
Proverbio chino:
“la vida de un niño es como un trozo de
papel en el que todos los que pasan dejan
una señal”

DEFINICIÓN de AUTOESTIMA:
› Es el concepto que tenemos de nuestra valía y se basa en
todos
los
pensamientos,
sentimientos,
sensaciones
y
experiencias que sobre nosotros mismos vamos recogiendo a
lo largo de nuestra vida.
› Es el precio, la consideración y la valoración que nos
otorgamos a nosotros/as mismos/as.
› Es el juicio personal de valía que se expresa en las actitudes
que la persona mantiene respecto a ella misma.
› Es el conjunto de actitudes del individuo hacia sí mismo.
› Es la percepción evaluativa de uno/a mismo/a.

Uno de los principales factores que
diferencian al ser humano de los demás
animales es la conciencia de sí mismo:
› La capacidad de establecer una identidad y darle un
valor.
› El problema de la autoestima está en la capacidad de
juicio: el juzgarse y rechazarse a sí mismo produce dolor,
dañando las estructuras psicológicas.
› El objetivo fundamental está en lograr poder personal y
una autoestima positiva.


Es durante la infancia y la adolescencia donde la
autoestima crea una marca profunda, dado que son
etapas vitales donde nos encontramos más flexibles y
vulnerables.
La familia es el lugar principal de socialización, de
educación y de aceptación de uno mismo. Es el lugar
en el que una persona es querida por lo que es y se le
acepta como es. La valoración de la imagen que el
niño va haciendo de si mismos depende de la forma
en que va percibiendo que cumple con las
expectativas de sus padres, en cuanto a la
consecución de metas y conductas que esperan de
él.

Una educación permisiva, por parte de los padres, puede ser
el origen de una baja autoestima. Este modelo educativo
está muy presente en las últimas generaciones. Los padres se
exigen mucho a ellos mismos en su “rol parental” pero muy
poco a sus hijos, lo que crea gran desconfianza en sí mismos
y una cultura del no esfuerzo. Esta baja autoestima también
la encontramos cuando hay un mal conocimiento de sí
mismo como personas y padres y cuando los padres son
descalificadores.

Analizar nuestra propia autoestima, fortalecerla y cuidarla, nos
llevará a poder transmitir una autoimagen positiva. Transmitir a los
demás una imagen positiva de sí mismos es el paso previo para
poder fomentar la autoestima en los demás, y en este caso
concreto en nuestros hijos.

El ambiente familiar propicio para desarrollar una buena
autoestima es aquel que se caracteriza por su calidez,
afectividad y apoyo emocional, sin olvidar la importancia que
tiene marcar unos límites razonables, consensuados por los
padres y conocidos por los niños. “La firmeza y la cordialidad
son posibles”.

El conocimiento y la autoestima están relacionados
con la autosatisfacción que se consigue cuando:
› Ha aplicado en la practica y con éxito, el
conocimiento que tiene de sí mismo. Ej.: niño que
se ve como un buen deportista y marca un tanto.
› Cumple con las exigencias que se ha marcado.
Ej.: niña que valora resultados académicos y
saca buena nota en “mate”.
› Confirmando la idea que tiene de sí mismo. Ej.:
niño que cree que dibuja bien y al que le alaban
un dibujo.

Niño y niña con autoestima alta:
› Estará orgullosa de sus logros: “¡¡Mira que chulo me ha
quedado!!”.
› Actuará con independencia: “Yo me visto”.
› Asumirá responsabilidades con facilidad:”Soy el encargado
de poner la mesa”.
› Sabrá aceptar las frustraciones: “Hacer este puzzle es muy
difícil pero lo voy a intentar”.
› Afrontará nuevos retos: “ ¡Yupi, empezamos con divisiones
largas!”.
› Se sentirá capaz de influir sobre otros: “Te enseño yo”.
› Expresará emociones y sentimientos:”Me gusta cuando aita
está en casa y me da pena cuando se va”.

Niño y niña con baja autoestima:
› Evitará las situaciones que le provoquen ansiedad: “Hoy no voy al
colegio, tenemos un examen muy difícil”.
› Minusvalorará sus dotes naturales: “Nunca dibujo nada bonito, no se
me ocurre nada”.
› Sentirá que los demás no le valoran: “Nunca quieren jugar conmigo”.
› Echará la culpa de su debilidad a los demás:”Cómo no me dijiste
donde estaba la escoba no he podido barrer”.
› Se dejará influir por otros con facilidad: “Si no le doy se enfadará
conmigo”.
› Se pondrá a la defensiva y se frustrará fácilmente:”Si el avión no vuela,
yo no tengo la culpa, lo voy a romper”.
› Se sentirá impotente:”No sé cómo hacerlo, a este paso no lo
terminaré”.
› Tendrá estrechez de emociones y sentimientos:”No me importa, me da
igual lo que hagas”.

Autoestima como motor del comportamiento:
› El niño actúa para obtener una mayor satisfacción y creerse mejor:
buscando alabanzas y aprobación, haciendo cosas que le gustan y
sabe hacer, eludiendo las que no le gustan o las que cree que
puede fallar, agradando.
› La niña actúa para confirmar la imagen (la idea) que los demás y
ella misma, tiene: si está convencida de que es una “buena chica”
se comportará bien, si piensa que es mala, buscará la reprimenda y
el castigo.
› El niño actúa para ser coherente con la imagen que tiene de sí, por
mucho que cambien las circunstancias:”¡Es que yo soy así!”. El niño
que hace bien los ejercicios de mate pero luego suspende el
examen, no se cree que puede o sí puede en casa, pero no en el
colegio.(Creencia de uno mismo y de lo que los demás creen de
él).
› El niño que tiene de sí mismo un concepto negativo: según a qué
aspectos de su vida se refieran, se tiene por malo, tonto, torpe,
indigno.

