43 m de
largo por 1.13 m de ancho. En dicho lienzo se encuentran
las imágenes frontal y dorsal, unidas por la cabeza, de un
cuerpo humano brutalmente martirizado.
Tiene unas agujeros
triangulares simétricos
a todo lo largo de la
Sábana. Son producto
de un incendio que
sufrió en la Iglesia de
Chambery en 1532, la
Sábana se encontraba
plegada en 48 dobleces
y al quemarse un
borde de la tela
doblada el daño se
multiplicó por toda la
tela.
También hay manchas de
sangre.
Corresponden a las heridas
sufridas por el hombre
cubierto por la Sábana.
La mayor de todas
corresponde a una herida
producida en el costado
derecho.
- Las más pequeñas son
aproximadamente unas 600 y
cubren prácticamente todo el
cuerpo.
- Las medianas se encuentran
en muñecas, brazos y pies.
Y LAS MANCHAS MÁS IMPORTANTES:
Son Chamuscaduras superficiales en el lino que dibujan en negativo
(invertido izquierda por derecha y tonos de luz y de oscuridad) la
figura de un hombre desnudo cubierto de heridas de pies a cabeza. La
imagen es monocromática, las manchas son estables químicamente y
no se pudieron decolorar ni disolver.
El Hombre de la Sábana Santa
El cuerpo que envolvió la Sábana corresponde a un hombre de
unos 35 años de 1.80 m de altura, 80 kg de peso, complexión
atlética, pelo largo y barba. Fue depositado en la Sábana alrededor
de dos horas después de haber muerto. Fue torturado de diferentes
formas y la causa de la muerte fue la asfixia producida por haber
sido clavado a una cruz por las muñecas y los pies.
Este hombre sufrió la ‘Hematidrosis’ o Sudor de Sangre, que
deja la piel sumamente sensible a cualquier contacto,
fenómeno producto de una tensión o temor psicológico
extremo
En relación a otras torturas
recibidas se observan en su cuerpo
cerca de 600 pequeñas heridas. Estas
heridas coinciden con las
producidas por el Flagellun
taxillatum (utilizado por los
romanos). Se cuentan 120 golpes de
flagelo en total, 60 en la imagen
frontal y 60 en la dorsal. Fue
flagelado metódicamente indicando
que no se le quería matar, fue
flagelado desnudo y – muy
probablemente - colgado pues no
hay golpes de flagelo en los brazos.
El cuerpo quedó como en una llaga
viva del cuello hasta los pies.
La Flagelación
En todo lo que es el cuero cabelludo se
observan unas 30 pequeñas heridas
producidas por objetos punzo cortantes como espinas que
penetraron profundamente
produciendo hemorragias abundantes
e intensos dolores. Dichas espinas
fueron trenzadas en una corona y una
vez colocada ésta sobre la cabeza fue
presionada para que las espinas
penetraran profundamente. Los
médicos (ateos, agnósticos y creyentes)
concluyen que las hemorragias son
‘clínicamente correctas’ de acuerdo a
la medicina forense del siglo XX
Nuca
Se observan también
diversas heridas y
contusiones en la cara,
la nariz esta rota a la
altura del cartílago (no
del hueso), tiene
diversas contusiones, le
arrancaron parte de la
barba, del bigote y se
descubrió una sustancia
química que sólo se
encuentra en la saliva.
Después de haberle producido las heridas descritas se le colocó un manto y
cargó sobre su espalda un objeto, probablemente de madera, de unos 50 kg de
peso que le aplastó las heridas de la espalda entre el hombro derecho y el
costado izquierdo. Se observan también heridas en la rodillas con restos de
arcilla debido posiblemente a caídas, en algunas heridas de la cara se han
encontrado también restos arcillosos similares a los de las rodillas por lo que
pudieron haberse producido al golpearse con el suelo.
La prenda que llevaba le fue quitada y posteriormente le taladraron las dos
muñecas introduciéndole un clavo en cada una a la altura de los carpos,
clavándolas sobre el ‘patibulum’ (el travesaño horizontal de la cruz) . Estos
clavos lesionaban el nervio mediano provocando un paroxismo de dolor que
hacía retorcerse al condenado y forzaba la flexión del pulgar sobre la palma,
como se observa en la Sábana Santa. Clavaron también los pies al ‘stipes’ (el
travesaño vertical) colocando el izquierdo sobre el derecho e introduciendo el
clavo por el segundo espacio metatarsiano.
Penetración del clavo en el pie derecho
Posición de los brazos en la cruz
En esta posición el
condenado se asfixia
paulatinamente sufriendo
angustia y asfixia
extremos por la falta de
oxígeno
Movimientos que realizó en la Cruz el hombre de la Sábana
Santa antes de morir por asfixia.
Escultura realizada por el Dr. Enrique Rivero-Borrell
Vázquez mostrando la desesperación, angustia y dolor de
Cristo producto de la asfixia.
La Sábana Santa nos muestra a Jesús muerto en la cruz
Él pagó el precio para redimirnos de nuestros pecados
Murió en la cruz por
asfixia y posteriormente a
su fallecimiento se le
produjo una herida en el
costado derecho entre la 5
y 6 costilla con un objeto
de hierro de 5 cm. de
largo y 1.5 cm. de ancho,
similar a las lanzas que
utilizaban los romanos. La
lanza perforó la aurícula
derecha y de la herida
brotó sangre y suero
pericárdico, confirmaron
los médicos forenses.
En la Sábana Santa se descubrió hematoporfirina
indicando la presencia de sangre humana, tipo AB,
con una acidez (pH) de 5.0, indicando que brotó de
alguien en condiciones de asfixia extrema.
LA SANGRE REDENTORA DE CRISTO
La imagen se formó por una ‘radiación’ que brotó
del cuerpo de Jesús ¿Durante su Resurrección?
La tradición y la ciencia nos demuestran que la Sábana Santa es el
lienzo que cubrió a Jesús de Nazaret en el sepulcro. Todo lo que los
investigadores han descubierto en ella coincide exactamente con la
descripción que hacen los Evangelistas de la torturas que le fueron
inflingidas a Jesús de Nazaret, lo que prueba que los Evangelios son
estrictamente verídicos.
PERO HAY MÁS:
La Sábana Santa tiene
los indicios de la
Resurrección de Jesús
La Imagen dorsal
debía ser muy intensa
y la frontal muy tenue,
sin embargo tienen la
misma intensidad, lo
que es inexplicable
Parece estar de pie,
pero nótese la
posición de los pies
El cuerpo de
Jesús parece
estar
‘levitando’ o
ingrávido
También dicen que
‘emitió’ radiación
¿Radiografía del cráneo?
Raíces de los
dientes
¿Estará esta radiación
relacionada con la
Luminosidad de los Cuerpos
Gloriosos?
La Imagen de Jesús (Resucitado) en la
Sábana Santa es inexplicable para la ciencia
¡ Este es el Rostro de Jesús Resucitado !
Ojalá tengamos
la honestidad de
Santo Tomás
que después de
‘ver’ expresó con
profunda fe:
¡ Señor mío y Dios mío !
“nadie tiene amor más grande que
el que da la vida por sus amigos”
(Jn 15, 13)
“Tanto amó Dios al mundo que le dio
a Su Hijo Unigénito para que todo el
que crea en Él no perezca sino que
tenga vida eterna” (jn 3, 16)
Descargar

El Gran enigma - La Sábana Santa