AUTO - CURACIÓN
PSIQUICA
África Arias
Grupo Espirita de la Palma
Una “panacea” capaz de resolver
todos nuestros problemas, malos
hábitos,
adicciones
e
incluso
enfermedades de fatal diagnostico.
Así nos venden generalmente
bondades
de
las
técnicas
autocuración psíquica
las
de
1.Unas requieren la participación
de un terapeuta, otras no.
2.- Unas son capaces de llegar a lo
más profundo del inconsciente,
otras se quedan en la superficie.
3.- Unas eliminan de raíz el origen
del mal, otras solo borran sus
manifestaciones, pero no sus
causas.
Y
algo importante
su validez
depende en último caso de lo que
queramos conseguir con ellas.
Por eso conviene que sepamos que
riesgos comportan y sobre todo,
para que sirven y para que no.
1º Ejemplo
En este caso se trata de resolver
una adicción emotiva, que ha
sido causa de graves daños y
sufrimientos desde que era niña.
Este primer caso resume todos
aquellos
métodos
de
auto
curación que basan su eficacia en
la utilización de los estados
modificados de conciencia. Pero
que, además, usan técnicas
regresivas
con
las
que
el
paciente intenta encontrar por si
mismo la causa real de su
enfermedad o simple mal habito.
2º Ejemplo
Este segundo ejemplo tipifica
aquellas
auto
terapias
que
utilizan los estados modificados
de conciencia auto relajación,
auto sofronización, pero que
luego tras la auto hipnosis se
limitan a un simple ejercicio de
conversión mental del daño.
Esas auto terapias insisto, utilizan también
como las del primer ejemplo la auto hipnosis
o sea los estados modificados de conciencia,
pero no buscan encontrar la causa profunda
de aquello que intentan resolver.
Se limitan a visualizar lo no deseado y a
convertirlo en deseado. Es una técnica de
conversión que corrientemente se vale de
imágenes y que suele encontrarse en casi
todos los libros de visualización.
Es también la formula mas utilizada por el
control mental, por las llamadas terapias
cognitivas y también por la desensibilización
sistemática.
3º Ejemplo
Este tercer ejemplo incluye aquellas
técnicas que buscan curar utilizando
solo la conversión, se sirven para ello
de frases o imágenes afirmativas o
positivas, pero no de los estados
modificados de conciencia.
Son las auto curaciones llamadas de
auto
afirmación
de
pensamiento
positivo y de actitud afectiva.
En cierta medida si bien con
variantes dentro de este bloque
de técnicas auto curativas podría
incluirse todas aquellas que
intentan hacernos ver los errores
de nuestra manera de hablar y
comportarnos,
siempre
claro
esta, que las utilicemos por
nosotros mismos.
En este sentido, y en mayor o
menor medida, estas técnicas
incluyen también el análisis
transaccional, el auto control la
detención de pensamiento y la
sensibilización sistemática.
4º Ejemplo
Este cuarto ejemplo es típico de
los muchos libros que intentan
que
resolvamos
nuestros
problemas e incluso nuestras
enfermedades con explicaciones
y consejos.
Explicaciones y consejos unas
veces adecuados como el del
ejemplo
y
otras
totalmente
nefastos.
Las preguntas que debemos
hacernos son:
¿Resultan
técnicas?
eficaces
todas
¿Lo es alguna de ellas?
¿O ninguna resulta efectiva?
estas
Pero antes de dar respuesta a
estos
interrogantes
creo
necesario que todos ustedes
conozcan el aspecto fundamental
en que debe basarse toda terapia
auto curativa.
LOS RITMOS BAJOS DE
CONCIENCIA
O
ESTADOS MODIFICADOS DE
CONCIENCIA
Es imposible llegar a la raíz de
nuestras
enfermedades,
sino
modificamos
nuestros
ritmos
cerebrales habituales que son los
ritmos rápidos, es decir los ritmos
Beta de la vigilia,
bajando su
frecuencia hasta los ritmos Alfa y
mejor todavía hasta los mas bajos
ritmos Theta, porque en esos
ritmos bajos especialmente en los
Theta se encuentran las raíces de
toda enfermedad.
