LOS DIALECTOS DEL CASTELLANO

Lo más adecuado es entender dialecto como
un conjunto de hablas definido de manera
imprecisa por unas serie de peculiaridades
lingüísticas que se extienden de manera
normalmente irregular en una zona
geográfica.
ZONA ESPAÑOLA


Variedades dialectales
intermedias (centro de la
Península: extremeño,
murciano y manchego)
Tendencia más
conservadora en la
evolución fonética.
ZONA AMERICANA


Aunque geográficamente
esta variedad no debería
incluir a Canarias y
Andalucía,
lingüísticamente estas se
encuentran en la zona
americana.
Tendencia innovadora en lo
fonológico.


Los rasgos que lo definen son la distinción en la
pronunciación del los fonemas /s/ y ///, la
pronunciación no aspirada de la /s/ final de
sílaba.
No se trata de una variedad homogénea,
presenta peculiaridades según las zonas:




Variedad norteña
Variedad oriental o aragonesa.
Variedad occidental o leonesa.
Castellano en zonas bilingües. Los vemos:


Desde Cantabria hacia el Sur por la Alcarria
hasta Madrid y la Mancha.
Rasgos: Leísmo de persona, laísmo,
relajación /d/ intervocálica, sobre todo en
sufijo –ado y pronunciación fuerte de la –d
final de palabra. También el uso del infinitivo
por imperativo y la adición de una –s a la 2ª
pers. sing. del pret. perf. Simple.


Proceden del contacto con el
navarroaragonés más su propia evolución.
Rasgos: entonación ascendente y
alargamiento de la vocal final, tendencia a
pronunciar llanas las esdrújulas, empleo de
pues como apoyo idiomático a fin de frase,
uso de pronombre sujeto como término de
preposición y uso del diminutivo en –ico.



Influencia del contacto con asturleonés.
Rasgos: tendencia a cerrar las vocales finales
–e, -o; la posposición de los pronombres
átonos; la utilización de verbos intrans. como
trans., la apócope de la vocal –e en los
verbos, el uso de la negación non y la
formación del diminutivo –Ín, -ina/o.
Dialecto del asturleonés: el bable, hablado en
zonas de Asturias, plural fem. en –es.



CATALÁN: articulación velar de /l/,
pronunciación de –d final como –t, en el plano
morfosintáctico anteposición del artículo al
nombre propio o dequeísmo.
GALLEGO: reducción de grupos
consonánticos, pret. perf. Simple
únicamente, tener con valor de auxiliar haber.
EUSKERA: entonación de mayor tensión
articulatoria, uso del condicional por pret.
imperf. de subjuntivo.


Sigue el modelo de norma sevillana del siglo XVI,
desde donde se extiende a Canarias y América.
Rasgos: responden a dos tendencias: la
simplificación del sistema consonántico y la
relajación articulatoria y son: yeísmo, ceceo,
seseo, aspiración de –s final de sílaba, relajación
y caída de consonantes intervocálicas,
generalmente –d- pero también otras –g(miaa), relajación de ch y j (ch=sh; j= aspiración)

Rasgos: alternancia de seseo y ceceo,
vocalismo en el andaluz oriental (abertura de
vocales finales en plurales por caída de –s),
confluencia de vosotros y ustedes, (con 2ª o
3ª pers.) y con la desaparición del tratamiento
de cortesía. Léxico: permanencia de vocablos
ya perdidos en castellano: manque, jamacuco,
aljofifa…


Influencias del habla caribeña: guagua,
cachetada…
Rasgos: vocalización de r y l en posición final
de sílaba (cuerpo=kwéipo), suave aspiración
de g o j, pronunciación sonorizada de la
ch=/ty/, y el pronombre ustedes con 3ª
persona.

Razones de su diversidad:
 La distinta procedencia de sus colonizadores.
 No toda la colonización se produjo a un tiempo, ni
tuvieron el mismo contacto con la metrópoli.
 La influencia de las lenguas indígenas.
Rasgos: fónicos: seseo, yeísmo, aspiración de –s final de
sílaba y palabra, confusión de r y l en posición final de
palabra y aspiración de g y j. Morfosintácticos: voseo,
leísmo, laísmo y loísmo, sufijos –ada o –ida, uso más
frecuente del diminutivo (ahorita). Pret. perf simple por
perfecto compuesto, preferencia del pret. imperf de subj
en su terminación –ra por –se, la existencia de perífrasis
desconocidas en España: saber venir por suele venir, y su
uso preferente en vez del futuro. Adv, prep y conj,
extraños al castellano: no más, recién como atenuación,
cosa que como finalidad.
 Léxico: transferencia de vocablos de las lenguas
amerindias, anglicismos o iltalianismos.



Tiene rasgos del norteño y andaluz.
Rasgos como el yeísmo, aspiración de la –s final y del
fonema // (g o j), vacilación en la pronunciación de –l
y –r finales, no hay confusión entre /s/ y //, ni
abertura de vocal por aspiración de –s.
 La Mancha: relajación articulación de cons. (venío…)
confusión –r –l menos extendido.
 Extremeño: aspiración de g y f iniciales latinas,
conservación de –e (rede) y sufijo –ino diminutivo.
 Murciano: pronunciación de sonoras como sordas
(akaĉár), palatalización de l- inicial latina (llengua),
abertura del diptongo ei>ai, uso del diminutivo en –ico/a.
FILIPINAS: tras el 98 se impuso el inglés como
lengua de comercio, cultura y actividades
públicas y además convive con el tagalo lengua
autóctona.
 EEUU: 2ª lengua en imptcia, variedad híbrida es
el espanglish, uso de estructuras y expresiones
inglesas dentro del discurso castellano.
 SEFARDÍ o JUDEOESPAÑOL: conserva el
castellano del siglo XV sin apenas evolución,
pero con influencia de las lenguas en contacto.

Descargar

VARIEDADES GEOGRÁFICAS DEL ESPAÑOL: