La hormona del
amor
Verónica Arias
Alicia González
Alicia Martín
La hormona del amor
Mirar a los ojos de tu amante no sólo es algo romántico, sino
que también puede alterar para siempre el cerebro y el
cuerpo. Esta sensación tan agradable que se siente recibe el
nombre de oxitocina es llamada “la hormona del amor” ya que
está presente cuando hay buenas relaciones sociales y se
dispara no sólo cuando hacemos el amor, sino también en
presencia de los que amamos o cuando nos encontramos en
situaciones que nos producen sensación de bienestar.
La oxitocina es el ingrediente químico que trabaja sin
descanso para el placer a través de las caricias, los besos,
las miradas y todo aquello que es visible cuando dos personas
se gustan.
La oxitocina está relacionada, no sólo con la conducta sexual,
sino también con la maternal y la social en general. Es la
responsable de los vínculos afectivos duraderos en las parejas
y crea unos lazos entre ellos que se van haciendo mucho más
fuertes.
¿Qué es la oxitocina?
• La oxitocina es una molécula generada de forma natural por el
hipotálamo en la base del cerebro que regula varios procesos
fisiológicos como las emociones.
• La oxitocina se conoce también como la hormona de la
generosidad, la confianza, la fidelidad, del abrazo, de la
calma… entre otros y parece que influye agradablemente en
distintos aspectos de nuestra vida. También se la relaciona
con los patrones sexuales que se asocian con la afectividad y
la ternura.
• En el enamoramiento la oxitocina crea una mayor confianza
entre la pareja, también hace que seamos demasiado
obsesivos con la persona a la que queremos.
Como funciona la oxitocina en los
dos sexos
• La oxitocina se puede administrar tanto en
hombres como en mujeres.
• Conlleva a que haya una mayor seguridad en
la persona.
• La utilización de oxitocina en las personas
inicia un círculo que estimula y genera
seguridad. Luego la seguridad, continúa
generando más seguridad.
Aumenta la generosidad
• La oxitocina, a parte del orgasmo o el amor entre padres e
•
•
•
•
hijos, contribuye además a potenciar la generosidad de las
personas.
Hay estudios que demuestran que la oxitocina puede
incrementar hasta en un 80% la generosidad en las personas.
Cuando sentimos empatía hacia una persona con dificultades,
nuestro cerebro segrega oxitocina de manera natural y ésta
aumenta el sentimiento de generosidad.
Esta hormona es un interruptor de los sentimientos sociales,
cuando la asociación personal es positiva, y dispara buenos
comportamientos sociales.
La oxitocina prolonga la duración de la conducta positiva en
relación al comportamiento negativo y eso hace que nos
mostremos más generosos con las personas de nuestro
entorno o desconocidas.
Reduce el estrés y la ansiedad
• En las personas la oxitocina se libera con un simple
abrazo y nos ayuda a reducir el estrés,
produciendo un efecto relajante.
• Se ha comprobado que la oxitocina reduce la
ansiedad y afecta el condicionamiento del temor y
la extinción del miedo, de la misma forma que
regula la expresión de la conducta agresiva.
• El estrés es contagioso y en las parejas aún más.
Las personas estresadas suelen tener menos
relaciones sexuales y la ciencia nos propone una
solución para ello, un spray de oxitocina.
• También es un mediador anti-estrés.
Spray de oxitocina
• La oxitocina en spray puede cambiar la forma de
responder al resto de las personas, ya que genera
más confianza sobre la persona que la utiliza y
esto crea unos beneficios en nuestras relaciones
sexuales y laborales, creando una mayor relación
con su jefe y sus compañeros.
El spray de oxitocina no sólo se utiliza para tener
sexo casual, también pueden utilizarlo parejas que
han dejado de tener confianza entre ellos, ya que
ayuda a construir confianza y afectos entre las
parejas. Los sentimientos de apego y confianza son
fomentados con el uso de la oxitocina.
Puede ayudarle a ganar la confianza y el respeto
de los demás, aumentando su atracción sexual y
mejorar su propia confianza.
BIBLIOGRAFÍA:
www.oxitocina.org
Opinión personal
¡SUERTE CON LA
OXITOCINA!
Descargar

La hormona del amor