Capítulo 9
Las emociones
autoconscientes: culpa,
vergüenza y orgullo
1. ¿Por qué hablamos de “emociones
autoconscientes”?





Como rasgo fundamental algún tipo de evaluación
relativa al yo. Surgen cuando se produce una valoración
positiva o negativa del yo en relación con una serie de
criterios acerca de lo que constituye una actuación
adecuada en diversos ámbitos.
Se habla de “emociones autoevaluativas”.
Importancia crucial en el control y la dirección de la
propia conducta.
Poca atención prestada a estas emociones por: dificultad
de estudio (autoinformes), ya que no existen índices
expresivos claros y por sus evidentes implicaciones en el
ámbito de la moralidad.
Interés por estas emociones ha ido aumentando en los
últimos años, especialmente sobre la culpa y la
vergüenza, no tanto sobre el orgullo.
3. Rasgos generales
3.1. Son emociones secundarias, derivadas, complejas.
 Parecen surgir como resultado de diversas transformaciones de
otras más básicas (secundarias).
 Orgullo, nace de la alegría; vergüenza nace del malestar y la culpa
que nace del malestar que se experimente ante el llanto de otro
niño.
 Son complejas porque requieren el desarrollo previo de ciertas
habilidades cognitivas, de cierta autoconciencia.
•
Para los 2-3- años diversos estudios confirman que el niño puede
sentir orgullo, vergüenza y culpa.
•
3.2. Son “emociones sociales, morales”.
•
Tienen aspectos interpersonales: criterios acerca de lo correcto e
incorrecto, lo deseable y rechazable en la forma de comportarse
•
Surgen en contextos interpersonales.
•
Conllevan tendencias de acción con importantes consecuencias en
el ámbito interpersonal.
Junto con la empatía juegan un papel fundamental como elementos
motivadores y controladores de la conducta moral.

4. Rasgos específicos

Características fundamentales de cada una a partir del cruce de dos
variables básicas: la evaluación de la conducta como positiva o
negativa y la atribución interna global o específica.
4.1.Vergüenza y Culpa
La vergüenza surge cuando se da una evaluación negativa del yo de carácter
global
 La experiencia fenomenológica es el deseo de desaparecer, esconder (tierra
trágame).
 Provoca la interrupción de una acción, una cierta confusión mental y cierta
dificultad, cierta torpeza para hablar.
 Intenta librarse de un estado emocional muy doloroso recurriendo a la
reinterpretación de los eventos, la disociación del yo, el olvido de la
situación, etc.
La culpa surge de una evaluación negativa del yo más específica, referida a un
acción concreta. Proceso cognitivo-atribucional centrado en esa acción.
 La experiencia fenomenológica es la experiencia del dolor.
 Conlleva una tendencia correctora de conductas adecuadas orientadas a
reparar la acción negativa, así como a una reconsideración de una acción
futura.
 La persona se mueve inquieta por el espacio. No se aprecia rubor facial.
 Según Lewis posee una intensidad negativa menor, es menos
autodestructiva y se revela como una emoción más útil por emprender
acciones reparadoras.
4.2. Orgullo y hubris (arrogancia)
El orgullo surge como consecuencia de la evaluación positiva de una
acción propia (acción, pensamiento, sentimiento, etc. )
 La experiencia fenomenológica es de alegría y satisfacción. Un
estado positivo que se va a tratar de reproducir, de seguir en una
línea de acción que la persona evalúa como positiva.
Hubris designa una especie de orgullo exagerado. Surge como
consecuencia de una evaluación positiva del yo de cáracter global
(estar pagado de sí mismo y en exceso narcisismo).
 La experiencia fenomenológica es muy positiva y reforzante; la
persona se siente satisfecha consigo misma.
 La persona va a tratar de mantener este estado.
 Estas personas, en general, generan rechazo en los demás ya que
esta emoción interfiere en los deseos y necesidades de los otros y
ocasiona conflictos interpersonales. El resto de las personas
parecen humilladas.
5.¿Estos rasgos son generalizables a otras
culturas?



