Moléculas orgánicas
Macromoléculas
Las macromoléculas o biopolímeros son moléculas de interés biológico de elevado
peso molecular, formadas por la unión covalente de unidades estructurales o
monómeros, iguales o diferentes que se repiten en un orden relativo determinado.
El proceso de síntesis mediante el cual los monómeros se unen por enlaces
covalentes se llama condensación. Durante la combinación de los monómeros
se pierde el equivalente de una molécula de agua: por ello a veces se utiliza el
término de síntesis por deshidratación para referirse a este proceso. El
proceso de síntesis requiere energía y es regulado por diversas enzimas
Los polímeros pueden degradarse en sus monómeros mediante hidrólisis (hidros
= agua, lisis = ruptura: "romper con agua") catalizada por enzimas específicas,
del grupo de las hidrolasas
Carbohidratos
Carbohidratos C H O
Descripción
Cómo reconocerlos
Función principal en los
sistemas vivos
En general su fórmula aproximada
es (CH2O)n
1. Monosacáridos (azúcares
sencillos), que son principalmente
moléculas de cinco carbonos
(pentosas), como la ribosa, o de
seis carbonos (hexosas), como la
glucosa y fructosa
Contar los átomos de C, H y O
Buscar formas cíclicas, de
pentágono o hexágono
Fuente de energía celular;
constituyente de otros compuestos
Contar las unidades de azúcar
Componentes de otros
compuestos, forma de azúcar de
transporte en vegetales
3. Polisacáridos, que se componen Contar las unidades de azúcar
de muchos azúcares unidos por
enlaces glucosídicos, como el
glucógeno y la celulosa
Forma de almacenamiento de
energía (glucógeno en animales,
almidón en vegetales);
componente estructural de la
pared celular de plantas
2. Disacáridos, que son dos
monosacáridos unidos por un
enlace glucosídico, como la
maltosa y la sacarosa
Carbohidratos
Los carbohidratos o glúcidos contienen átomos de carbono, hidrógeno y oxígeno
en una proporción aproximada de un carbono por cada dos hidrógenos y un
oxígeno.
La mayoría responde a la fórmula empírica (CH2O)n, donde n es el número de
átomos de C.
Algunos carbohidratos son moléculas simples pequeñas como los azúcares,
mientras otros forman largos polímeros como el almidón y el glucógeno que
funcionan como reservorios de materia y energía, o como la celulosa y la quitina
que son componentes estructurales.
Monosacáridos
Los monosacáridos son azúcares simples que contienen de tres a siete átomos
de carbono. Son polialcoholes con función aldehído o cetona.
Disacáridos
Un disacárido consta de dos monosacáridos unidos mediante un enlace
covalente, que se denomina enlace glicosídico y que generalmente se forma
entre el C1 de una molécula y el C4 de la otra molécula.
Los disacáridos más importantes son tres
maltosa
glucosa-glucosa
sacarosa
glucosa-fructosa
lactosa
glucosa-galactosa
Polisacáridos
Los carbohidratos más abundantes son los polisacáridos o glucanos. Aun
cuando el número de unidades presentes es variable, por lo general, en una sola
molécula se encuentran miles de ellas. El polisacárido puede ser una cadena
simple larga o una cadena ramificada.
Polisacáridos de reserva
En vez de almacenar azúcares simples, las células almacenan polisacáridos que
pueden fácilmente hidrolizarse cuando se necesite. Los organismos guardan
glucosa, en algunos casos primero transportándola bajo la forma de disacáridos,
y luego en una forma insoluble que se deposita en áreas específicas de
almacenamiento, constituyendo los polisacáridos de reserva. Son reserva de
materia (para constituir otras moléculas) y de energía (pueden oxidarse para
obtener ATP).
Almidón
Constituye la forma típica en que se almacenan carbohidratos en las plantas: es
un polímero de subunidades de -glucosa. Los monómeros se unen por enlaces
(14). El almidón se encuentra en dos formas: amilosa y amilopectina
Las plantas almacenan almidón en gránulos en organelas especializadas, los
plástidos, que contienen las enzimas para la síntesis y la degradación.
Glucógeno
Es la forma de almacenamiento de glucosa en los tejidos animales y en
bacterias.
Polisacáridos estructurales
Polímeros insolubles de glúcidos actúan como elementos estructurales y de
protección en las paredes celulares de bacterias, plantas y hongos y en los
tejidos conjuntivos y espacios extracelulares de animales. Otros funcionan como
lubricantes de articulaciones óseas o como adhesivos celulares.
