Hacia el 25 del Tiempo Ordinario
HACIA EL DOMINGO 25 DEL TIEMPO ORDINARIO
Para Orar Cada Día
el Evangelio del Domingo Próximo
Del Lunes 16 al Domingo 22 de septiembre de 2013
Hacia el Domingo 25 del Tiempo Ordinario
Orar en el Corazón del Mundo: Para que los cristianos
perseguidos nos den testimonio de la fe
 Una manera de orar con el planeta tierra: el Fuego
Orar en la Casa: La alcancía
Centro de Espiritualidad Apostólica San Pablo
[email protected]
Traducción y Adaptación de Vers le Dimanche
editado por Christ Source de Vie, Toulouse
1
Evangelio de Jesucristo según san Lucas
Capítulo 16, versículos 1 al 13
Decía también a los discípulos: «Había un hombre rico que tenía un
administrador, al cual acusaron de malgastar sus bienes. Lo llamó y
le dijo: "¿Qué es lo que me han contado de ti? Dame cuenta de tu
administración, porque ya no ocuparás más ese puesto". El
administrador pensó entonces: "¿Qué voy a hacer ahora que mi
señor me quita el cargo? ¿Cavar? No tengo fuerzas. ¿Pedir limosna?
Me da vergüenza. ¡Ya sé lo que voy a hacer para que, al dejar el
puesto, haya quienes me reciban en su casa!". Llamó uno por uno a
los deudores de su señor y preguntó al primero: "¿Cuánto debes a mi
señor?". "Veinte barriles de aceite", le respondió. El administrador le
dijo: "Toma tu recibo, siéntate en seguida, y anota diez". Después
preguntó a otro: "Y tú, ¿cuánto debes?".
2
"Cuatrocientos quintales de trigo", le respondió. El administrador
le dijo: "Toma tu recibo y anota trescientos". Y el señor alabó a
este administrador deshonesto, por haber obrado tan hábilmente.
Porque los hijos de este mundo son más astutos en sus trato con
lo demás que los hijos de la luz. Pero yo les digo: Gánense amigos
con el dinero de la injusticia, para que el día en que este les falte,
ellos los reciban en las moradas eternas. El que es fiel en lo poco,
también es fiel en lo mucho, y el que es deshonesto en lo poco,
también es deshonesto en lo mucho. Si ustedes no son fieles en el
uso del dinero injusto, ¿quién les confiará el verdadero bien? Y si
no son fieles con lo ajeno, ¿quién les confiará lo que les pertenece
a ustedes? Ningún servidor puede servir a dos señores, porque
aborrecerá a uno y amará al otro, o bien se interesará por el
primero y menospreciará al segundo. No puede servir a Dios y al
Dinero».
3
LUN 16
MAR 17
Dinero
Astuto
Esta semana, el evangelio nos invita a preguntarnos
sobre nuestra relación con el dinero. Entonces, comienzo
mi semana de oración tocando y contemplando un billete
o monedas, o incluso un cheque o una tarjeta de crédito.
Señor, enséñame a reconocer el dinero injusto y a
servirte solo a ti, Maestro que nunca se equivoca.
Conservando algo de dinero sobre mí, leo la parábola
del administrador a quien Jesús llamará astuto. Me dejo
sorprender: Señor, ¿por qué me pides que sea astuto yo
también, si hablamos de los “hijos de este mundo” que
tienen un comportamiento tan poco recomendable?
4
5
MIÉ 18
JUE 19
Ganarse amigos
Visiblemente lo que interesa a Jesús es la manera en que
nos atrevemos a hacer amigos, incluso con dinero que es
injusto. Aprovecho esta ocasión para orar por mis amigos
actuales y por quienes se volverán mis amigos gracias a
mi nueva habilidad completamente evangélica.
6
Confianza
En realidad, esta parábola del administrador no es en
primer lugar un asunto de dinero, sino un asunto de
confianza. Escucho, de hecho, lo que Jesús dice con
sabiduría: “El que es fiel en lo poco, también es fiel en lo
mucho”. La misma sabiduría vale para quien es
deshonesto. Medito todo el día sobre esta sabiduría que
se aplica en lo poco, y no primero en lo mucho, para cada
uno de nosotros y, entonces, también para mí. Dejo que
esta sabiduría ilumine mi vida, me evangelice y me
convierta.
