ACTITUD DOCENTE Y CONDUCTA ESCOLAR
Reflexión y
discusión de casos
Prof. Cristhian Almonacid
CONDUCTA DOCENTE
Y DISCIPLINA ESCOLAR
La disciplina es importante para todos los niños y
jóvenes ya que podemos considerarla como base
de la educación, sin embargo, nos preguntamos
como hacerlo, quien es el mayor responsable en
enseñarla y ponerla en práctica, muchas veces los
padres opinan que los profesores son los que
deben imponer las bases de la disciplina y llevarlas
a cabo en el aula, por el contrario los profesores
afirman que esta debe ser dada en casa, y muchas
veces esto ocasiona que se esperen del niño y
joven, conductas que no le han sido enseñadas ni
en casa ni en la escuela.
¿Qué es para nosotros la disciplina ?
"Un niño-joven disciplinado no es una persona
que todo el tiempo “está quieto”, sino que
reconoce límites, logra tener independencia,
piensa antes de actuar y se responsabiliza de
sus acciones".
OJO: Estas características deben ser constantes,
sistemáticas y habituales, para decir que los alumnos
son disciplinados.
Discutamos un caso:
Ha pasado un mes de clases y los alumnos del 8°Z, tiene 7
observaciones generales, de carácter negativo en el libro
de clases. El profesor jefe, con más de 25 años de
experiencia docente, ha hecho de todo para controlar a
estos alumnos, pero no lo logra. El año pasado ya habían
manifestado el mismo comportamiento y el consejo de
profesores estuvo a punto de negar la matrícula a varios
de estos alumnos.
Para reflexionar:
a)
¿Cuáles son los factores que podrían estar afectando la disciplina del
curso?
b)
¿Cuáles son las sugerencias Profesionales que podemos dar ante esta
situación? O ¿Cómo resolveríamos nosotros una situación parecida?
c)
¿Quién es el responsable de esta situación?
Para proponer una mirada nueva ante la disciplina:
No es muy común relacionar la conducta que el profesor
tiene con la disciplina de nuestros alumnos. Muchos
piensan que el tema de la disciplina es una resposabilidad
de especialistas y otros piensan que es un tema que tiene
que ver con el ejercicio de la autoridad desde inspectoría.
SI CONCEDEMOS QUE LA MAYORÍA
DE LOS PROBLEMAS DE
INDISCIPLINA SUCEDEN EN LA
SALA DE CLASES.
¿Podría haber una posible relación con el quehacer
pedagógico cotidiano del Profesor?
Los casos de indisciplina se clasifican genéricamente en cuatro tipos:
3.1.- Interrupción y desorden durante el desarrollo de la clase:
Conversación, cuchicheos, lanzar papeles, levantarse sin autorización,
chistes, payaseos, preguntas reiterativas.
3.2.- No acatamiento de la instrucciones del profesor; lo que
desemboca en discusión delante del curso, resistencia a trabajar, etc.
3.3.- Incapacidad para el diálogo racional: no escuchar al
compañero, interrumpir al profesor sin aviso, tendencia a buscar explicación
de aquello que no tiene nada que ver con el desarrollo de la clase, etc.
3.4.- Incumplimiento de deberes escolares: libreta
comunicaciones, tareas, lecturas, informes, atrasos e inasistencias, etc.
de
ALGUNAS CAUSAS DE INDISCIPLINA RADICADAS
EN EL ACTUAR DEL PROFESOR :
A.- Falta de motivación por la clase, que se nota en la apatía o el
desgano del profesor y que los alumnos captan casi inmediatamente.
B.- Incomprensión por parte del profesor que su labor como educador,
implica no solo la entrega pedagógica de “contenidos”, sino que además,
su labor educativa abarca la “formación personal” de cada uno de sus
alumnos.
C.- Confusión de Status y Roles. Muchos docentes se mueven entre
los extremos: el profesor “Amigo” que no asume un rol de liderazgo
para ser siempre “buena onda”, o el Profesor “Autoritario” que maneja
su disciplina a partir del temor de sus alumnos, pero no logra en ellos
el autocontrol necesario, para momentos de ausencia del docente.
