EL SABER NOS DA
SEGURIDAD
1 Juan 5:6-21
III. DIOS RESPONDE
LAS ORACIONES
Vs. 14-15
5:14 Y esta es la confianza que
tenemos en él, que si pedimos
alguna cosa conforme a su
voluntad, él nos oye.
5:15 Y si sabemos que él nos
oye en cualquiera cosa que
pidamos, sabemos que tenemos
las peticiones que le hayamos
hecho.
¿Pero que sucede con las
necesidades y los problemas
de la vida diaria?
¿Dios responde a sus hijos
cuando claman a Él?
La palabra confianza
libertad para hablar.
es
1. Debemos tener
un corazón que no
nos condene
1 Juan 3:21-22
3:21 Amados, si nuestro
corazón no nos reprende,
confianza tenemos en Dios;
3:22 y cualquiera cosa que
pidiéremos la recibiremos de él,
porque
guardamos
sus
mandamientos, y hacemos las
cosas que son agradables
delante de él.
Salmo 66:18
Si en mi corazón hubiese yo
mirado a la iniquidad, El Señor
no me habría escuchado.
1 Pedro 3:1-7
3:1
Asimismo
vosotras,
mujeres, estad sujetas a
vuestros maridos; para que
también los que no creen a la
palabra, sean ganados sin
palabra por la conducta de sus
esposas,
3:2
considerando
vuestra
conducta casta y respetuosa.
3:3 Vuestro atavío no sea el
externo de peinados ostentosos,
de adornos de oro o de vestidos
lujosos,
3:4 sino el interno, el del
corazón, en el incorruptible
ornato de un espíritu afable y
apacible, que es de grande
estima delante de Dios.
3:5 Porque así también se
ataviaban en otro tiempo
aquellas santas mujeres que
esperaban en Dios, estando
sujetas a sus maridos;
3:6 como Sara obedecía a
Abraham, llamándole señor; de
la cual vosotras habéis venido
a ser hijas, si hacéis el bien, sin
temer ninguna amenaza.
3:7
Vosotros,
maridos,
igualmente, vivid con ellas
sabiamente, dando honor a la
mujer como a vaso más frágil, y
como a coherederas de la gracia
de la vida, para que vuestras
oraciones no tengan estorbo.
Juan 15:7
Si permanecéis en mí, y mis
palabras
permanecen
en
vosotros, pedid todo lo que
queréis, y os será hecho.
2. Debemos orar
en la Voluntad de Dios
(Mateo 6:10)
Mateo 6:10
Venga tu reino. Hágase tu
voluntad, como en el cielo, así
también en la tierra.
La oración no consiste en
vencer la renuencia. Es
aferrarse a la disponibilidad de
Dios.
(George Müller)
Y es porque en muchas
ocasiones no sabemos cual es
la Voluntad de Dios.
Romanos 8:26-27
8:26 Y de igual manera el
Espíritu nos ayuda en nuestra
debilidad; pues qué hemos de
pedir como conviene, no lo
sabemos, pero el Espíritu
mismo intercede por nosotros
con gemidos indecibles.
8:27 Mas el que escudriña los
corazones sabe cuál es la
intención del Espíritu, porque
conforme a la voluntad de Dios
intercede por los santos.
Debemos
de
aplicar
discernimiento
sobre
las
circunstancias
que
nos
rodean.
Filipenses 4:19
Mi Dios, pues, suplirá todo lo
que os falta conforme a sus
riquezas en gloria en Cristo
Jesús.
Si estamos en su voluntad y
realmente necesitamos algo,
Él lo suplirá a su manera y a
su tiempo.
Porque la oración es la
manera en que Dios quiere
que sus hijos obtengan lo que
necesitan.
La oración es al cristiano
lo que la respiración
para el ser humano.
Lucas 18:1
También les refirió Jesús una
parábola sobre la necesidad de
orar siempre, y no desmayar,
Mateo 6:7
Y orando, no uséis vanas
repeticiones, como los gentiles,
que piensan que por su
palabrería serán oídos.
La oración no es una autohipnosis espiritual.
No es un placebo para
sentirnos mejor.
Oramos porque Dios
nos ha ordenado
que oremos.
La oración mantiene al
cristiano dentro de la
Voluntad de Dios, y el vivir
dentro de la de Dios
mantiene al cristiano en el
lugar de bendición y
servicio.
Marcos 1:35
Levantándose muy de mañana,
siendo aún muy oscuro, salió y
se fue a un lugar desierto, y allí
oraba.
Marcos 1:32-34
1:32 Cuando llegó la noche,
luego que el sol se puso, le
trajeron todos los que tenían
enfermedades,
y
a
los
endemoniados;
1:34 Y sanó a muchos que
estaban enfermos de diversas
enfermedades, y echó fuera
muchos demonios; y no dejaba
hablar a los demonios, porque
le conocían.
Si el Hijo de Dios quien no
tenía pecado, ni necesidades,
oraba cuanto más nosotros
debemos orar.
Lo más importante en cuanto
a la oración es la Voluntad de
Dios.
Descargar

EL SABER NOS DA SEGURIDAD - Alianza Cristiana del Valle