7
VIE 20
SÁB 21
Amar o detestar
El final de este pasaje evangélico es inapelable. O se ama
al señor o se le detesta. Dicho de otro modo, nuestro
corazón no puede entregarse ni apegarse más que a un
solo amor. ¿Entonces Dios? ¿El dinero? ¿Qué es lo que en
verdad tienen valor en mi vida?
Mateo y el dinero
Qué feliz coincidencia: festejar a san Mateo a quien Jesús
llama desde su escritorio de recolector de impuestos. Sin
duda amaba el dinero, pero el Señor va a verlo, lo mira
con misericordia y lo llama a seguirlo. Y Mateo responde.
El día de hoy, medito sobre esta esperanza: las injusticias
del dinero no impiden que Jesús me llame.
9
8
DOM 22
60 años de “Miserando atque
eligendo”
Es la divisa del Papa Francisco: “lo miró con misericordia y lo eligió”.
Proviene de una homilía de san Beda el Venerable, doctor del a
Iglesia, en la que comenta el llamado que Jesús hace a Mateo: “Jesús
vio a un hombre, llamado Mateo, sentado ante la mesa de cobro de
los impuestos, y le dijo: "Sígueme"”. De hecho, el Papa remonta su
vocación a la fiesta de san Mateo el 21 de septiembre de 1953,
cuando renunció a una joven para responder al llamado de Cristo a
seguirlo como sacerdote. El día de hoy, en cada uno de nosotros,
Cristo Jesús pondrá su mirada de amor y nos llamará a seguirlo.
Entonces, amémoslo de todo corazón y dejemos de ser ingenuos
ante el dinero injusto.
10
Orar en el Corazón del Mundo
con el Papa Francisco
Oremos para que los cristianos
perseguidos puedan ser testigos
del amor de Cristo.
11
Una manera de orar con
el planeta tierra (4/5)
ORAR EN LA CASA
Fuego: encender un fuego (chimenea, cerillo, lámpara de
gas…) y contemplemos la flama que a la vez puede
prender fuego a toda la casa y hacer que todo arda o
extinguirse con mi soplo, quemar mi piel o calentar mi
cuerpo… Jesús vino a traer un fuego a la tierra y desea que
todo ya se haya dejado abrasar por él. Luego, con las
manos abiertas, llamemos el fuego.
Tomemos una linda caja o alguna otra cosa que se
convertirá en nuestra alcancía de toda la semana. Veamos
todo lo que podría ser una mala tentación de servir al
señor dinero. Por ejemplo, para quienes escuchan o leen
los reportes de la bolsa de valores regularmente: tregua
esta semana.
12
13
ORAR EN LA CASA
Está en cada uno el discernir en qué se despojarán de lo
superfluo. Cada día, pongamos una moneda en la alcancía
y el fin de semana podremos por ejemplo abonar a
alguien que no tiene los medios para hacerlo a una revista
de oración o incluso hacer una donación… Que la
creatividad se ponga en acción.
14
“No se puede servir a Dios y al
Dinero”
San Lucas 16, 13
15
El evangelio interpela con fuerza y vigor nuestro mundo
occidental: a lo largo del día, en la radio, en los noticieros,
en las publicidades, nos vemos invadidos por cuestiones
de acciones de la bolsa, de la mejor manera de ganar
dinero fácilmente, o incluso por juegos de apuestas.
Nadie tenemos una relación neutra con el dinero. Jesús,
en su enseñanza, no fustiga el dinero, sino que nos pone
en guardia de no convertirnos en sus esclavos, que es
muy diferente. Además, utiliza la palabra aramea
Mammon que designa al dinero-rey.
Entonces, ¿qué aprendimos? Sin duda que podemos y
debemos utilizar el dinero pero no servir al dinero. Sí,
porque no podemos servir a dos amos a la vez: nuestro
corazón no estaría en los dos y haríamos todo a la mitad,
ya no se diga por falta de tiempo. Esta semana,
preguntémonos lo que el dinero hace de nosotros. Y
caminemos con confianza por esta hermosa línea de
cresta que Jesús nos propone incansablemente: “Porque
allí donde tengan su tesoro, tendrán también su corazón”
(Lc 12,34).
16
17
_______________________________________________
_______________________________________________
_______________________________________________
_______________________________________________
_______________________________________________
_______________________________________________
18
________________________________
________________________________
________________________________
________________________________
19
Descargar

Diapositiva 1