D.- Conciencia por parte de los alumnos de las debilidades del profesor
como animador de la clase y como académico en sus materias.
E.- Débil preparación de las clases, que llevan al docente a improvisar
arriesgándose a que le sobre tiempo (suscitando un espacio para el
ocio de los alumnos, que se convierte en caldo de cultivo para las
situaciones de indisciplina).
F.- Desconocimiento por parte de los alumnos de las ´”reglas del juego”.
Si al principio se tiene delimitado los modos de relación dentro de la
sala, entre los alumnos como pares y entre los alumnos con el profesor,
los problemas se pueden disminuir considerablemente.
G.- Distintas formas de aplicar normas y sanciones a cada alumno y en
cada situación. Si el profesor nos busca ser justo en todas la
situaciones, los más problable es que incremente sus problemas de
disciplina.
RASGOS DE LA CONDUCTA DOCENTE QUE NO
FAVORECEN LA DISCIPLINA:
•Debilidades de expresión: lenguaje monocorde, plano y entrecortado,
falta de fisiognómica (capacidad para expresar a través del rostro) y
mímica (expresión corporal), lenguaje folclórico, etc.
•Ubicación del Profesor al efectuar la clase: poco desplazamiento,
hablar de espaldas a los alumnos, hablar sentado, etc.
•Falta de modales: sentarse en el escritorio, comer en la sala, no
agradecer al alumno cuando corresponde, no saludar, etc.
•Trato al alumno: con sobrenombres, trato demasiado familiar, bromas,
ofensas, favoritismos, falta de amabilidad.
•Inexistencia de Rutinas de trabajo o cambio periódico de los
mismos (que perjudica la formación en hábitos): saludar, pasar
lista, controlar atrasos o inasistencia, aclarar el objetivo de la
clase y las metodologías a seguir.
•Atrasos en la toma de los cursos, al iniciar la jornada o entre los
recreos.
•Desconocimiento del trabajo que realizan otros profesores, falta de
trabajo en equipo y de comunicación de experiencias.
•Relación constante de los contenidos con situaciones de la
actualidad o con la experiencia de los alumnos.
•Uso de material didáctico (ojalá renovado y atrayente)
•Excesos de formalidad e informalidad. Lo mejor es el punto medio.
•Aprovechamiento de las consultas o respuestas para dinamizar la
clase.
Caso: “Mientras todos los alumnos están trabajando en grupos,
Ricardo decide arbitrariamente no incorporarse a ninguno. El
profesor le solicita explicación y Ricardo reacciona violentamente
diciendo que no piensa trabajar en clases, aunque sea evaluado
con un rojo”.
ACCION DEL PROFESOR
TRADICIONAL
ACCION DEL PROFESOR
PROACTIVO
Diagnostica el caso de Ricardo Considera la conducta
como un problema disciplinario.
manifestada por Ricardo como un
síntoma.
Toma providencias para obligar a
Ricardo a cooperar.
Se pregunta por las causas
profundas que pueden provocar
la falta de colaboración de
Ricardo.
Emplea el castigo o las
amenazas para obtener la
conducta deseada.
Reconoce la necesidad de
ampliar su información sobre
Ricardo.
Da una lección a Ricardo (y de
Se preocupa de conversar en
paso a todo el curso) sobre quien privado con Ricardo, para
tiene la autoridad en la sala.
conocerlo mejor.
Está pendiente posteriormente de Utiliza diferentes estrategias para
cualquier acto de rebeldía de observar la situación real de
Ricardo.
Ricardo dentro de su grupo
curso.
Alienta a otros miembros del
grupo para que manifiesten su
desaprobación por la conducta
de Ricardo.
Estimula a Ricardo para que
hable libremente (siempre en
forma personal) sobre su actitud
frente a la escuela.
Le pone una mala calificación
Crea procedimientos
pedagógicos inmediatos para
ayudar a Ricardo.
Margina a Ricardo de otras
actividades del curso.
Lleva el registro de la conducta
para descubrir la manifestación
de una tendencia
“PROCURA HACERTE AMAR,
ANTES QUE TEMER”
Don Bosco
Descargar

Presentación de PowerPoint