Las causas de una enfermedad deben
buscarse en acontecimientos de
carácter afectivos ocurridos en el
transcurso de nuestra vida peri
natal y desde el nacimiento hasta
aproximadamente los siete años.
¿Y eso por qué?
Porque ese es el periodo en que
nuestro cerebro todavía no ha
alcanzado la plenitud de todos sus
ritmos de percepción lo cual
motiva que ese cerebro peri natal
sea sumamente emocional y que,
por ser ese cerebro todavía
incapaz de discernir, esa alta
emotividad se traduzca fácilmente
en impactos traumáticos.
COMO ENCONTRAR LA RAÍZ DE UNA
ENFERMEDAD
Sabemos ya que toda enfermedad sea
mental o física tiene sus raíces en ese
subsuelo oscuro, exento de la luz de
la vigilia que son los ritmos bajos de
conciencia.
O, dicho de otra manera, que de toda
enfermedad
solo
conocemos
su
sintomatología, la forma en que se
revela en la mente o en el cuerpo,
pero bien entendido que aquello que
se manifiesta – incluidos virus y
bacterias – no es la enfermedad sino
su reflejo.
En el primer ejemplo hemos visto
que la mujer que intentaba
resolver
sus
problemas
lo
primero que hacia era auto
hipnotizarse o sea, se auto
relajaba hasta profundizar en los
ritmos Alfa o Theta y luego
utilizaba la mejor de las técnicas
regresivas bajar en edad.
Esta técnica de auto relajarse
primero
y
sondear
el
inconsciente, es por tanto, la
mejor forma de auto curación.
Pero, aun siendo la mejor la que
mas profundidad de sanción
puede
alcanzar,
¿Se
puede
afirmar que puede utilizarse para
intentar curarlo todo?
UN SISTEMA AUTOMATICO DE
DEFENSA
El problema de este tipo de auto terapia,
aun siendo la mejor forma de auto
curación, es que, como ya he indicado,
tenemos un sistema automático de
defensa
siempre
dispuesto
a
protegernos del sufrimiento y del
peligro a auto lesionarnos.
Por ejemplo: Cuando ante un gran choque
emocional
nos
desmayamos
esta
reacción significa que ese automático
“salta” preservándonos de un dolor o
daño mayor. Lo mismo ocurre en una
auto regresión.
Salvo casos excepcionales como los ya
comentados, como los de personas
con años y años de adiestramiento, y
algunos monjes ZEN, yo me atrevería a
afirmar que nadie puede alcanzar por si
mismo el núcleo de una enfermedad
realmente grave.
Para eso se
adiestrado.
necesita
un
terapeuta
Solo así se consigue que el automático
no salte
Si bien es cierto que con este
método difícilmente podemos
erradicar nosotros solos algo
realmente
grave,
eso
no
significa, no obstante que con el
no se obtengan sorprendentes
sanaciones.
Y no solo eso: Toda persona experta en
esta técnica, adquiere la asombrosa
facultad de encontrar casi automática
la causa, y con la causa la solución de
todo aquello que la daña.
LAS LIMITACIONES DE UNA
SIMPLE CONVERSIÓN DE
IMAGEN
En el segundo ejemplo vemos que
hay una auto hipnosis pero que
en ese caso no se busca la causa
que ha originado la enfermedad o
mal
hábito
que
se
quiere
resolver. Este tipo de curación
intenta simplemente convertir un
acto negativo en otro positivo.
¿Cuál es, por tanto, la limitación
de este segundo tipo de auto
curaciones?
Simplemente, que no arranca de raíz el
daño ocurrido en la fase de vida peri
natal y que es causa de la enfermedad.
Se limita a una especie de orden post
hipnótico. No resuelve la causa tan
solo intenta cambiar el efecto. Pero,
¿Puede cambiarse un efecto sin antes
haberse eliminado la causa?