El lenguaje y la comunicación son muy importantes a la hora
de fomentar la autoestima en nuestros hijos.
-pensamientos y frases.
-juicios
-comparaciones
- ideas y criterios.
La autoestima que un niño pequeño tiene depende en gran
medida de lo que oye, le dicen y de esos mensajes repetitivos
que recibe, y que más tarde se los dice a sí mismo.
“La repetición de mensajes acaba por hacer propia una
valoración”

Conductas que padres y madres deben evitar:
› Calificar de malo o torpe al hijo por cometer errores. Efecto
Pygmalion, confirmación por parte del niño de las creencias que
tienen sus padres.
› Sorprender siempre al hijo cuando no se están comportando de
forma positiva y/o esperada y nunca se les refuerza cuando se
portan bien. La carencia de refuerzos positivos hace que las
conductas adaptadas no se repitan. Además transmitimos la idea
de que es un aprendiz de persona.
› No darle responsabilidades supervisadas ni permitirle pensar por si
mismo. Potenciamos que albergue dudas sobre sí mismo, sobre sus
posibilidades de autorrealización y afianzamiento. Toda inseguridad
genera descontrol y angustia.
› Ofrecer a nuestro hijo un modelo pobre sobre nosotros mismos,
infravalorándonos, mostrándonos poco competentes.
El niño asimila estos modelos de identificación, percibe su
autenticidad y la consistencia de sus argumentos y valores.
› Sólo criticarlos cuando cometen errores en lugar de sugerirles
soluciones y enseñarles a descubrir las causas que les conducen al
error. La crítica permanente genera incertidumbre, resentimientos y
respuesta agresiva. En otros casos, inhibición.
› Evitar el trato afectuoso, el contacto físico, manteniendo demasiado
las distancias. La carencia de muestras de afecto: tocar, jugar,
acariciar, besar, conduce al niño a interiorizar la idea de que no es
digno de que se le abrace y se le quiera.

IMPORTANTE:
En el desarrollo de los niños se presentan muchas
alteraciones de la conducta que son totalmente
normales,
dado
que
diferentes
situaciones.
el
Se
niño
necesita
trata
de
contrastar
un
proceso
madurativo. Hay que alarmarse cuando las actuaciones
persisten y se convierten en comportamientos casi
crónicos. Es en este caso cuando hay que acercarse a
pedir asesoramiento y ayuda a un especialista.

Estrategias para fortalecer la autoestima a nuestros
hijos e hijas:
›
Intenta siempre elogiar los éxitos del niño por pequeños que te parezcan.
›
Demuestra cariño de una forma natural, auténtica y sincera.
›
Es mejor sugerir qué cosas pueden y deben hacer, en lugar de prohibir.
La actitud positiva prepara mentalmente al niño para hacer las tareas.
›
Deja claro y haz saber al niño que sus errores son una parte natural del
crecimiento. Todos cometemos errores, pero hay que cometer los menos
posibles. No enfatices los fallos, refuerza los aciertos.
›
Siempre que puedas, procura ignorar o no dar demasiada importancia a
las conductas infantiles negativas (rabietas), manifiesta tu descontento
de forma privada y sin presencia de amigos o compañeros.
›
Muestra agradecimiento cuando éste coopere, cuando te ayude,
cuando se exprese abierta y adecuadamente, cuando obedezca y
reaccione de forma positiva.
Corregirle. Le ayudará a diferenciar lo que está
bien y mal
PAUTAS PARA CORREGIR:

FRASES PARA PROMOVER UNA ADECUADA AUTOESTIMA
 Sabes que te quiero mucho
 Te felicito
 Qué sorpresa me has dado
 Si necesitas algo te ayudo
 Sé que lo harás
 Muy bien, has sido capaz de hacerlo
 Yo sé que eres bueno, no dudo de tu buena intención
 Así me gusta, lo has hecho muy bien
 Estoy muy orgulloso de ti
 No te preocupes, la próxima vez lo harás mejor

FRASES QUE DEBEMOS EVITAR
 Eres un desordenado
 Siempre estás fastidiando
 No vas a llegar a ningún sitio
 Estoy harta/o de ti
 Aprende de tu hermano
 Siempre te estás peleando
 Apártate de mi vista, no quiero verte
 Eres un mentiroso
 No sé cuando vas a aprender
 No me quieres nada
 Te vas a quedar sin amigos
 Eres un desastre
 Eres un vago
PARA NUESTRA REFLEXIÓN

¿Qué modelo educativo he recibido como “herencia”? ¿Le estoy reproduciendo
con mis hijos?

¿Qué modelo de comunicación uso con mis hijos? ¿Crees que les estas creando
una imagen negativa de ellos mismos? ¿Con algún hijo/a especialmente? ¿Por
qué?

¿Crees que estás aplicando un modelo permisivo, carente de límites y exigencias
con tus hijos, por el afán de elevarles la autoestima?

¿Qué actitudes tomas para poner límites y corregir errores en tus hijos?

¿Cómo consideras que está la autoestima de tus hijos? ¿Qué crees que puedes
hacer para mejorarla?
Descargar

LA AUTOESTIMA EN NIÑOS Y NIÑAS