PROCESO DE AGONIA Y MUERTE DEL
PACIENTE
DEFINICION
Estado que precede a la muerte, en aquellas
situaciones en que la vida se extingue gradualmente.
Es evidente que este proceso no se da en todos los
pacientes, ya que en algunos casos, la propia
enfermedad, o cualquier otro motivo recurrente, podrá
ser causante de un problema agudo que provoque una
muerte súbita.
El cuerpo experimenta diversos cambios durante el
proceso de la agonía. El conocimiento de los síntomas
más comunes de la muerte inminente puede ayudar al
paciente y su familia a prepararse para afrontarla
cuando llegue el momento.
EL PROCESO DE MORIR. SU
EVOLUCION EN LA HISTORIA
Philippe Ariés en su libro “El hombre ante la muerte”
Edad Media: “muerte amaestrada”; el sujeto tenía
amaestrada su muerte, bajo su dominio. La muerte
“avisaba” cuándo iba a actuar, y quien recibía el aviso era
el que iba a morir. las personas les comunicaban al médico
la proximidad de su muerte. Habiendo recibido ese “aviso”,
él mismo comenzaba a llevar adelante un ceremonial. Se
moría en público. Parte de la herencia que se pasaba de
padres a hijos.
EL PROCESO DE MORIR. SU
EVOLUCION EN LA HISTORIA
Edad moderna: se genero un cambio en la forma de morir,
“muerte excluida”. El que está muriendo no puede hacer
nada; es un participante pasivo de su propia agonía. No
toma decisiones, sino que son tomadas por él y hasta se
podría decir que no estaba totalmente consciente que se
encontraba en el proceso de morir.
la medicina se hace capaz de meterse con la muerte y
cambia su paisaje. Del hombre que moría en su lecho, se
pasa a morir en los hospitales. Si en otro tiempo la muerte
avisaba al muriente, hoy el muriente está intubado, ligado
a un respirador artificial y a un tiempo de muerte que no le
pertenece.
PROCESO DE MORIR
Elizabeth Kubler-Ross en su libro “On death and Dying”
elaboró la Teoría de la Etapa”. (1969)
1. Etapa Negación: ( no, no a mi) Utilizado por casi todos
los pacientes en una cierta forma. Es una respuesta
generalmente temporal del choque a las malas noticias.
2. Etapa ira: (por que a mi) el paciente se pregunta porque
le sucede eso o que hizo para merecerlo. Puede
reaccionar con agresividad ante el personal de salud y
su familia escondiendo un profundo resentimento hacia
aquellos que pueden seguir viviendo y hacia Dios.
PROCESO DE MORIR
- Cólera en el Dios: "porqué yo?" Sensación que otros son
que los que merecen más.
- Envidia de otras: La gente no se puede cuidar, ella está
gozando de vida mientras que la persona que muere
experimenta dolor. Otros no están muriendo.
- Proyectado en el ambiente: Enojo hacia doctores,
enfermeras, y familias.
El aislamiento de la gente incluso miembros de la familia,
evitando a la persona que muere.
PROCESO DE MORIR
3. Etapa negociación: (si, a mi, pero...) Es un intento de
negar lo inevitable el paciente manifiesta que haría
cualquier cosa si eso lo hiciera vivir un poco mas o pasar
un día sin dolor. Promete a Dios ser bueno, aceptar su
muerte o donar sus órganos es probable que el enfermo
se haga promesas a si mismo, si pudiera pasar ese
único examen.
PROCESO DE MORIR
4. Etapa represión: (si, a mi) es una reacción normal en la
que el individuo contempla todo lo que era amado en la
vida y lamenta perderlo. El paciente experimenta una
etapa de dolor preparatorio, en el que ha callado, y en
ese momento con lagrimas se dice a si mismo que la
muerte llega, le es difícil comentarlo con su familia que
reaccionaria con gran emoción, se preocupa de cómo
vivirán cuando el ya no este, quizás quiera arreglar
ciertos asuntos.
Depresión: Luto para las pérdidas
- Depresión reactiva (más allá de pérdidas): pérdida de
trabajo, manías, movilidad.
- Depresión preparatoria (pérdidas todavía a venir):
dependencia de la familia, etc.
PROCESO DE MORIR
5. Etapa aceptación: (mi hora se acerca y eso esta bien)
vacía de sentimientos pero no es resignación, es una
victoria. El querrá solamente un ser querido que se
siente silenciosamente a su lado, sin palabras, tomando
su mano o simplemente permanecer allí.
Es un arduo trabajo alcanzar esta etapa y no todo
paciente terminal logra hacerlo, puesto que muchos de
éstos, ávidos y ocupados en su lucha “olvidan” o
pretenden olvidar que la enfermedad que padecen es
terminal y que la muerte está próxima.
PROCESO DE AGONIA Y MUERTE DEL
PACIENTE
SÍNTOMAS DE MUERTE INMINENTE EN EL PACIENTE
 Respiración lenta o rápida, o bien largos períodos sin
respiración. Gemidos al respirar, pero esto no significa
que esté experimentando dolor.
 La respiración puede ser ruidosa debido a las
secreciones que no puede eliminar de la garganta o los
pulmones.
 Deterioro evidente y progresivo del estado físico, con
disminución del nivel de conciencia, desorientación y
trastornos de la comunicación, que pueden agravarse
progresivamente hasta la situación de coma.
PROCESO DE AGONIA Y MUERTE DEL
PACIENTE




