La Educación
Católica según
Aparecida
Anunciar el Evangelio de Cristo como camino
a la verdadera vida que Dios brinda a los hombres
custodiar y alimentar la fe del Pueblo de Dios y recordar
que en virtud del Bautismo, estamos llamados a ser
“discípulos y misioneros”
renovar las comunidades eclesiales y estructuras pastorales
para transmitir la fe en Cristo, que renueve la vida de las personas
en la fe, la esperanza y el amor.
LA VIDA,
y en especial…
la VIDA EN CRISTO como
DISCÍPULO MISIONERO
Recorrido transversalmente por las palabras de Jesús ,El Buen Pastor
1. El tema de la Educación Católica en el
contexto del Documento
Método: Ver, Juzgar y Actuar.
I parte
c.1: Los discípulos misioneros
c.2: Mirada de los discípulos misioneros sobre la realidad
II parte
III parte
c.3: La alegría para anunciar el evangelio de Jesucristo
c.4: La vocación de los discípulos misioneros a la santidad
c.5: La comunión de los discípulos misioneros en la Iglesia
c.6: El itinerario formativo de los discípulos misioneros
c.7: La misión al servicio de la vida plena
c.8: Reino de Dios y promoción de la dignidad humana
c.9: Familia, personas y vida
c.10: Nuestros pueblos y la cultura
2. Introducción
El tema de la Educación Católica se
encuentra en dos partes del documento:
a) C. 6: 6.4.6 “La Educación Católica”
(nn. 328-346)
b) C. 10: 10.2 “La Educación como bien público” (nn.
481-483)
3.
3.1
El itinerario formativo de los
discípulos misioneros (cap. 6)
El punto de partida e hilo conductor del
cap. 6 de Aparecida.
3.2 Lugares de encuentro con Jesucristo.
3.3 El proceso de formación de los discípulos
misioneros.
3.4 Iniciación a la vida cristiana y catequesis
permanente.
3.5 Lugares de formación de los discípulos
misioneros.
3.1
El punto de partida e hilo conductor del cap.
6 de Aparecida.

Síntesis única del método cristiano.

Jn 1,35-39:
“Al día siguiente, Juan se encontraba de nuevo allí con dos de
sus discípulos. Fijándose en Jesús que pasaba, dice: He ahí el
Cordero de Dios. Los dos discípulos le oyeron hablar así y
siguieron a Jesús. Jesús se volvió y, al ver que le seguían, les
dice: ¿Qué buscan? Ellos les respondieron: Rabbí – que quiere
decir Maestro - ¿dónde vives? Les respondió: Vengan y lo verán.
Fueron, pues, vieron dónde vivía y se quedaron con él aquel día.
Era más o menos la hora décima”.
3.2 Lugares de encuentro con
Jesucristo
a) La Sagrada Escritura leída en la
Iglesia
b) La Sagrada Liturgia
c) La oración personal y comunitaria
d) La comunidad cristiana y el amor
fraterno
e) Los pobres y los afligidos
f) La piedad popular
g) María, discípula y misionera
h) Los apóstoles y los santos
3.3 El proceso de formación de
discípulos misioneros
3.3.1 Aspectos fundamentales del proceso
a) El encuentro con Jesucristo.
b) La conversión.
c) El discipulado.
d) La comunión.
e) La misión.
3.3.2 Criterios generales del proceso formativo
los
3.4 Iniciación a la vida cristiana y catequesis
permanente

Constatación preocupante: son muchos
los creyentes que no participan en la
Eucaristía dominical.
a)
Propuestas para la iniciación cristiana.
b)
Catequesis permanente.
3.5
Lugares de formación de los
discípulos-misioneros
3.5.1 La familia
3.5.2 Las parroquias
3.5.3 Las pequeñas comunidades eclesiales
3.5.4 Los movimientos eclesiales y nuevas
comunidades
3.5.5 Los Seminarios y casas de formación religiosa
3.5.6 La Educación Católica
4. La Educación Católica

Emergencia educativa en América Latina y El Caribe por el tipo
de reformas educacionales:
- educación básicamente enfocada en la adquisición de
conocimientos y habilidades.
- se propicia la inclusión de factores contrarios a la vida, la
familia y una sana sexualidad.

Se está inculcando una educación desvinculada de los valores
más elevados de los seres humanos y ajena al auténtico espíritu
religioso de los jóvenes.

Hay que insistir en el fin de la escuela: lugar privilegiado de
formación y promoción integral, mediante la asimilación
sistemática y crítica de la cultura.

La escuela debe poner de relieve la dimensión ética y religiosa
de la cultura para una educación integral y humanizadora.
4.1 Los centros educativos católicos

Educación propiamente cristiana implica educar “hacia un
proyecto de ser humano en el que habite Jesucristo con el poder
transformador de su vida nueva”. El proyecto educativo debe
encontrar en Jesucristo el principio ordenador.

La Iglesia promueve una educación centrada en la persona
humana que es capaz de vivir en comunidad.

Asimismo, impulsa una educación de calidad para todos,
especialmente los más pobres, que integre la cultura y las
dimensiones religiosa y trascendente de la vida.

En el Proyecto Educativo de la Escuela Católica, Cristo ofrece la
unidad y realización de todos los valores humanos. Los valores y
principios del Evangelio han de animar las normas educativas, las
motivaciones interiores y las metas finales.

Por consiguiente, la meta de la escuela católica es conducir a
los niños y jóvenes a un encuentro con Jesucristo vivo, para
vivir la alianza con Dios y los hombres. La construcción de la
personalidad de los alumnos se hace en esta vinculación
estrecha con Jesucristo.

La Escuela católica está llamada a una profunda renovación,
rescatando su identidad católica, para tener una pastoral
educativa audaz:
- formación integral de la persona con fundamento
en Cristo,
- identidad eclesial y cultural,
- excelencia académica,
- acompañamiento en los procesos educativos,
- participación de los padres de familia,
- formación de los docentes.

La educación de la fe ha de ser integral y transversal en
todo el currículo, de manera que el alumno se
transforme en un discípulo misionero.

Todos los estamentos de la escuela, como comunidad
eclesial, debe asumir su papel de formador de discípulos
misioneros.

Principio irrenunciable de la Iglesia es la libertad de
enseñanza que va unido, y no en competencia, con el
derecho a la educación. Toda persona debe tener la plena
libertad para elegir la educación de sus hijos. Los padres
son los primeros y principales educadores.

Este principio ha de ser garantizado por el Estado, de
manera que los subsidios ayuden a los padres a escoger,
en medio de una pluralidad de proyectos educativos, las
escuela adecuada para sus hijos.
4.2 Las universidades y centros superiores de
educación católica

Están llamados a cooperar en la misión evangelizadora de la
Iglesia.

Debe darse de manera excelente el diálogo fe y razón, fe y
cultura, y procurar una adecuada formación.

Pastoral universitaria debe acompañar a todos los miembros
de la comunidad universitaria.

Centros e Institutos de Teología y Pastoral son estimulados
a asumir con entusiasmo la formación y actualización en
estas disciplinas de los agentes de pastoral.
4.3 La Educación como bien público

La educación estatal, que es muy importante, no
debe olvidar que la apertura a la trascendencia es
una dimensión de la vida humana.

Iglesia asume el compromiso de intentar la
formación religiosa de los fieles que asisten a la
escuela pública.

Se valora positivamente la labor desarrollada por
los profesores de religión en la escuela pública.
Descargar

La Educación Católica según Aparecida