• Sin embargo, la voz, como a un niño,
hay que educarla. Todo el aprendizaje
para saber colocarla, para subir y bajar
tonos, para aprovechar la caja de
resonancia de nuestras fosas nasales,
para saber respirar y controlar el aire,
es bueno.
EDUCANDO LA VOZ
• LA RESPIRACIÓN
• LA VOCALIZACIÓN
• LA MODULACIÓN
• LA DICCIÓN
• La mayoría de problemas al hablar en público se
deben a la falta de aire. Nos hemos
acostumbrado a respirar mal, apenas con la parte
alta de los pulmones.
• Sin embargo, donde sólo se cuenta con la propia
voz, hay que llenar al máximo de aire los
pulmones. Y para ello, debemos hacer la llamada
RESPIRACIÓN DIAFRAGMÁTICA
• La expulsión del aire es como una llave de gas o
de agua. Podemos regular la salida del agua
abriendo la llave para que salga un chorro fuerte
y potente o cerrándola para que salga un chorro
débil y delgado, pero UNIFORME.
• Mediante los ejercicios, se puede aprender a
dominar la “salida del aire”, para que siempre
salga firme y uniforme.
• Respire y diga:
• "Gracias a mi gallina ponedora, los huevitos no me
faltan. Diariamente tengo uno, tengo dos, tengo tres,
tengo cuatro, tengo (así, continúe hasta que le alcance
la respiración).
• El éxito estará en que cada día tenga más huevos...
• Antes iniciar una presentación en público:
respirar profundamente dos o tres veces.
• Colóquese bien frente al micrófono, sin
encogerse ni doblarse.
• Acerque la silla, levante el pecho, descanse las
manos sobre la mesa. Afloje cinturones o
sostenes apretados. Siéntese y siéntase cómodo
antes de hablar. De ese modo, administrará
mejor su reserva de aire para poder colocar la
voz, para terminar con buen volumen cada
frase.
ALGUNOS EJERCICIOS!!!
EJERCICIO 1: (10 veces al día)
• Acuéstese boca arriba.
• Cierre los ojos y aspire por la nariz
• Cuente hasta diez, trata que al llegar a 10
tus pulmones estén completamente
llenos.
• Sostener el aire por 5 segundos y luego
exhalarlo por la boca contando
nuevamente hasta 10.
• Es importante sentir que el abdomen se
extiende sin ensanchar el pecho.
EJERCICIO 2:
• Siéntese relajadamente en una silla.
• Inhala (respiración diafragmática)
• Sacamos el aire emitiendo una nota (la
que quede más cómoda)
• No se debe variar el volumen y sin que la
voz se quiebre.
EJERCICIO 3:
• Enciende una vela, luego
sopla la llama sin apagarla.
Solamente empujar la
flama, tratando de que se
mantenga inclinada.
• Muchos manuales de locución u oratoria
ponderan el acento neutro. Según éstos, lo más
profesional sería una forma de hablar lo menos
reconocible, un idioma sin impurezas ni
cadencias que no trasluzca la procedencia de
quien lo emplea.
• Y así, hay profesores que entrenan al boliviano
para que no arrastre las erres, a la ecuatoriana
para que no silbe las eses o la salvadoreña para
que pronuncie las ces y las zetas.
• Ejemplos de mala vocalización que se deberían
evitar:
Por ejemplo, solemos decir peliar por pelear ;
genral por general; cama , damichocolate por
cama, dama y chocolate o, pase diaño por
pasé de año ; dame majagua , por dame más
agua...
• Abra la boca (todo lo que pueda), manténgala
así unos diez segundos y vuélvala a cerrar.
Estos bostezos repítalos cinco veces en la
mañana y cinco en la noche, durante cinco
días. Sin exagerar porque podría quedarse
con la boca abierta.
• Luego, dedíquese a las vocales. Esfuércese
por una pronunciación clara, precisa y
sonora. Que cada letra suene limpia. Ejercite
las veces que pueda.
• También hay que fortalecer la lengua. Para eso:
saque la lengua (lo más que pueda) y vuélvala a
su posición normal. Repita esto en la mañana y
en la noche unas 5 veces.
• La pronunciación correcta de la letra r es muy
importante para la locución radiofónica. Desde
luego, sin caer en exageraciones, debemos
hacer
vibrar correctamente esta letra,
especialmente cuando es doble (rr). La lengua y
el paladar tienen esa misión.