La piel suele tornarse más pálida, azulada, moteada o
manchada por disminución de oxígeno y de la
circulación en general.
Experimentar una repentina incontinencia (incapacidad
de controlar la evacuación de las heces o la eliminación
de la orina).
El paciente puede padecer confusión mental o
experimentar una reducción del nivel de vigilia en la
etapa previa a la muerte.
Dificultad o incapacidad de ingesta, provocada por la
debilidad y la disminución del estado de conciencia.
PROCESO DE AGONIA Y MUERTE DEL
PACIENTE




Síntomas físicos variables, según sea la patología de
base, y el control previo de los síntomas. Es frecuente la
presencia de fiebre, ocasionada muchas veces por
infecciones secundarias.
Síntomas psicoemocionales variables, como angustia,
agitación, crisis de miedo o pánico, manifestados
verbalmente o no, según su estado.
Necesidad de estar acompañado por aquellas personas
que le son más afines.
Evidencia o percepción emocional, verbalizado o no, de
la realidad de la situación.
PROCESO DE AGONIA Y MUERTE DEL
PACIENTE
SIGNOS QUE EXPRESAN LOS FAMILIARES
 Estrés psicoemocional por la cercanía de la pérdida.
 Gran demanda de atención y soporte.
 Reivindicaciones terapéuticas poco realistas, y que
deben contemplarse como signo de estrés emocional, o
de falta de conocimiento concreto de la situación,
normalmente en familiares llegados a última hora.
 Necesidad de información concreta sobre la probable
evolución, el tiempo disponible, los trámites necesarios,
etc.
PROCESO DE AGONIA Y MUERTE DEL
PACIENTE


