Lección 5 para el 3 de mayo de 2008
1
SU
EFECTO
EN
LAS
PERSONAS
SU
MOTIVACIÓN
2
3
SU
DIMENSIÓN
FUTURISTA
“Y al ver las multitudes, tuvo
compasión de ellas; porque
estaban desamparadas y dispersas
como ovejas que no tienen pastor”
Mateo, 9: 36
Gracias a Jesús
pudimos ver y Él
llenó de luz
nuestra vida y
nuestras almas.
No podíamos
callarlo, e
inmediatamente
salimos a
contárselo a
todos los que
encontrábamos
Mateo, 9: 27-31
Satanás me tenía
sujeto y me impedía
hablar. Jesús me
sanó y pude hablar
y alabar a Dios
Mateo, 9: 32-34
Los fariseos
quisieron usarme
para acusar a Jesús
de sanar en sábado,
pero Él prefirió
sanarme y correr el
riesgo de ser
acusado por ellos.
Gracias sean dadas
a Dios por ese gran
gesto de amor
Mateo, 12: 10-13
Dominado por Satanás,
estaba aislado del mundo sin
ver, oír ni hablar.
Jesús me liberó de mi
infierno, ¡¡ ALABADO SEA
DIOS !!
Mateo, 12: 22
Fue maravilloso
ver a Jesús andar
sobre el mar. Yo
le pedí que me
permitiera hacer
lo mismo
Cuando mi fe faltó,
Jesús estaba allí
para salvarme. Él
siempre me tiende
su mano cuando lo
necesito
Mateo, 14: 22-33
Le rogábamos que nos
dejase tocar solamente el
borde de su manto, y todos
los que lo tocábamos
quedábamos sanos
Mateo, 14: 35-36
¡ GLORIA AL DIOS DE ISRAEL !
No solo nos
enseñaba, sino
que sanaba a
todos los que
teníamos alguna
enfermedad…
cojos, ciegos,
mudos, mancos,
todos éramos
sanados por su
poder
Mateo, 15: 30-31
Mi hijo era lunático
y sufría muchísimo
cayendo al fuego y al
agua, Jesús fue su
única salvación,
reprendió al demonio
y mi hijo quedó sano
en ese mismo
instante
Mateo, 17: 14-21
Éramos ciegos, el mundo era todo oscuridad para
nosotros. Gritamos y clamamos al único que podía
sanarnos y Jesús oyó nuestros ruegos y tuvo
compasión de nosotros, por eso le seguimos desde
Mateo, 20: 29-34
aquél mismo instante
Desde los días de Naamán ningún leproso había
sido sanado. Pero yo estaba seguro de que, si
Jesús quería, podría hacerlo. Se lo pedí y él,
¡¡poniendo su mano sobre mí!!, me limpió y me mandó
presentarme al sacerdote. Enseguida, fui a
contárselo a todos
Marcos, 1: 40-44
Atado con cadenas, herido, semidesnudo, habitando en un
cementerio y poseído por una legión de demonios. Así era mi
vida antes de encontrarme con Jesús. Él me devolvió a mi sano
juicio y, vuelto a mi casa, conté las grandes maravillas que Dios
había hecho en mí
Lucas, 8: 26-39
“Id, y haced saber a Juan las cosas
que oís y veis. Los ciegos ven, los
cojos andan, los leprosos son
limpiados, los muertos son
resucitados, y a los pobres es
anunciado el Evangelio” (Mateo, 11: 4-5)
“Enjugará Dios toda lágrima
de los ojos de ellos; y ya no
habrá muerte, ni habrá mas
llanto, ni clamor, ni dolor;
porque las primeras cosas
pasaron” (Apocalipsis, 21: 4)
“Cristo es nuestro
ejemplo. El fue haciendo
bienes. Vivió para
bendecir a otros. El
amor embelleció y
ennobleció todas sus
acciones, y se nos ordena
que sigamos sus pisadas”
E.G.W. (Review and Herald, 5-6-1888)
Descargar

PowerPoint Fustero