Celulosa
La celulosa es un homopolisacárido lineal, no ramificado, compuesto por unas
10.000 moléculas de -D-glucosa con enlaces (14) Las moléculas de celulosa
se organizan en haces de cadenas paralelas. Varias cadenas rectas adyacentes
pueden formar puentes de hidrógeno inter e intracatenarios, dando lugar a la
formación de fibras supramacromoleculares lineales y estables, de gran resistencia
a la tensión e insolubles en agua.
Puentes Hidrógeno
intra e inter cadenas
Lípidos
Lípidos C H O
Descripción
Cómo reconocerlos Función principal
en los sistemas
vivos
Contienen menos O que los carbohidratos en
relación con el C y el H
1. Grasas neutras. Combinación de glicerol
con una a tres moléculas de ácidos grasos:
Monoglicéridos, 1 ácido graso
Diglicéridos, 2 ácidos grasos
Triglicéridos, 3 ácidos grasos
Si los ácidos grasos poseen enlaces dobles
entre átomos de carbono (C==C), se dice
que están insaturados; de lo contrario, están
saturados
Buscar el grupo glicerol en un extremo de la
molécula:
2. Fosfolípidos. Se componen de un grupo
glicerol unido a uno o dos ácidos grasos y a
una base orgánica que contiene fósforo
Buscar el glicerol y la cadena lateral que
contiene fósforo y nitrógeno
Fuente de energía celular y forma de
almacenamiento de energía
En multicelulares, pueden funcionar como
aislante térmico
Componente de membranas celulares
3. Esteroides. Moléculas complejas que
Buscar 4 anillos enlazados:
contienen átomos de carbono dispuestos en
cuatro anillos entrelazados (tres ciclohexanos
y un ciclopentano)
Algunos son hormonas, otros son colesterol,
sales biliares y vitamina D; componentes de
membranas celulares
4. Carotenoides. Pigmentos anaranjados y
amarillos, que cocsisten en unidades de
isopreno
El retinal (importante en la fotorrecepción) y
la vitamina A se forman a partir de
carotenoides
Buscar unidades isopreno
Lípidos
Son un conjunto de biomoléculas orgánicas, químicamente heterogéneas,
insolubles en agua y solubles en solventes orgánicos no polares
(cloroformo, éter, de petróleo, benceno, etc.).
No poseen peso molecular muy elevado ni forman macromoléculas como los
hidratos de carbono, las proteínas y los ácidos nucleicos. Son moléculas con alto
contenido de hidrógeno y por lo tanto son una buena fuente de energía
(regularmente la producción de energía a partir de una molécula implica la
oxidación de la misma).
Formando parte de su estructura existen largas cadenas hidrocarbonadas
lineales o cíclicas que le confieren a la molécula su hidrofobicidad y su
afinidad por los solventes orgánicos no polares, que son de su misma
naturaleza
Insaturados: Presentan uno o más enlaces
dobles en sus cadenas. Las cadenas está
quebradas (por los dobles enlaces). Ejemplo:
linoleico (18 C).
Saturados: Carecen de enlaces
múltiples
(solamente
enlace
simple). Las cadenas alifáticas no
presentan quebraduras. Ejemplos:
palmítico (16 C).
En la célula los ácidos grasos están mayoritariamente esterificados (formando
uniones éster con alcoholes simples o complejos) en los fosfolípidos que
constituyen las membranas biológicas y en los triglicéridos que son la principal
reserva energética.
Los triglicéridos son los lípidos más abundantes en los seres vivos y constituyen
una importante fuente de energía, ya que producen más del doble de energía
(por gramo) que los carbohidratos (9kcal v/s 4kcal)
Debido a su hidrofobicidad, en la mayoría de las células eucarióticas los
triglicéridos se separan en fases en el citoplasma acuoso formando gotas de
reserva en vegetales y en las células animales ocupando casi todo el
citoplasma (adipocitos). En general los triglicéridos actúan como fuente de
energía y de precursores biosintéticos, y los diglicéridos como mensajeros
intracelulares.
Los triglicéridos en los que predominan los ácidos grasos saturados suelen
recibir el nombre de grasas y tienen mayor punto de fusión (son las grasas
animales, que son sólidas a temperatura ambiente). En los aceites vegetales
(líquidos a temperatura ambiente) predominan los ácidos grasos insaturados.