La familia puede disponer del tiempo necesario antes de
que se traslade a la morgue. Durante ese período, que
está destinado a la familia y los seres queridos, es
posible: despedirse, llevar a cabo ritos espirituales o
culturales.
Aun cuando se haya prevenido a los miembros de la
familia acerca de la muerte del paciente, estos
experimentarán un gran dolor y profunda conmoción. Se
debe tener en cuenta que los trámites necesarios para el
funeral y la autopsia deberán llevarse a cabo antes de
que se produzca el deceso.
CUIDADOS DE ENFERMERIA EN EL
PACIENTE TERMINAL
"EL PRINCIPIO DE CONFORT COMO OBJETIVO
BASICO".
 HIGIENE
Los pacientes se resisten al aseo diario, pues consideran
que en su estado, la higiene, más que un beneficio, no les
reporta más que un esfuerzo enorme. No tienen ganas de
ser molestados e incluso pueden reflejar en esta negativa,
la agresividad contenida, por su estado de enfermedad.
CUIDADOS DE ENFERMERIA EN EL
PACIENTE TERMINAL
Secado de los pliegues de la piel, para evitar
maceraciones de la misma y finalizar el aseo con un ligero
masaje con una crema hidratante.
El baño o aseo diario nos permite valorar la condición
física del paciente, los cambios que experimenta en su
movilidad, posibles edemas o inflamaciones, el desarrollo
de escaras, el estado de la piel, Antes de cambiar la cama,
aprovecharemos para realizar las curaciones que precise.
CUIDADOS DE ENFERMERIA EN EL
PACIENTE TERMINAL
Paciente que permanece largos periodos de tiempo en
la cama es fundamental realizar cambios posturales
frecuentes, junto con un pequeño arreglo de la cama:
estirar las sábanas, cambio de pañales de incontinencia,
ahuecar las almohadas, refrescarle con alcohol o colonia.
Cuidado de la boca: precioso caldo de cultivo de múltiples
infecciones, micosis, ulceraciones. La boca se lavará
cuidadosamente después de cada comida, con un cepillo
suave, para mantener la mucosa bien limpia. En el caso de
pacientes inconscientes se eliminará la placa bacteriana
con una torunda o bastoncillo impregnado en un
antiséptico suave o con el dedo protegido por una gasa o
guante.
CUIDADOS DE ENFERMERIA EN EL
PACIENTE TERMINAL
Mantener los labios limpios y suaves, aplicando una fina
capa de vaselina o manteca de cacao.
ALIMENTACION
Debemos conseguir entre todos, que el acto de comer no
suponga de ningún modo un problema añadido a su ya
delicada situación, sino, por el contrario, un beneficio para
su estado.
A. Reconocer los deseos del paciente, sabiendo y
aceptando que está en su derecho de decidir si quiere
o no comer, sin obligación, críticas o deseos de
disuadirle.
CUIDADOS DE ENFERMERIA EN EL
PACIENTE TERMINAL
Teniendo en cuenta la ANOREXIA, DEBILIDAD Y
SENSACION DE PLENITUD que sufren dichos pacientes:
1- Es recomendable fraccionar la dieta en 6 - 7 tomas, y
flexibilizar mucho los horarios según los requerimientos y
deseos del paciente.
2- Hay que adaptar la cantidad de cada toma al enfermo,
sin presionar para que realice una ingesta mayor, que va a
inducir una sensación de fracaso.
CUIDADOS DE ENFERMERIA EN EL
PACIENTE TERMINAL
3- También se debe adaptar el gusto a los
deseos del paciente y es aconsejable la adición de
algunas salsas.
4- En cuanto a la composición, no debemos insistir en la
composición hipercalórica o hiperproteíca, ni en
dietas especificas ricas en fibras, para la prevención y
tratamiento del estreñimiento, porque disponemos de
recursos específicos más eficaces.
5- La adición de complejos vitamínicos o hierro oral es de
muy dudosa eficacia
CUIDADOS DE ENFERMERIA EN EL
PACIENTE TERMINAL
6- La presentación de la dieta, la adecuación del tamaño
del plato a la cantidad de comida, son aspectos
importantes para mejorar la tolerancia, aunque son
frecuentemente olvidados.
B. El paciente tiene permiso par dejar de comer cuando
quiera, mientras se le da la comida. Eso hace que con el
tiempo, vuelva a tomar lo que le pueda apetecer.
C. Hay que evitar que los familiares fuercen al paciente a
comer, ya que esto crea muchas veces una gran tensión
y hace que el momento de las comidas se convierta en
un verdadero conflicto entre los familiares y el enfermo.
CUIDADOS DE ENFERMERIA EN EL
PACIENTE TERMINAL
D. No hay que darle demasiada importancia a la pérdida
de peso. Se deben de quitar de la vista las balanzas.
E. La medida final consiste en estimular a los familiares a
que compren ropas adecuadas a su nuevo estado. Nada
es más doloroso, para recordar el peso perdido, que el
uso de prendas que ahora parecen ser de dos o tres
tallas mayores.
CONSERVACION DE LA DIGNIDAD Y
MUERTE DEL PACIENTE
En ocasiones es necesario predecir cuando fallecerá
alguien a causa de una enfermedad crónica.
Este aspecto puede ser importante debido a que el seguro
de enfermedad no cubre los cuidados paliativos para las
Enfermedades crónicas, excepto en los centros para
enfermos terminales, estos centros se fueron desarrollando
en estos últimos años para proporcionarles cuidados
paliativos a moribundos. Ofrecen cuidados físicos y apoyo
emocional para los pacientes y sus familiares, esto fue
creado y pensado como una alternativa diferente al del
hospital que les permita ayudarles a las personas a morir
con dignidad.
CONSERVACION DE LA DIGNIDAD Y
MUERTE DEL PACIENTE
Muchas veces se debe elegir entre la alternativa de una
muerte rápida pero en lo posible confortable o vivir un poco
mas pero recibiendo un tratamiento un poco agresivo. Este
último puede prolongar el periodo de agonía, aumentar la
aflicción y la dependencia por parte del paciente y
disminuir su bienestar.
Los pacientes en fase terminal tienen muchas necesidades
en cuanto a lo emocional, espiritual y física, por eso
siempre ver a los pacientes, no sus necesidades sino su
valor, no su dependencia sino su dignidad. Para obtener la
fuerza y el valor para afrontar la muerte con dignidad
ARREGLO DEL PACIENTE

