“Entonces Jesús dijo a sus discípulos:
Si alguno quiere venir en pos de mi, niéguese a sí mismo,
y tome su cruz y sígame. Porque cualquiera que
quisiere salvar su vida, la perderá, y cualquiera que
perdiere su vida por causa de mi, la hallará”.
Mateo 16:24-26
Marcos 10
Mateo 19
“Para mi, el vivir es Cristo y el morir, es ganancia”.
Fil 1:21
“Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo Yo
Mas vive Cristo en mi: y lo que ahora vivo en la carne,
Lo vivo en la fe del hijo de Dios, el cual me amó,
y se entregó a sí mismo por mi”.
Gal 2:20
Marcos 10: 46-52
Endemoniados de Gadara:
Mateo 8: 28-34 y Lucas 8: 26-40
Paralítico de Bethesda: Juan 5:2-18
Mujer Sirofenicia: Mateo 15: 21-28
“Bienaventurados los que lloran, porque ellos recibirán consolación”.
Mateo 5:4
“Bienaventurados los que padecen persecución por causa de la
Justicia, porque de ellos es el reino de los cielos”.
Mateo 5:10
“Bienaventurados sois cuando por mi causa os vituperen y os persigan,
Y digan toda clase de mal contra vosotros… Gozaos y alegraos, porque
Vuestra recompensa es grande en los cielos”.
Mateo 5:11-12
“Al pasar Jesús, vio a un hombre ciego desde su nacimiento. Y
le preguntaron sus discípulos, diciendo: Rabí Quién pecó, éste o
sus padres, para que haya nacido ciego?
Respondió Jesus: No es que pecó éste, ni sus padres, sino para que
Las obras de Dios se manifiesten en él”. Juan 9:1-3
Descargar

El Precio de la Salvación