Glicerofosfolípidos
Un fosfolípido (fosfoglicérido) consta de una molécula de glicerol que posee
esterificados a dos ácidos grasos y a un radical fosfato (ácido fosfatídico),.
ácido fosfatídico (molécula anfipática)
Las propiedades anfipáticas de
estas moléculas lipídicas y su
geometría hacen que adopten
cierta configuración en presencia
de agua, ya que los extremos
hidrofílicos (solubles en agua)
quedan
hacia
afuera,
interactuando
con
el
agua
circundante.
Los
extremos
hidrófobos se orientan en el
sentido opuesto. La membrana
celular es una bicapa lipídica
(dos capas de fosfolípidos) cuyas
moléculas tienen los extremos
hidrófobos hacia el centro y las
cabezas hidrófilas hacia el lado
externo de la superficie de la
membrana.
Son lípidos estructurales de la mayoría de las células eucarióticas: el colesterol
en animales, el estigmasterol en vegetales y el ergosterol en hongos; las
bacterias carecen de esteroles. El colesterol posee un grupo hidroxilo que le da
carácter hidrofílico, pero tiene además un esqueleto hidrocarbonado hidrofóbico,
por lo que la molécula es anfipática.
Entre los esteroides de mayor importancia biológica cabe mencionar el colesterol,
las sales biliares, las hormonas sexuales masculinas y femeninas, y las
hormonas secretadas por la corteza suprarrenal.
Proteínas
Proteínas C H O N S
Descripción
Cómo reconocerlos
Uno o más polipéptidos
(cadenas de aminoácidos)
enrollados o plegados en
formas características para
cada proteína
Buscar unidades de
aminoácidos unidas por
enlaces C – N (enlace
peptídico)
Función principal en los
sistemas vivos
Estructural: citoesqueleto,
ribosomas y membranas.
Enzimática:
transformaciones químicas,
síntesis de nuevas
moléculas, ruptura de
moléculas, durante la
digestión y procesamiento de
energía. Transporte: en la
sangre (hemoglobina) y a
través de membranas en la
célula. Defensa: anticuerpos.
Hormonal: señales entre
células en el organismo.
Receptora: detección de
estímulos en la superficie
celular
Proteínas
Las proteínas son macromoléculas esenciales en la química de la vida. Son
componentes estructurales de las células y tejidos, de modo que el crecimiento, la
restauración y el mantenimiento del organismo dependen del abastecimiento
adecuado de estas sustancias. Por otra parte, algunas proteínas actúan como
catalizadores o enzimas
Función enzimática
Función hormonal
Función de transporte
Función estructural
Función de defensa
Funciones de reserva
Funciones reguladoras
Función de movimiento
Funciones de transducción
Reconocimiento de señales químicas
Aminoácidos
Los aminoácidos conforman las unidades estructurales de las proteínas.
Su composición elemental es carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno y, a veces,
azufre. Cada aminoácido contiene un grupo amino (-NH2) y un grupo carboxilo
(-COOH) unidos al mismo átomo de carbono, llamado carbono alfa y difieren
entre sí en su grupo R o cadena lateral unida a este carbono alfa.
La glicina, el aminoácido
más simple, presenta un
hidrógeno como grupo
R
La alanina, presenta
un metilo como grupo
R
De todos los aminoácidos posibles, sólo veinte se encuentran normalmente en
las proteínas (aminoácidos naturales).
Las cadenas de polipéptidos se forman a partir de aminoácidos
Los aminoácidos se combinan químicamente unos con otros enlazando el carbono
del grupo carboxilo de una molécula con el nitrógeno del grupo amino de otra. El
enlace covalente que une dos aminoácidos se denomina enlace peptídico.
Un polipéptido contiene varias decenas, cientos o hasta miles de aminoácidos
unidos en un orden lineal específico.
Estructura de las proteínas
Las cadenas de polipéptidos que forman una proteína se encuentran
enrolladas o plegadas en una conformación específica, tridimensional. Esta
conformación determina la función de la proteína.
Hay varios tipos de estructuras
en una molécula proteica:
primaria, secundaria,
terciaria y hasta cuaternaria.
Estructura primaria
La secuencia, es decir el orden en que se disponen los aminoácidos en una
cadena polipeptídica, determina su estructura primaria.
Esta secuencia
se encuentra
especificada en
la información
genética del
organismo.
Estructura secundaria
Las cadenas peptídicas no suelen encontrarse aplanadas ni se pliegan al azar, sino
que forman una estructura tridimensional específica, en general en forma de hélice
o de otra estructura regular, disposición espacial que se conoce con el nombre de
estructura secundaria.
