Hades, Plutón para los
romanos, es el dios del
inframundo. Era un
personaje temible.
“Hades” era a veces
utilizado por los
cristianos para referirse al
lugar donde descansan
las almas que han caido
en desgracia.
Rea
Cronos
Hera
Deméter
Hestia
Poseidón
Zeus
Hades
Zeus obliga a su padre, Cronos, a regurgitar a sus hermanos , los
cuales habían sido devorados por su padre. Los seis hermanos
más los aliados desafiaron el poder de sus padres y tios en la
guerra de la Titanomaquia. Fue una serie de batallas libradas
durante once años entre las dos razas de deidades muy
anteriores a la existencia de la humanidad: los Titanes,
luchando desde el monte Otris, y los Olímpicos, que llegarían a
reinar en el monte Olimpo. Se la conoce también como la
Batalla de los Titanes o la guerra Titánica. En la noche anterior a
la batalla Hades se puso su casco y, siendo invisible se infiltró en
el campamento de los Titanes y destruyó sus armas.
La guerra duró once años y terminó con la victoria de los jovenes
quienes dividieron el botín entre ellos:
Zeus  cielo
Hades  inframundo
Poseidon  mar
A menudo, a Hades, se le
retrataba más como pasivo
que como malvado: su
papel era crear un cierto
equilibrio. Por lo tanto, no
era un dios malvado;
aunque era severo, cruel y
despiadado, no obstante
era justo.
Hades reinaba sobre los muertos, con la ayuda
de demonios sobre los que tenía la máxima
autoridad. Prohibió estríctamente a sus
suvditos abandonar sus dominios. Se
enfurecía mucho cuando alguien intentaba
abandonarlos o si alguien intentaba robarle
alguna de sus presas. Las únicas personas que
se aventuraron en el inframundo fueron todas
heroes.
Al igual que al resto de los inmortales se le ofrecían sacrificios los cuales
eran protagonizados por animales negros, y en algunos casos por humanos.
La sangre de los sacrificios a Hades goteaba por un pozo para que pudiera
llegar a él. Cada cien años se celebraban unos juegos en su honor llamados
los juegos seculares.
Entre sus pertenecias destacan:
• Un cetro de dos puntas: que usaba para
destrozar todo lo que se cruzaba en su camino.
• Un bastón: con el que conducía las almas de los
muertos hasta un mundo inferior.
• Un carro oscuro tirado por cuatro caballos.
• El trono de ébano
• La llave del hades.
• El perro de múltiples cabezas llamado Cerbero.
• El narciso.
• El ciprés.
LOS ROMANCES
En cuanto a la vida personal de Hades
podemos destacar su gran pasión por
Perséfone no se sometió a Hades por
voluntad propia sino que fue Hades el
que la raptó.
Perséfone es hija de Zeus y Deméter
(hija de Cronos y Rea, hermana de
Zeus, y diosa de la fertilidad y el
trigo). Su tío Hades (hermano de Zeus
y dios de los Infiernos), se enamoró de
ella y un día la raptó.
La joven se encontraba recogiendo
flores en compañía de sus amigas las
ninfas y en el momento en que iba a
tomar un lirio, (según otras versiones
un narciso), la tierra se abre y por la
grieta Hades la toma y se la lleva.
De esta manera, Perséfone se convirtió en la diosa de los
Infiernos. Aparentemente, el rapto se realizó con la ayuda cómplice
de Zeus, pero en ausencia de Deméter, por lo que ésta inició unos
largos y tristes viajes en busca de su adorada hija.
Con el tiempo, Zeus se arrepintió y ordenó a Hades que
devolviera a Perséfone, pero esto ya no era posible pues la
muchacha había comido seis granos de granada, mientras estuvo
en el Infierno.
Para suavizar la situación, Zeus dispuso que Perséfone pasara
parte del año en los confines de la Tierra, junto a Hades, y la otra
parte sobre la tierra con su madre.
La leyenda cuenta que el origen de la Primavera radica
precisamente en este rapto, pues cuando Perséfone es llevada a los
Infiernos, las flores se entristecieron y murieron, pero cuando
regresa, las flores renacen por la alegría que les causa el retorno de
la joven.
Hades no era un marido fiel , persiguió y amó intensamente a la hermosisima
ninfa llamada Mente. Perséfone los encontro juntos y, presa de un ataque de
celos, lanzó a la ninfa al suelo y la pisoteo. Hades transformó sus restos en la
planta de menta.
De forma similar, la ninfa Leuce, a quien también había violado, fue
metamorfosada tras su muerte natural por Hades en un alamo blanco.
Hades también fue cruel con otros personajes de la mitología:
Por ejemplo Orfeo y su esposa Eurídice.
Orfeo tocaba una hermosisima música que provocó que Hades tuviera clemencia
para liberar a la esposa de Orfeo. Pero Orfeo tenía que cumplir una condición: que
ella caminase tras él y él nunca intentase mirarla a la cara hasta que estuviesen en
la superficie. Orfeo accedió pero, cediendo a la tentación de mirar atrás, fracasó y
perdió a Eurídice, con quien sólo se reuniría tras su muerte.
Otro ejemplo es el de Teseo y Pirito:
Los cuales pretendían desesposar a las hijas de Zeus, Helena y Perséfone. Ambos
viajaron al inframundo y Hades fingió ofrecerle hospitalidad, preparándoles un
banquete. Tan pronto se sentaron, las serpientes se enroscaron a sus piés,
atrapándolos. Teseo fue finalmente rescatado por Heracles.
FIN
Descargar

Su tío Hades