Anaïs Timón Seddiki.
Δημητηρ: Deméter
En latín: Ceres.
Se dice que Ceres es hija de
Crono y de Rea y, por tanto,
hermana de Zeus. Es la diosa de
la fecundidad y de la agricultura.
Además es nutricia pura de la
tierra verde y joven, ciclo
vivificador de la vida y la muerte,
y protectora del matrimonio y la
ley sagrada.
ESFERA DE INFLUENCIA.
Según Sócrates los mayores dones que Deméter daba a los
atenienses eran el grano, que hacía los hombres diferentes de
lo animales salvajes y los misterios eleusinos que le daban
mayores esperanzas en esta vida y en la otra.
El grano.
Misterios eleusinos.
ATRIBUTOS Y SÍMBOLOS.
Los atributos a Deméter eran: la cornucopia,
la hoz, el maíz, los cereales y la amapola.
La cornucopia.
La hoz.
El maíz.
Los cereales.
La amapola.
.
MITOS: la transformación cíclica.
Perséfone (hija de Deméter) se encontraba recogiendo flores en compañía de
las ninfas Atenea y Artemisa, y mientras cogía un lirio, la tierra se abrió y
por la grieta , su tío Hades la tomó y se la llevó convirtiéndose Perséfone en la
diosa del inframundo.
k Deméter, a causa de esto, inició largos y tristes viajes en busca de su hija,
Odurante los cuales la tierra se volvió estéril.
Al tiempo, Zeus se arrepintió y ordenó a Hades que devolviera a Perséfone
pero ya no era posible porque la muchacha había comido un grano de granada
mientras estuvo en el Infierno. El problema era que un bocado de cualquier
producto del Tártaro implicaba quedar encadenado a él para siempre.
Para suavizar la situación, Zeus dispuso que Perséfone pasara parte del año en
la Tierra, junto a Hades, y la otra parte sobre la tierra con su madre,
mientras Deméter prometiera cumplir su función germinadora y volviera al
Olimpo.
La leyenda cuenta que el origen de la Primavera radica precisamente en este
rapto, pues cuando Perséfone es llevada a los Infiernos, las flores se
entristecieron y murieron, pero cuando regresa, las flores renacen por la
alegría que les causa el retorno de la joven. Como la presencia de Perséfone en
la tierra se vuelve cíclica, el nacimiento de las flores también.
Óleo sobre lienzo. 165 x 112 cm. Jacob
JORDAENS.
FIN.
Descargar

Diapositiva 1