Estructura terciaria
La estructura terciana de una molécula de proteína está determinada por la
forma que adopta cada cadena polipeptídica. Esta estructura tridimensional
está determinada por cuatro factores que se deben a interacciones entre los
grupos R:
Estructura cuaternaria
Las proteínas compuestas de dos o más cadenas de polipéptidos (proteínas
multiméricas) presentan estructura cuaternaria: cada cadena tiene estructuras
primaria, secundaria y terciaria y forma una molécula proteínica biológicamente
activa al relacionarse las diferentes cadenas mediante la estructura cuaternaria
adecuada.
La estructura de las proteínas determina su función
Las proteínas buscan la conformación más estable y en ese caso se dice que la
proteína se encuentra en estado nativo (proteína nativa).
La actividad biológica de una proteína puede ser afectada por cambios en la
secuencia de aminoácidos o en la conformación de la proteína. Cuando ocurre
una mutación que ocasiona un cambio en la secuencia de aminoácidos de la
hemoglobina, puede producirse un trastorno, denominado anemia falciforme.
Desnaturalización.
Los cambios en la estructura tridimensional de una proteína también alteran su
actividad biológica. Cuando una proteína se calienta o se trata con algunas
sustancias químicas, su estructura terciaria se distorsiona y la cadena peptídica en
espiral se desdobla para dar lugar a una conformación más al azar. Este
desdoblamiento se acompaña de una pérdida de su actividad biológica (por
ejemplo, de su capacidad de actuar como enzima). Este cambio en la forma de la
proteína y la pérdida de su actividad biológica se Ilama desnaturalización.
En general, la desnaturalización no puede revertirse; sin embargo, en determinadas
condiciones, algunas proteínas que han sido desnaturalizadas recuperan su forma original
y su actividad biológica cuando se restauran las condiciones normales del medio.
Las enzimas
Son proteínas altamente especializadas que funcionan como catalizadores de
las reacciones de los sistemas biológicos.
Poseen un elevado grado de especificidad respecto a sus sustratos, aceleran
reacciones químicas específicas y funcionan en soluciones acuosas en
condiciones muy suaves de temperatura y pH.
Muchas reacciones comunes del metabolismo de los seres vivos resultarían
poco probables en el ambiente celular sin la presencia de enzimas.
Muchas enzimas no requieren ninguna otra sustancia para desarrollar su
actividad. Otras requieren un componente químico adicional Ilamado
cofactor.
El cofactor puede ser uno o varios iones inorgánicos tales como Fe2+,
Mg2+, Mn2+ o Zn2+ o un complejo orgánico o metaloorgánico denominado
coenzima.
Cuando la coenzima
o el ion metálico
están
unidos
covalentemente a la
proteína enzimática
el
conjunto
se
denomina
grupo
prostético.
¿Como se nombran las enzimas?
El nombre de muchas enzimas se forma añadiendo el sufijo “asa” al del sustrato
sobre el que actúan (como la ureasa, que cataliza la hidrólisis de la urea) o
utilizando una palabra o frase que describe su actividad (como la ADN polimerasa,
que cataliza la síntesis de ADN en el proceso de duplicación o replicación del
ADN). Otras enzimas, tales como la pepsina y la tripsina (enzimas digestivas),
tienen nombres que no hacen referencia a sus sustratos.
¿Cómo funcionan las enzimas?
Una enzima proporciona un ambiente dentro del cual una reacción determinada
es energéticamente más favorable.
El rasgo distintivo de una reacción catalizada enzimáticamente es que tiene lugar
dentro de un hueco de la molécula de la enzima denominada sitio activo o
centro activo. La molécula sobre la que actúa la enzima y que queda fijada en el
sitio activo se denomina sustrato. El complejo enzima-sustrato es de
importancia central en la acción de las enzimas
E+S
ES
EP
E+P
E, S y P representan enzima, sustrato y producto,
respectivamente. ES y EP son complejos de la
enzima con el sustrato y con el producto,
respectivamente.
Modelos de interacción Enzima-Sustrato
Modelo llave-cerradura
Configuración espacial de la enzima
y el sustrato son complementarios
Modelo encaje inducido
La función de una enzima es aumentar la velocidad de una reacción. Las
enzimas no modifican los equilibrios de reacción.
la energía del estado basal de P es inferior al de S, con lo que el equilibrio
favorece la degradación de S y la formación de P. Este equilibrio no es
afectado por la actividad de la enzima.