Existe un problema de diferencias semánticas en diferentes culturas
entre términos aparentemente intercambiables, por lo que es difícil
llegar a conclusiones científicas generales acerca de la naturaleza
de estas emociones.
Nuestra cultura se encuentra mucho más cercana a la italiana y a la
norteamericana (cinco familias como ira, tristeza, miedo, amor y
feleicidad) que a la china (añaden una categoría emocional más
como es la de “shame”, bochorno) pero la correspondencia entre los
términos emocionales ingleses (shame y embarrassment) y los
castellanos (vergüenza) tampoco es perfecta.
La mayoría de estudios se han realizado con muestras de hablantes
anglosajones, y, por tanto, las conclusiones de los mismos no son
totalmente válidas en otras culturas y en concreto en la nuestra.
6. Cuestiones a debate en la actualidad
En el ámbito anglosajón el modelo de Lewis no está tan claro como se
da a entender.
6.1.1 ¿En qué se diferencian la culpa y la vergüenza?
Tres posiciones fundamentales:
1.
Entre los científicos sociales, la vergüenza es una emoción más
pública (surge de la desaprobación de los demás) y la culpa más
privada, surge de la propia desaprobación y no requiere de
observadores externos.
2.
Teoría Psicoanalítica. La culpa aparece cuando se transgreden ciertas
normas o reglas, y la vergüenza cuando no se alcanzan ciertos
estándares o metas
3.
Tangney (1999) postula la diferencia no en el elemento antecedente,
sino en el modo en que la persona interpreta sus transgresiones o
fallos. En la vergüenza el foco de atención de la persona es el “self”,
en la culpa es la conducta, con repercusiones diferentes en el terreno
social y personal.
Es el punto de vista dominante.
Estudio de Wallbot y Scherer (1995) se demostró que la vergüenza es
provocada por factores externos y se asocia a al fracaso en el logro de
metas, mientras que la culpa es una experiencia emocional más
interna y se asocia a la transgresión de normas.
No se puede descartar la presencia de otros factores además de la
diferencia self/conducta en las diferencias entre estas emociones en el
área anglosajona ni en la nuestra.

6.1.2.Implicaciones en el ámbito interpersonal
La vergüenza provoca el deseo de desaparecer; la culpa
mantiene a la persona ligada a la situación interpersonal señalándole el
camino hacia la acción reparadora (deseos de pedir perdón, reparar
y actuar de otro modo en el futuro).
•
Ambas pueden estar en la base de acciones morales a favor de los
demás.
•
La culpa es más positiva en el ámbito interpersonal. Tiende a
asociarse con la empatía. Cuanto mayor culpa la persona es más
empática, no así en la vergüenza.
•
Las personas tendentes a la vergüenza son propensas a manifestar
malestar personal.
•
La vergüenza tiende a asociarse a sentimientos de ira, hostilidad,
resentimiento y suspicacia, así como una mala regulación de la ira,
la culpa mantiene una regulación constructiva de la ira. Resulta más
positiva en este ámbito.