No obstante, este tipo de auto curación
puede resolver pequeños daños sobre
todo aquellos en que el núcleo no esta
muy enraizado o que se deben a
simples y no profundos malos hábitos.
Y también puede ser eficaz - esta es su
mayor utilidad – en aquellos casos en
que se trata de solucionar un problema
que tan solo requiere auto afirmación.
EL CASI NULO IMPACTO DE UNA
VERVALIZACIÓN
En el tercer ejemplo no hay auto hipnosis
ni lo que es peor se proyectan
imágenes
se trata de una simple
vervalización.
Y si los ritmos bajos, los de la auto
hipnosis son necesarios, también lo
son las imágenes, estas son las
“Palabras” de esos ritmos bajos.
Unos ritmos que nada saben de
abecedarios. Así que este tipo de auto
curación puede si afirmar nuestra
voluntad, puede también resultar útil
para mantenernos vigilantes ante
nuestras aptitudes pesimistas, puede
incluso – si se trata de una simple
deformación educativa – cambiar
nuestras
aptitudes
negativas
en
positivas.
Pero su capacidad de profundización es poca.
Se trata de una terapia de superficie.
Un simple permanecer vigilantes para no
seguir comportándonos inadecuadamente.
¿QUÉ NOS DICE
EL
CONOCIMIENTO
ESPIRITUAL?
En los envoltorios sutiles, reside la
verdadera causa de las enfermedades.
Somos herederos de nuestras acciones
pasadas, tanto buenas como malas.
El Karma o “cuenta del destino creada por
nosotros mismos” está impreso en el
cuerpo causal.
Esos registros fluyen hacia los demás
cuerpos y terminan determinando el
equilibrio o el desequilibrio de los
campos vitales y físicos.
No todos nuestros desequilibrios físicos, tienen
su origen en cuentas kármicas (pasadas);
aunque reflejen el estado espiritual del
individuo, en algunos casos, son generados por
su conducta actual.
Nuestros procesos mentales, como el egoísmo,
orgullo, vanidad, tiranía, pereza, etc., son la
causa
de
múltiples
dolencias,
porque
constituyen el móvil de nuestras acciones.
En otras ocasiones son a petición nuestra para
superar una experiencia determinada.
“Cuando nuestra mente, por actos
contrarios a las Leyes Universales,
perjudica la armonía de cualquiera de los
soportes de fuerza de nuestra alma,
naturalmente queda bajo los efectos de la
acción desequilibrante, obligándonos al
trabajo de reajuste.
Tal como sean nuestros pensamientos, así
será la desarmonía en el centro de fuerza,
que reaccionara en nuestro cuerpo”.
Según los Maestros Espirituales,
hay dos dolencias que pueden
afectar al periespíritu y que están
en la base de muchas patologías
psicofísicas:
La Adinamia es el estado de hipotensión en
el movimiento circulatorio de las fuerzas
que mantienen nuestro cuerpo espiritual;
resultante de nuestros remordimientos.
La Hiperdinamia es el estado de
hipertensión en el movimiento circulatorio
de las fuerzas que mantienen nuestro
cuerpo espiritual; resultante de los
delirios de nuestra imaginación.
“Las molestias conocidas en el mundo y
otras que aún escapan al diagnostico
humano, persistirán por mucho tiempo
en las esferas doloridas del alma,
conduciéndonos al reajuste. El dolor es
el gran y bendito remedio. Nos reeduca
la actividad mental, reestructurando las
piezas de nuestra instrumentación y
puliendo los envoltorios anímicos de
que se vale nuestra inteligencia para
desarrollarse en la jornada hacia la vida
eterna”.
“Después del poder de Dios, es la única
fuerza capaz de alterar el rumbo de
nuestros pensamientos, compeliéndonos
a indispensables modificaciones, con
vistas al Plano Divino, a nuestro respecto,
y de cuya ejecución no podemos huir sin
graves perjuicios para nosotros mismos”.
Descargar

AUTO - CURACIÓN PSIQUICA