La diferencia entre los
niveles de energía del estado
basal y del estado de
transición
se
denomina
energía de activación.
No obstante, un equilibrio favorable no indica que la conversión S  P sea
rápida. Para que haya reacción las moléculas han de superar una barrera
representada por la “colina” energética de la figura (Ea), que es el resultado de
una serie de reacomodamientos que tienen que producirse en las moléculas
participantes (alineamiento de los grupos reactivos, formación de cargas
inestables transitorias, reordenamientos de enlaces, etc.)
Entonces los catalizadores (como las enzimas) aumentan las velocidades
de reacción disminuyendo la energía de activación.
La actividad enzimática es afectada por diversos factores
Las enzimas tienen un pH óptimo o un intervalo de pH en el que la actividad es
máxima.
Las enzimas son sensibles a la acción de la temperatura. El incremento de la
temperatura produce un incremento de la actividad enzimática, pero al llegar a
determinados valores de temperatura la enzima comienza a desnaturalizarse y
se produce el efecto inverso.
Las enzimas requieren de una temperatura y pH optimo para su actividad
Ácidos nucleicos
Ácidos nucleicos C H O N P
Descripción
Cómo reconocerlos
El esqueleto se compone de
Buscar un esqueleto de pentosa
grupos pentosa y fosfato
– fosfato. El ADN forma una
doble hélice
alternados, de los cuales se
proyectan las bases
nitrogenadas. ADN: azúcar
desoxirribosa y bases adenina,
timina, citocina y guanina; ARN:
azúcar ribosa y bases adenina,
uracilo, citocina y guanina. Cada
subunidad molecular, llamada
nucleótido, consiste en una
pentosa, un grupo fosfato y una
base nitrogenada
Existen nucleótidos que no
estructuran ácidos nucleicos,
sino que tienen 3 grupos
fosfatos, ricos en energía: el ATP
Función principal en los
sistemas vivos
Almacenamiento, transmisión y
expresión de la información
genética
Control de la síntesis y la
secuencia de todas las
proteínas, enviando un mensaje
desde el núcleo al citoplasma
(ARN)
Para el caso del ATP, funciona
como la “moneda de
intercambio” de la energía
celular
Ácidos nucleicos
Los ácidos nucleicos son macromeléculas, cuyos monómeros son los
nucleótidos, fundamentales para el funcionamiento celular, por su papel en el
almacenamiento, transmisión y expresión de la información genética.
Nucleótidos: subunidades de los ácidos nucleicos
3
2
1
1
Los nucleótidos son unidades moleculares que constan de: 1) un azúcar de
cinco carbonos, ya sea desoxirribosa en el caso del ADN o ribosa en el caso del
ARN; 2) un grupo fosfato y, 3) una base nitrogenada, ya sea una purina de doble
anillo o una pirimidina de anillo simple.
El grupo fosfato se une al
carbono 5’ del azúcar a través
de un enlace éster.
La base nitrogenada
se une al carbono 1’
del monosacárido.
El carbono 3´es importante
en la formación del enlace
fosfo diester
La unión del azúcar con la base nitrogenada es lo que se denomina nucleósido,
por lo tanto un nucleótido es un nucleosido monofosfato.
Las moléculas de los ácidos nucleicos están formadas por cadenas de
nucleótidos, cada uno de ellos unido al siguiente por enlaces covalentes entre
la molécula de azúcar de una cadena (el carbono 3´ de la ribosa o de la
desoxirribosa) y la molécula de fosfato de la otra cadena, que a su vez está
unido al carbono 5´ de la pentosa. Estos enlaces son Ilamados uniones o
puentes fosfodiéster, porque el fosfato está unido por una unión éster fosfato al
azúcar del nucleótido y por otra unión equivalente al azúcar del nucleótido que lo
precede.
Un polinucleótido determinado presenta siempre un extremo con un grupo
hidroxilo 5’ libre y el extremo opuesto de la cadena con un grupo hidroxilo 3’.
Por convención las secuencias
nucleótidos se escriben siempre
extremo 5’ al 3’.
de
del
Ácido desoxirribonucleico (ADN)
El esqueleto de la doble hélice lo forman los azúcares (compuestos polares) y los
grupos fosfatos (cargados positivamente), los cuáles quedan en contacto con el
medio acuoso y por sus características químicas pueden interaccionar con el
H2O. Por el contrario, las bases nitrogenadas, que son compuestos aromáticos
con menos afinidad por el H2O quedan dispuestos en el interior de la doble hélice.
