Renovación y reparación tisular:
regeneración, curación y fibrosis
►
►
La capacidad del cuerpo para reemplazar células
dañadas o muertas y reparar tejidos después de la
inflamación es critica para la supervivencia. Cuando los
agentes nocivos dañan la células y tejidos, el huésped
responde poniendo en marcha una serie de sucesos que
sirven para eliminar estos agentes, contener el daño y
preparar las células supervivientes para su replicación.
La reparación del tejido dañado provocada por una
resección quirúrgica, heridas y diversos tipos de
lesiones crónicas pueden separarse de forma amplia en
dos procesos: regeneración y curación.
La regeneración consiste en la restitución de los tejidos
perdidos. La curación puede restaurar las estructuras
originales, pero implica depósito de colágeno y
formación de cicatriz.
Rol de la matriz extracelular en la regeneración y
reparación
En el hígado la regeneración con
restablecimiento del tejido normal después
del daño requiere de una matriz extra
celular intacta, si la matriz está dañada la
lesión se repara mediante la reparación de
tejido fibroso
Definiciones
► La
regeneración se refiere al crecimiento de
células y tejidos para reemplazar estructuras
perdidas, como el crecimiento de una
extremidad amputada en anfibios, en los
mamíferos es raro que se regeneren órganos
completos y tejidos complejos después de la
curación y el termino se emplea para el
crecimiento del hígado y el riñón después de
una hepatectomia parcial o una nefrectomía
unilateral. Estos procesos consisten mas en el
crecimiento compensador mas que en una
verdadera regeneración.
Continuación
Los tejidos con una gran proliferación elevada tales
como el sistema hematopoyético, el epitelio de la piel
y del tracto gastrointestinal, se renuevan
continuamente y pueden regenerarse después de una
lesión, siempre y cuando las células madres de estos
tejidos no se destruyan.
► La curación es una respuesta tisular frente a (1)
heridas, (2) frente a procesos inflamatorios en
órganos internos o (3) frente a necrosis celular en
órganos incapaces de regeneración, aquí se debía
incluir situaciones como la ateroesclerosis,
considerada un intento de curación de un daño de la
pared arterial. La curación consiste en dos procesos
distintos regeneración y depósito de tejido fibroso o
formación de cicatriz
►
Continuación
►
Las heridas superficiales, como las heridas cutáneas
que tan solo dañan el epitelio, pueden curarse por
regeneración epitelial. Las heridas cutáneas por incisión
y escisión que dañan a la dermis se curan a través de la
formación de cicatrices de colágeno ej. Infarto del
miocardio ya que el tejido original no se reconstituye y
es sustituido por colágeno. Los procesos inflamatorios
de la pleura, pericardio y peritoneo con frecuencia
curan a través de cicatriz, creando adherencias entre
las capas parietales y viscerales de estos tejidos. Los
daños crónicos persistentes pueden provocar cicatrices
de órganos internos, como ocurre en las úlceras
gástricas provocadas por infección crónica por
Helicobacter pylori, también en la cirrosis hepática y
algunas formas de enfermedades pulmonares
producidas por carbón y sílice producen fibrosis
extensa.
Continuación
►
La regeneración requiere de un andamio de tejido
conectivo intacto, por el contrario la curación con
formación de cicatriz se produce cuando la trama de
matriz extracelular (MEC) se encuentra dañada
provocando alteraciones en la arquitectura tisular. La
reparación consiste en fibrosis. El andamiaje de la MEC
es esencial para la curación de las heridas dado que
aporta trama para la migración celular y mantenimiento
de la polaridad celular correcta para el reensamblaje de
las estructuras estratificadas. Además las células en la
MEC ( fibroblastos, macrófagos y otros tipos celulares)
son la fuente de agentes que son indispensables para la
reparación tisular. Los procesos de reparación son
críticos para el mantenimiento de la estructura y
función normales y la supervivencia del organismo
Generación de células madres y diferenciación
El zigoto formado por la unión del espermatozoide y el huevo se dividen y
forman el blastocito y la masa interna celular de este genera el embrión. Las
células de esta masa interna, conocidas como células madres embrionarias si
se mantienen en cultivo se les puede inducir a diferenciarse en células de
múltiple linaje. En el embrión las células pluripotenciales se dividen
manteniéndose el pul de estas células. A medida que estas células se
diferencian van dando lugar a células madres que están comprendidas a
linajes más específicos
Reparación por curación, formación de cicatrices y
fibrosis
La regeneración implica la sustitución de componentes
tisulares idénticos a aquellos extirpados o muertos por
el contrario, la curación es una respuesta
fibroproliferativa que “parchea” más que restaura un
tejido. Es el fenómeno complejo pero ordenado y que
implica una serie de procesos:
► Inducción de un proceso inflamatorio en respuesta al
daño inicial con eliminación del tejido dañado o
muerto.
► Proliferación y migración de células parenquimatosas
y tejido conectivo.
► Formación de vasos sanguíneos nuevos.
(angiogénesis) y tejido de granulación.
Continuación
Síntesis de proteínas de la MEC y depósito de
colágeno.
► Remodelación tisular.
► Contracción de la herida
► Adquisición de la resistencia de la herida.
El proceso de reparación está influido por varios
factores como:
► El entorno del tejido y la extensión del daño tisulular
► La intensidad y duración del estímulo.
► Los trastornos que inhiben la reparación, como la
presencia de cuerpos extraños o riego sanguíneo
inadecuado.
► Varias enfermedades como ejemplo la diabetes y el
tratamiento con corticoides.
►
Características básicas generales del
proceso de reparación
►
El objetivo de este proceso es restaurar el tejido a su
estado original. La reacción inflamatoria
desencadenada por la lesión contiene el daño, elimina
estímulos nocivos, extrae el tejido dañado e inicia el
depósito de componentes de la MEC en el área
traumática.
► Ulcera
de un pie de un diabético
►
Ulcera cutánea donde apreciamos en el estudio
histológico una amplia separación de los bordes de la
lesión, con perdida del epitelio.
► Una
fina capa epidérmica de reepitelización y
una gran formación de tejido de granulación
en la dermis
► Una
reepitelización continua de la dermis y
contracción de la herida
► Queloide.
Exceso de depósito de colágeno en la
piel, formada por una cicatriz, llamada
queloide.
► Nótese
el grueso depósito de tejido
conectivo en la dermis
Fibrosis en la inflamación
crónica
►
Desarrollo de fibrosis en la inflamación crónica. El
estímulo persistente en la inflamación crónica activa
macrófagos y linfocitos, provocando la producción de
factores del crecimiento y citocinas, que incrementan la
síntesis de colágeno.
Reparación
► Respuesta
de la inflamación
Descargar

Renovación y reparación tisular, regeneración curación y