CAMPS DE
CONCENTRACIÓ
NOM: Roger Bureu Niubó
CURS: 4t C
• Un Camp de Concentració (o camp d'internament) és
sense centre de detenció a confinament o On sí Tanca
un personatges seva pertinença Per un col.lectiu sense
Genèric a Lloc de Llibres SEUS Actes Individuals, el
pecat Judici Previ ni Garanties judicials, encara que
pot haver una cobertura legal Integrada en les
Nacions Unides Sistema de repressió política. Es
Solen emprar Camps de Concentració paràgraf tancar
un Polítics opositors, grups ètnics o Específics
Religiosos, personatges d'Una determinada Orientació
sexual, Presoners de Guerra, guàrdies civils Habitants
d'Una regió en Conflicte, col.lectius o Altres.
•
Els Camps d'extermini eren dos tipus de les instal·lacions que
l'Alemanya Nazi construí durant la Segona Guerra Mundial per a
l'eliminació sistemàtica de milions de persones en el que ha passat a la
Història com l'Holocaust. Durant la Segona Guerra Mundial, sota les
ordres de Heinrich Himmler, els camps d'extermini es van construir
durant la darrera fase del programa d'anihilació (l'anomenada Solució
Final del Problema Jueu). Els grups que els nazis van sotmetre a
l'extermini en aquests camps eren principalment els jueus europeus, així
com els gitanos.
•
Un Camp de concentració és una instal·lació destinada al confinament
de persones, sense judici previ. Sol ser habitual en règims totalitaris, i
s'han utilitzat per tancar-hi intel·lectuals i polítics dissidents,
presoners de guerra, minories ètniques, grups religiosos, homosexuals, i
altres grups de persones.

PRVVDMPD
RDM
•
«Dudo si era mejor morir allí o vivir martirizado por tantos Nombre: Luis Estañ.
recuerdos»
«Regresé a España para ser el 'rojo derrotado' en la
guerra» «Al llegar allí nos dijeron que saldríamos por la
Edad: 88 años.
chimenea»
CRISTINA PINA/CALLOSA
Es uno de los pocos españoles que sobrevivieron al
exterminio nazi. Luis Estañ, republicano callosino, fue
reclutado en Francia tras la victoria franquista. Al inicio
de la II Guerra Mundial formó parte de las compañías de
trabajadores extranjeros que los franceses crearon para
deshacerse de los campos de concentración. Tras la
derrota de Francia ante los alemanes, estuvo prisionero
en Bélgica. Trascurridos cuatro meses, fue liberado y
trasladado de nuevo al país galo porque no pertenecía a
ningún ente de batalla contra Alemania. Pero el regreso
se truncó y al llegar a la frontera quedó prisionero junto a
los 754 españoles que viajaban con él. Allí permaneció
hasta que a los dos meses cayó en manos de los nazis.
Fecha de ingreso en
Mathausen: 24 de enero de
1941.
Año de regreso a España:
1948.
Asociación a la que
pertenece: Amical de
Mathausen de Barcelona.
•
•
- ¿Cómo llegó a Mathausen?
- ¿Compartía ese pensamiento con sus
compañeros?
- Nos subieron en un tren blindado. Íbamos
cuarenta personas en cada vagón. Estuvimos tres
días de viaje sin comer y sin saber donde nos
dirigíamos.
- Allí eras un robot y no hablabas con nadie.
Cuando ya era más veterano, algunos domingos
que no trabajaba me reunía con un grupito de
españoles para conversar y evadirnos de aquel
lugar.
- ¿Y cuándo paró el tren?
-¿Cuánto tiempo estuvo en Mathausen?
- Era de noche. Formamos, hicimos la ceremonia a
la SS y empezamos a caminar a marchas forzadas
porque nos dijeron que al día siguiente había que
trabajar.
- Hasta el 1 de enero de 1945 que me trasladaron
a Gusen.
- Al llegar al campo de exterminio, ¿cómo les
recibieron?
- Nos hacían enfilar, seleccionaban a los más
demacrados y se los llevaban. Yo no fui de los
primeros en marchar, aunque me hubiera gustado,
porque, todos pensábamos que Gusen era el alivio
de Mathausen.
- Con un discurso de bienvenida del comandante.
Nos habló con mucha claridad. Dijo que el estar
allí era un error de Madrid o de Berlín porque
todo el que entraba salía por la chimenea.
