Mateo 21:22
VERDAD CENTRAL:
• Sin lugar a dudas, es
en el ejercicio de la
oración donde se
manifiesta la fe de
cada creyente. La
oración es en sí misma
una expresión de fe; se
cree en que existe un
Dios y que se tendrá
una respuesta de parte
de Él.
OBJETIVOS:
• que el creyente
conozca la
interrelación entre la fe
y la oración, y sea
motivado a desarrollar
más el hábito de orar,
así como incrementar
el tamaño de su fe.
EXPERIENCIA DE FE:
• George Müller, misionero
inglés, se destacó por su
entrega a la obra de los
niños huérfanos.
Todo, aparece unas
1291 veces en el NT. Y
normalmente se
traduce ante todo en
1 de Pedro 3:15 y 4:8.
Vine dice:
pedir: Aiteio sugiere con la mayor frecuencia la
actitud de un suplicante, la petición de uno inferior
en posición a aquel a quien se le hace la petición;
en el caso de hombres pidiendo algo a Dios
(Mateo 7:7); de un hijo a un progenitor (Mateo
7:9,10); de un súbdito a un rey (Hechos 12:20);
de sacerdotes y pueblo a Pilato (Lucas 23:23); de
un mendigo a uno que pasaba (Hechos 3:2).
I. ANALISIS BIBLICO.
La palabra que se usa para
“creer” es pisteuo.
El diccionario Vine dice al
respecto:
creer, también ser persuadido
de, y por ello fiarse de, confiar.
Significa, en este sentido de la
palabra, apoyarse en, no una
mera creencia. Se halla con
gran frecuencia en los escritos
del apóstol juan, especialmente
en su evangelio.
Recibir aquí implica que como resultado de pedir
con fe, el padre nos otorga el premio de nuestra
petición, pero en ello existen dos acciones que
debemos considerar.
La oración es el dialogo de intimidad entre
nosotros y Dios. Es en la oración donde la fe del
cristiano se manifiesta como tal y, como se
mencionaba, aunque no es exclusiva de él, si, en
cambio, es diferente a todas las demás
expresiones de las religiones, puesto que oramos
al Padre, como nos enseñó Jesús.
II. DEFINICION DE LOS PRINCIPIOS
TEOLOGICOS.
La fe, al ser abundante afianza la calidad de la oración;
cuando es raquítica, también la oración desfallece. Están
tan relacionadas entre sí que sin fe no hay oración
efectiva, y si no hay oración, ¿en dónde se ejercita la fe?
Además, son dinámicas, al unirse, ambas nos acercan al
cielo.
III. APLICACIÓN PRÁCTICA.
La oración no debe girar en
torno al “yo”. La plegaria
inmadura siempre girara
alrededor de uno mismo, a lo
que yo quiero, lo que yo deseo.
Una oración madura, sincera y
pura busca primero agradar al
Señor antes que buscar el bien
propio.
III. APLICACIÓN PRÁCTICA.
La fe funciona como el carburante para orar. Le da
energía al acto de la plegaria y e como un adhesivo
para sostenernos en la petición que se concederá al
final. Algunas ocasiones pudiera ser que nuestra fe sea
pequeñita, como un grano de mostaza (Mateo 17:20),
pero como nuestro Señor es grandioso y excelso, eso lo
transforma todo.
DEVOCIONAL
Que gran privilegio tenemos de acercarnos al
trono de la gracia con solo invocar el nombre del
Señor.
Allí somos escuchados el Padre envía su favor y
extiende su misericordia sobre nosotros.
Pedimos y nos da; buscamos, y encontramos;
tocamos y El abre para dotarnos de sus
bendiciones. Perseveremos en la oración, pero
hagámoslo siempre con fe.
EJERCICIO DE FIJACION.
1. Exprese una definición
propia de lo que es la fe.
1. Escriba un testimonio de
oración contestada en la
vida personal o de un
familiar.
Descargar

Descarga - CE Torre Fuerte