• Otro ejercicio: silbe. Está expulsando aire y está
dando una posición a sus labios. Silbar ayuda a
aflojar los labios y a controlar la salida del aire.
• Practique
leyendo
TRABALENGUAS.
Al
comienzo silabéelos. Luego puede ir leyéndolos
cada vez más rápido:
• "Estando la garza grifa con sus cinco hijitos
garzos grifos, vino el garzo grifo a engarzogrifar a
la garza grifa; y le dijo ella: quita de aquí garzo
grifo que bien engarzogrifada estoy con mis
cinco hijos garzos y grifos"
*************
• "Una gallinita pinta, pipiripinta, pipirigorda,
rogonativa, ciega y sorda tiene unos pollitos
pintos, pipiripintos, pipirigordos, rogonativos,
ciegos y sordos".
*************
• Y, un último ejercicio para la vocalización, es el
siguiente: entre los dientes, póngase un lápiz en
forma horizontal; muérdalo levemente y lea así
unos cinco minutos diarios (desde luego, sin
soltar el lápiz).
• NO hay que pretender hacer todos los ejercicios
en un día. Hay que dosificar la práctica, ser
constante, disciplinada, ejercitar todos los días y
no desanimarse.
• Modular es jugar con la voz: subir el tono,
bajarlo, cambiar el ritmo, apresurar esta frase,
relentizar la otra, enfatizar las palabras más
importantes y hacer la pausa oportuna. La buena
modulación transforma una charla o una lectura
plana, mo-nó-to-na, en palabra viva, cautivante.
• Lo fundamental para una buena modulación es
la convicción: creer en lo que se dice y querer
decirlo a alguien.
• • Lea un párrafo con voz natural (volumen
regular); luego, Vuélvalo a leer muy quedo (casi
susurrando); y, después, léalo con toda
intensidad de voz. Proceda igual con frases
musicales o con canciones.
• • Tome una poesía e interprétela: (dígala con
sentimiento). Inspírese y recite un poema con
las inflexiones de voz necesarias para captar su
mensaje. Seguidamente, vuélvala a leer; pero,
esta vez, alternando el volumen de su voz: un
verso bajo y un verso fuerte. También hágalo
con canciones.
 -Qué profesional.
 -¡Qué profesional! (Admiración que aprueba la
gran calidad)
 -¡Qué profesional! (Admiración que critica la
mala calidad)
 -¡Qué profesional ... ! (Frase burlona)
 -¿Qué profesional? (Pregunta a qué profesional
se refiere)
 -¿Qué ... profesional? (Doble pregunta que
expresa duda)
•
•
•
•
•
•
No puedo estar sin ti
No puedo estar…sin ti
No puedo! Estar sin ti?
No! Puedo estar sin ti
No? Puedo estar sin ti?
¡No puedo estar sin ti!
• Llamamos
buena
articulación
pronunciación clara de las palabras.
a
la
• Que los demás puedan oír y distinguir bien todo
lo que decimos. Por costumbre o pereza,
algunas personas hablan con la boca muy
cerrada, casi sin mover los labios. Otros, por
timidez, adoptan un tono muy bajo y apenas se
entiende lo que dicen.
• Lea diariamente, en voz alta, párrafos de artículos
selectos, poesías, fragmentos de narraciones, etc.
Hágalo sin prisa. ¡Ojo! la prisa es mala consejera en
la locución.
• Con la indicada práctica usted se familiariza con
diferentes estilos de redacción y se familiarizará
con términos nuevos. Ponga especial énfasis en
repetir las palabras que le resulten de difícil
pronunciación.
• Cuando lea, hágalo de pie y levante el texto a la
altura de su cara (no incline la cabeza): respirará
mejor.
• Atención especial: seleccione temas bien
redactados, con los debidos signos de
puntuación y de preferencia, comience con
frases cortas.
• Piense siempre que está hablando ante un
micrófono. Convénzase que es un buen locutor.
• Lo fundamental también para ser un buen
orador, locutor(a) o Presentador(a) es
NATURALIZAR LA VOZ. La voz tiene que sonar
natural.
• “PIERDE EL MIEDO AL RIDÍCULO”
Descargar

Clase Semana 8: la voz