6.1.3.Implicaciones en el ajuste psicológico
Dos posiciones:
1.-Parte de Freud. Carácter muy negativo para el
individuo. Se asocia al castigo y al desencadenamiento
de múltiples mecanismos de defensa. Da lugar a
numerosos síntomas y conductas desadaptativas.
2. Los efectos patológicos de la culpa se producen
cuando ésta aparece fusionada con la vergüenza. Es
entonces cuando la culpa lleva a la rumiación obsesiva y
al autocastigo.
Existen datos empíricos a favor de ambas posturas.
Consenso en cuanto a la asociación entre la tendencia a
sentir vergüenza y la vulnerabilidad a los problemas
psíquicos (depresión, ansiedad y baja autoestima).
6.1.4.¿Son tan positivos los sentimientos de
culpa?, ¿son tan negativos los de la vergüenza?
Ni la culpa es tan sana y beneficiosa ni la vergüenza es tan
negativa.
 Se distinguen dos tipos de culpa claramente diferenciadas:
1.Freudiana (ansiosa-agresiva ) con efectos perniciosos en la
salud psíquica del individuo y en el ámbito social
(culpabilización de los otros, sometimiento del yo a los otros ).
2.Empática en el dolor ajeno y que se percibe como el agente
causal de dicho dolor.
Cuadro 9.4
La vergüenza puede ser adaptativa por su función
autorreguladora, ya que ayudan a las personas a evitar
muchas transgresiones y conductas inapropiadas.
Ambas pueden llegar a ser adaptativas, la vergüenza porque
ayuda a analizar al propio yo como en un espejo y la culpa
porque nos ayuda a tomar conciencia del poder que tenemos
de hacer daño y de la posibilidad de reparar dicho daño.

6.2.Sobre el embarrassment
6.2.1.¿Designa el término embarrassment una emoción
diferente de shame?
La mayoría de los autores coinciden en que son diferentes por:
1-La intensidad del afecto (shame mayor intensidad) y la gravedad de
la acción (transgresiones de carácter moral).Implican mayor
responsabilidad, mayor pesar y mayor enfado consigo mismo. La
emoción de embarrassment aparece ante transgresiones sociales o
meteduras de pata relativamente triviales. Cambios fisiológicos más
intensos (rubor, sonrojo).
2-Shame se asocia a la percepción de deficiencias en el yo esencial,
mientras que el embarrassment se asocia a la percepción de
deficiencias en el yo tal y como se presenta en el exterior.
3-Su expresión corporal. Las personas que experimentan
embarrassment muestran movimientos corporales ambivalentes, de
aproximación y evitación con respecto a los otros.

6.2.2.Rasgos fundamentales del embarrassment
Es la emoción autoconsciente más social. Se produce en presencia
de otros.
 Las situaciones que pueden provocar esta emoción son muy
variadas: interacciones sociales poco afortunadas (actuación con
torpeza, despiste, etc.) y por la mera sensación de ser objeto de la
atención ajena, aun no cometiendo fallo alguno.
 El proceso psicológico que lleva a sentir esta emoción:
-La evaluación negativa por parte de los otros y en situaciones
positivas por sentirse foco de atención de mucha gente.
-Cuando ciertos roles y guiones sociales implícitos se ven
trastocados y las interacciones sociales son raras, torpes.
-Dos tipos de embarrassment: el provocado por la mera
exposición a los otros y el provocado por una autoevaluación
negativa.
Acuerdo de los autores sobre la función social de esta emoción al servir
como señal de apaciguamiento a los otros. Las señales no verbales
(rubor, etc. ) comunican que se comparten normas sociales
Emoción no lexicalizada en muchas lenguas.

6.3. Sobre el orgullo
Surge cuando la persona valora positivamente su conducta en
relación con unos estándares, unas normas o unas metas.
 Favorece conductas similares y fortalece la autoestima.
 Función en la orientación de la conducta y el desarrollo
psicológico de la persona y en su bienestar subjetivo.
6.3.1.¿Otras emociones provocadas por autoevaluaciones
positivas?
-Lewis propone la distinción entre orgullo (atribución de éxito
sea específica referida a la conducta ) y hubris (global
referida al yo en su conjunto). Éste se considera
desadaptativo como rasgo de personalidad, tendencia
excesiva a la satisfacción con uno mismo y adaptativo si se
experimenta en una situación concreta y/o logro importante.
-Tangney (1999) plantea dos tipos de orgullo: relativo al self u
orgullo “alpha” y relativo a la conducta u orgullo “beta”.
Muchas cuestiones por explorar.

Descargar

“emociones autoconscientes”?