El médico confirma la muerte y especifica sus causas y
circunstancias. Se procede a la asistencia del cuerpo
colocándolo en la posición de supina en la cama con
una almohada debajo de la cabeza. Se eleva
ligeramente para evitar la "hipostacia pos mortem" que
podría cambiar el color de la cara. El cuerpo se
acomoda inmediatamente antes y después que se
presente la rigidez cadavérica que es el endurecimiento
del cuerpo después de la muerte, suele ocurrir poco
después de la muerte progresando desde la mandíbula
hacia las extremidades.
ARREGLO DEL PACIENTE
Cuando los familiares desean ver el cuerpo la enfermera
debe asear primero la habitación y quitan todo el equipo
extraño, el cuerpo debe permanecer limpio, cómodo y
tranquilo.
Se le retiran todas las vías venosas y sondas que tenga el
cuerpo, se dejan cubiertos con gasa y micropore para que
no sangren. Se envuelve en una sábana completamente
hasta la Cabeza.
Se le coloca una marquilla que debe llevar los nombres y
Apellidos completos y numero de historia clínica.
ARREGLO DEL PACIENTE
Se traslada el paciente en camilla para la morgue o sitio
destinado para mantener el cuerpo mientras la familia
realiza los tramites de la funeraria, junto con el certificado
de defunción diligenciado por el medico.
Se recogen todas las pertenencias: insumos de aseo, ropa,
radiografías del paciente y se le entregan a la familia.
Uno de los deberes del medico o enfermera es anunciar la
muerte a los parientes del enfermo; debe llevarse con
sensibilidad y compasión posible. Es poco lo que la
enfermera puede hacer para suavizar la angustia. Lo
importante es saber que la respuesta será
impredecibles, el familiar puede quedar desconsolado
por completo, a veces dirigirá su enojo a la enfermera o
al medico. Si la muerte es súbita (el familiar vio al
paciente sano hace poco tiempo), la reacción podría ser
de incertidumbre.

