Bienaventurados
Sal de la Tierra
y Luz del Mundo
IGLESIA
LUZ DEL MUNDO
Y SAL DE LA TIERRA
EN JESUCRISTO
En el año litúrgico A, que estamos celebrando,
el evangelio de Mateo será nuestro compañero.
Mateo presenta cinco largos discursos,
en los que junta "dichos" y enseñanzas
proferidos por Jesús en varias ocasiones y contextos.
Escribiendo a los judíos,
deseba mostrar en estos
cinco discursos la NUEVA
LEY, destinada a substituir
a la antigua Ley, dada al
Pueblo por medio de Moisés
y escrita en el Pentateuco
(5 primeros libros de la Biblia).
En el domingo pasado,
iniciamos el Primero:
el Sermón de la
Montaña,
cuya introducción son
las
BIENAVENTURANZAS.
(En la liturgia,
quedó sustituido,
por la fiesta
de la Presentación
del Señor).
Hoy continuamos
el Sermón de la Montaña.
JESÚS muestra,
mediante dos símbolos,
el compromiso
en el Reino de Dios:
ser: SAL DE LA TIERRA y
LUZ DEL MUNDO.
La 1ª Lectura presenta
las condiciones para ser
Luz.
No basta el cumplimiento
de ritos exteriores y vacíos,
se precisa el compromiso
concreto que lleva
al hombre a ser una señal
del amor de Dios
en medio del pueblo. (Is 58,710)
La 2ª Lectura
avisa que ser "Luz"
no es poner
su esperanza de
salvación
en esquemas
humanos
de sabiduría,
sino identificarse
con Cristo.
(1Cr 2,1-5)
En el Evangelio,
Jesús exhorta
a sus discípulos a
ser la
"Sal de la tierra y
la luz del mundo".
(Mt 5,13-16)
¿Para qué sirve la Sal?
- Para dar SABOR a la comida y CONSERVAR los alimentos...
Lo que la Sal es para la comida, el cristiano debe ser para el hermano:
* Hacer la Religión apetitosa y agradable...
Ser el condimento que da el gusto por las cosas de Dios,
que da el sabor a la vida, con su entusiasmo, su optimismo,
su alegría nacida de Dios, fuente de todo bien.
* Ser un elemento que preserva el mundo de hoy de la corrupción...
- Su PRESENCIA en la comida
es discreta, mas actúa
eficazmente.
La sal se disuelve en los
alimentos y se pierde en agradable
sabor.
* Así el cristiano:
Es sal de la tierra, humilde,
derretido, sabroso,
que actúa desde dentro, que
no se nota, mas es indispensable.
- La Sal jamás PIERDE
LA CUALIDAD de sal...
* Los cristianos pueden hacer
que la sal pierda su sabor:
quitando el sabor
del mensaje de Jesús, de las
exigencias del evangelio...
¿Qué hacer de ellos? “No sirve más que para tirarla fuera".
Y Cristo refuerza la verdad,
ilustrándola con otra figura:
"Vosotros sois la LUZ DEL
MUNDO".
+ ¿Qué es la Luz para
nosotros?
Señal de vida, de calor,
dinamismo, trabajo...
- En la Biblia: la Luz tiene
un significado muy rico...:
* En la Creación:
La Luz recuerda el primer acto
del Creador...
* En el Éxodo de Egipto,
la Columna de fuego guiaba al
pueblo a la Tierra Prometida .
* Isaías: El Siervo de Yahvé:
"Luz de las naciones".
* Jesús:
“Yo soy la Luz del
Mundo"...
La Luz por excelencia
es el esplendor del Padre...
Es la Luz que da sentido
a la vida, al dolor y a la
misma muerte...
- Y Cristo no quiere ser Luz
en solitario:
Por eso, nos invita a que
también nosotros seamos
LUZ:
+ ¿Para qué sierve la Luz?
- Para mostrar el camino... las bellezas presentes en la naturaleza.
Sin la luz no las veríamos...
* El cristiano debe ser una luz encendida señalando
los caminos de la vida, de la libertad, del amor, de la fraternidad...
- Para iluminar los objetos,
no para ser mirada en sí misma... ni para quedar escondida...
* El Cristiano no es la "Luz", sino un "reflejo de la Luz", que muestra
--las cosas bellas que la acción de Dios ha realizado en nosotros.
"Alumbre así vuestra
luz a los hombres para
que vean vuestras
buenas obras y den
gloria a vuestro Padre
que está en el cielo".
(Mt 5,16)
Jesús enseña
que los hombres
deben ver
“las buenas obras"
y glorificar al Padre
(no a nosotros).
+ Nadie es Luz por sí mismo: está unido a una FUENTE generadora:
* Como la Lámpara depende del Generador,
así nosotros dependemos del generador que es Cristo, para iluminar.
E iluminamos en la medida en que estemos unidos al Señor.
Esa unión se hace por la meditación de la Palabra de Dios,
por la comunión eucarística y por la oración
Esta es nuestra Misión:
Ser Sal de la Tierra y
Luz del Mundo...
SAL que preserva
de la corrupción y da gusto
de las cosas de Dios...
P. Antonio Geraldo Dalla Costa CS
09.02.2014
LUZ que ilumina
y se consume al servicio
de los hermanos,
iluminando el camino que
lleva al Padre…
Si no, seremos INÚTILES
arrojados fuera...
Pidamos a Dios mucha
LUZ para comprender esa
misión y mucha FUERZA
para que seamos de hecho:
Sal de la Tierra y
Luz del Mundo...
MI DOMINGO
Con la Palabra de Dios
Meditada por:
P. Antonio Geraldo Dalla Costa CS
Ilustración:
Nelso Geraldo Ferronatto
Traducción:
P. José Luis Uranga CMF
Música: Sal da Terra
Pe. Zezinho
Paulinas COMEP
http://www.buscandonovasaguas.com
Descargar

Diapositiva 1 - Buscando Novas Aguas