Biblia y realidad
XIV
Pobres
con
esperanza
Diseño:
J. L. Caravias sj
Señor, ¿quién como Tú,
que defiendes al débil del poderoso,
al pobre y humilde del explotador?
Sal 34, 9-10
Job 16, 20
Mi clamor ha llegado hasta Dios
y mis lágrimas corren ante
Señor, Tú escuchas
los deseos
de los humildes,
les prestas oído
y los animas.
Tú defiendes
al huérfano
y al oprimido,
para que el hombre
hecho de tierra
no vuelva a
sembrar su terror
Sal 9, 38-39
El Señor es
padre de huérfanos
y protector de
viudas.
Sal 67,6
Da pan a los
hambrientos
Sal 145,7
Prepara casa
a los desvalidos
y libera
a los cautivos
Sal 67,7
¿Quién como el Señor Dios nuestro?
Él levanta del polvo al oprimido
y alza de la basura al pobre
Sal 112,7
Tu fuerza no está en la
multitud,
ni tu poder en los valientes,
sino que eres
el Dios de los humildes,
defensor de los pequeños,
apoyo de los débiles,
protector de los
abandonados,
salvador de los
desamparados
Jud 9,11
El Señor
ha llamado
a los pobres
según el
mundo
para hacerlos
ricos en la fe
Sant 2,5
Descansa sólo en Dios,
alma mía.
Porque él es
mi esperanza;
sólo él es
mi roca
y mi salvación,
mi fortín:
no vacilaré
Sal 61,8
Tú sólo, Señor,
me haces vivir
tranquilo
Sal 4,10
Felices los que lloran, porque recibirán
Mt 5,4-8.11s
consuelo.
Felices
los de corazón limpio,
porque verán a Dios.
Felices los
compasivos,
porque obtendrán
misericordia.
Felices los que tienen
hambre y sed de justicia,
porque serán saciados.
Felices ustedes, cuando por causa mía los insulten y los
persigan. Muéstrense contentos, pues será grande la
El Poderoso muestra su misericordia
a todos los que viven en su presencia.
Derriba
a los poderosos
de sus tronos
y exalta
a los humildes.
Colma de bienes
a los hambrientos,
y despide a los ricos
con las manos vacías.
Lc 1,49-53
Descargar

14 Pobres con esperanza