- ¿Cómo le trasladaron?
- ¿No les daban explicaciones?
- ¿Qué pensó al escuchar esas afirmaciones?
- No, pero yo sí la tuve.
- Nada. Estaba aturdido. No me acababa de creer
lo que decía, pero cuando a la mañana siguiente
me metieron en la ducha y me dieron el uniforme
me dí cuenta de que aquello era una realidad.
- ¿Por qué?
- ¿Pensó en morir?
- Sí. A los pocos días de estar allí, llegué a la
conclusión de que ya estaba muerto, pero mi yo
interno se resignaba. Por un lado aceptaba la
muerte, pero por otro luchaba por la
supervivencia.
- El secretario de la barraca en la que yo estaba
me contó, bajo la amenaza de matarme si decía
algo, que cuando mandasen formar me escondiera
porque los que iban a Gusen apenas duraban unas
horas con vida.
- Al saber esto, ¿cómo recibió la noticia de su
traslado?
- Bien, no tenía otra opción. Yo ya sabía lo que
pasaba, pero la veteranía me sirvió de mucho.
¿Cómo fue su estancia allí?
•
- Las primeras horas fueron muy malas. Con el frío que hacía,
me dieron un atuendo de verano y me enviaron a construir
respiraderos. Los cabos polacos que había conmigo querían
matarme, eran casi todos católicos y chocaban con los
republicanos, pero no lo hicieron por miedo a cometer un error
debido a mi número de identificación tan bajo. A mí se me
conocía por 4375 y no como Luis Estañ.
¿Obtuvo la confianza de algún cargo, del mismo modo que le
ocurrió en Mathausen con el secretario de su barraca?
- - ¿Le aportó algo positivo esta experiencia?
- Ningún aprendizaje puede compensarse con lo que pasó
allí. Yo llegué a pesar 33 kilos.
- Sólo por el hecho de sobrevivir y, también, por algunas
anécdotas que ha contado, usted sería privilegiado.
- Yo no sé nada de suerte. Nadie que haya pasado por allí
puede llamarse dichoso. Todavía dudo sobre si era mejor
morir allí o salir y vivir martirizado por los recuerdos.
- ¿Cree que quienes apoyaron el nazismo hoy se
- Sí, la del español Asturias, amo de Gusen. Yo no le recordaba, arrepienten y lo condenan?
pero seguramente ya habíamos coincidido porque me llamó por
- No, el fondo de las personas nunca cambian y la derecha
mi nombre. Hablé con él y ya no trabajé hasta que me
siempre será la derecha.
liberaron.
Cuando le liberaron, ¿qué fue lo primero que hizo al salir de
allí?
- Me reuní con los españoles que quedábamos vivos.
¿Dónde se dirigieron?
- La gente se fue a los depósitos de patatas en busca de
comida, pero nosotros fuimos andando hasta Mathausen. Allí
estábamos tranquilos porque aunque los españoles éramos
pocos éramos los más fuertes.
¿Cuándo regresó a España?
- Llegué en 1948 y cometí el mayor error de mi vida.
¿Por qué?
- ¿Perdone?
- Sí, yo no guardo rencor a nadie. El perdón es la
satisfacción de los humanos.
- ¿Cuántos supervivientes quedan?
- Vivos ahora quedamos tres, pero están en Francia. Yo
fui el único que regresó.
- ¿Pertenece a alguna asociación de víctimas del
nazismo?
- Sí, soy miembro de la Amical de Mathausen de
Barcelona.
- Conoce pues a su ex presidente Enric Marco.
- Sí, precisamente hace unos días la Federación Socialista
Valenciana celebró un homenaje por esta causa. El
- En Francia gozaba de muchos privilegios que perdí cuando
vine aquí porque volví a ser el rojo que había perdido la guerra. secretario general del PSPV, Joan Ignasi Pla, Enric Marco
y yo, presidimos el acto.
¿Cómo vivió la dictadura?
- A simple vista no tuve ningún problema, pero me han puesto
muchas trabas para desarrollar mis negocios.
- ¿Cómo ha recibido la noticia de que no estuvo en
ningún campo de exterminio?
- No me ha sorprendido. Este señor es un estafador como
muchos otros.
Descargar

CAMPS DE CONCENTRACIÓ