Ácido desoxirribonucleico (ADN)
La doble hélice consta de dos cadenas complementarias de ADN
enrrolladas alrededor de un eje común, formando una hélice dextrógira.
Las dos cadenas se
orientan en sentido
opuestos a lo largo de
la hélice, una en
sentido 5’-3’ y la otra
en el sentido 3’-5’.
las bases nitrogenadas, que son
compuestos aromáticos con menos
afinidad por el H2O quedan dispuestos en
el interior de la doble hélice.
los azúcares quedan
en contacto con el
medio acuoso
La interacción entre las bases nitrogenadas, que mantiene unidas a las dos
hebras, es a través de dos puentes hidrógenos entre A con T y tres puentes
hidrógeno entre C con G. Este hecho es fundamental para permitir la
duplicación (“replicación”) del ADN, ya que cada una de las cadenas sirve de
molde para que se produzca la cadena complementaria respectiva.
La hélice dextrógira de WatsonCrick, es la versión de lo que se
denomina ADN-B, que es la
conformación más abundante del
ADN en las células. Sin embargo
existen otras dos conformaciones
que son el ADN-A y el ADN-Z.
las moléculas de ADN en el núcleo poseen carga negativa. Este hecho favorece
su asociación con proteínas básicas (las histonas), que aparentemente juegan
un rol protector y que en conjunto con el ADN constituyen la cromatina nuclear.
El ADN (y las histonas asociadas) se dispone en forma helicoidal y parcialmente
enrollada mientras la célula está en actividad normal, pero sufre una gran
condensación (superenrrollamiento) en el momento de la división celular, dando
lugar a los cromosomas.
Ácido ribonucleico
La diferencia esencial entre ADN y ARN, además del reemplazo de la
desoxirribosa por la ribosa y de T por U, es que el ARN está constituido por una
cadena única y que sus dimensiones son considerablemente más reducidas que
las del ADN. A pesar, de estar constituido por una sola cadena puede adoptar
estructuras secundarias. Estas estructuras se forman entre regiones
complementarias de la misma cadena y se estabilizan por puentes hidrógeno
siguiendo la misma lógica que en el caso del ADN (C con G y A con U).
Los tres tipos principales de ARN (mensajero, de transferencia y ribosómico)
están asociados con el proceso de síntesis de proteínas, que tiene lugar en los
ribosomas, estructuras que contienen ARN y proteínas y que constituyen el lugar
físico en el que se desarrolla la síntesis de las moléculas proteicas.
Cuadro comparativo entre el ADN y ARN
Caracteres pentosa
DNA Desoxirribosa
RNA Ribosa
Bases nitrogenadas
Adenina, Guanina
Citosina, Timina
Adenina, Guanina
Citosina, Uracilo
Numero de cadenas
2
1
Función
Almacena la información
biológica de los seres vivos
Permite la expresión de la
información biológica
Ubicación
Núcleo, mitocondrias,
cromatina, cloroplastos,
cromosoma
Núcleo, ribosomas.
Estructura
Doble hélice
Lineal, globular y trébol
Otros nucleótidos importantes
El adenosin trifosfato(ATP), compuesto de adenina, ribosa y tres fosfatos tiene
una importancia destacada como fuente de energía para las células. Los dos
fosfatos terminales se unen al nucleótido mediante enlaces "ricos en energía",
que se señalan por el símbolo P.
La mayor parte de la energía química de las células se almacenan en enlaces de
fosfato (ATP) ricos en energía, lista para liberarse cuando el grupo fosfato se
transfiere a otra molécula.
Un nucleótido puede convertirse en una forma cíclica por medio de enzimas
Ilamadas ciclasas. De esta manera la adenilatociclasa convierte al ATP en
adenosín monofosfato cíclico (AMP cíclico). Los nucleótidos cíclicos juegan
un papel importante en la mediación de los efectos hormonales y en la regulación
de varios aspectos de la función celular.
Las células contienen varios dinucleótidos de importancia especial en los
procesos metabólicos. Por ejemplo, el dinucleótido de adenina y nicotinamida
(NAD) y el dinulcleótido de adenina y flavina (FAD) son muy importantes
como receptores y donores de hidrógeno y electrones en funciones biológicas de
oxidación y reducción en las células.
Descargar

molculasorgnicas-100414151903-phpapp01