La fase es la de aflicciones muy angustiosas e incluye
sentimientos, autocrítica y culpa, la persona se pregunta
si se pudo evitar la muerte. Podría presentarse una
depresión reactiva aguda e incluso, deseos suicidas. La
mayoría de la gente se sorprende por la duración de sus
sentimientos de perdida y tristeza, empiezan a
preguntarse si alguna vez podrán reajustar sus
sentimientos y continuar su vida normal. Es probable
que el luto sea la experiencia mas devastadora que se
enfrente en la vida, alterando todas las actividades
vitales.


La pena no se cura, pero puede compartirse. Para que
la persona no se sienta sola por completo y para
demostrarle que hay razones para renovar sus recursos
de fe y esperanza, así tendrá el coraje de recomenzar,
sabrá que tiene la responsabilidad de ser y sentirse feliz
de nuevo sin perder el respeto por la persona que murió.
"Estado en el que el individuo, transmite o experimenta
una respuesta humana natural que implica reacciones
psicosociales y psicológicas a una perdida real o
subjetiva (personal, objeto, función, status, etc...).

Importancia, soledad, desesperación, tristeza, culpa. El
duelo es una respuesta normal a la perdida, es un
proceso, no un acontecimiento. No existe una forma
"correcta" de duelo. El concepto y las teorías del duelo
son herramientas que pueden utilizarse para anticipar
las necesidades emocionales del paciente. Familia y
planificar actuaciones que les ayuden a comprender y a
enfrentarse con su duelo. El papel de la enfermera en la
ayuda al paciente en el valorar los comportamientos de
duelo, reconocer la influencia del duelo en el
comportamiento y proporcionar apoyo enérgico.
APOYO DE ENFERMERIA A LA FAMILIA






Valoración: todos los datos subjetivos
Familia: se debe valorar la adaptación previa a la crisis, la calidad
de relación con el enfermo o fallecido, posición o responsabilidad
del enfermo o fallecido, expectativas socioculturales referidas al
luto.
Miembros individuales de la familia: experiencias previas con
pérdida o muerte (siendo niño, adolescente o adulto), comunicación
familiar y prácticas religiosas relacionadas con el nivel de
maduración del individuo, comprensión de la crisis y el grado de
participación. Según la relación individual del enfermo o fallecido.
Se deben valorar las expresiones de ambivalencia, negación, enojo,
depresión, temor, preocupación y culpa.
Debe realizarse un informe sobre los trastornos gastrointestinales,
insomnio, fatiga, incapacidad para asumir responsabilidades de
auto cuidado social y profesional, cantidad de tiempo en que esta
de duelo.
También se debe considerar la edad del individuo en la respuesta al
duelo, un niño responde diferente a una persona adulta o gerente.
Duelo no resuelto

Este duelo es difícil de determinar, según Rando existen siete variantes:

Duelo ausente: es cuando la muerte nunca se produce.

Duelo inhibido: es la capacidad de sólo llorar ciertos aspectos de la
pérdida.

Duelo retardado: es la incapacidad de experimentar el duelo en el
momento de la pérdida, el doliente se aflige pero no puede afrontar el dolor;
"debo ser fuerte por mis hijos".

Duelo conflictivo: a menudo esta asociado con una relación previa
dependiente o ambivalente.

Duelo crónico: continúa con una experiencia de reacción intensa al dolor,
que en ciertos casos sirve para mantener vivo al difunto a lo largo de su
aflicción.

Duelo anticipado: es incapaz de emprender las implicaciones de la
pérdida, ansiedad, remordimiento y depresión.

Duelo abreviado: es una forma de duelo acortado pero normal, este puede
ocurrir cuando una parte del duelo se ha realizado antes de la pérdida.

El duelo no resuelto es una respuesta patológica a una respuesta psicótica
profunda como por ejemplo negarse a deshacerse de las posesiones del
difunto, luego de un tiempo razonable, pérdida de conducta social,
regresión, aislamiento progresivo profundo, obsesiones, alucinaciones o
intento de suicidio.
Descargar

PROCESO DE AGONIA Y MUERTE DEL PACIENTE