CEOSL-ECUADOR
“PROPUESTA SINDICAL PARA EL
IMPULSO DE LOS PROGRAMAS
TRABAJO DECENTE PAIS-PTDP”
Objetivo General
1.Identificar las razones por las que
existe pobreza y consecuentemente la
explotación laboral en los países del
Área Andina, pese a que somos países
con una gran riqueza en minerales
principalmente el petróleo, y también
productos de exportación como el café,
banano, cacao etc. Etc..
OBJETIVO ESPECÍFICO
2.- Desde los sindicatos realizar
propuestas de Proyectos de Ley para
combatir la pobreza, el enriquecimiento
ilícito, la corrupción y fomentar plazas
de trabajo digno.
1.1
Desde que América Latina fue
conquistada (en el año 1500),
entramos en un proceso de
descomposición de la sociedad,
no debemos olvidarnos de que,
quienes nos conquistaron, no
fueron precisamente colonias
europeas bien intencionadas.
Los llamados conquistadores,
vinieron con la intención de saquear
la riqueza que existía en el nuevo
mundo como se lo llamaba a
América Latina. En su afán de
enriquecimiento, esclavizaron a
nuestros nativos, violaron a sus
esposas y mataban a sus niños.
Lo que hicieron sólo tiene un nombre y que
lamentablemente y, a pesar de haber
transcurrido más de 500 años, aún sigue
enraizada en los extractos de nuestra
sociedad, me refiero a la CORRUPCIÓN.
Dicho de esta manera entonces, podemos
señalar que, la descendencia de los
“Conquistadores”, aún se encuentra
enquistada en América Latina y que
lamentablemente son los que
generalmente están en el poder o tras del
poder de los diferentes Gobiernos.
De lo que se ha señalado
anteriormente, podemos entonces
decir que aún no se termina la
esclavitud, puesto que, existe el
trabajo infantil, la tercerización de la
mano de obra, la intermediación, el
trabajo por horas y muchas formas
de llamarlo con un nombre distinto a
la explotación laboral.
Deberíamos preguntarnos si acaso esto
es impulsado por los Sindicatos? Claro
que no, quienes han impulsado estas
Leyes con una política totalmente
desatinada, son los herederos de quienes
por muchos años nos han esclavizado y
nos han explotado para que, producto del
esfuerzo de los trabajadores, ellos hayan
acumulado una gran riqueza que ni
siquiera lo invierten en el mismo país
sino lo tienen en bancos extranjeros.
Esta es la verdadera razón para que exista
la explotación laboral y consecuentemente
el trabajo indecente. Existen países como
Bolivia por ejemplo, que han tenido que
soportar tanta explotación pero que eso
les ha dado la fuerza para reaccionar y
combatirla. No ha sido fácil pues en este
proceso ha existido mucho sacrificio de
vidas humanas, en pos de reclamar un
trato justo y una repartición igualitaria de
la riqueza, sin embargo la lucha aún no
termina.
Lo sucedido en Bolivia también ha
sucedido en otros países de la región,
pero con menos intensidad, es decir,
aún no tenemos la madurez para
reaccionar como lo están haciendo
ellos o quizá aún no tocamos fondo
como lo hicieron ellos.
OBJETIVO ESPECÍFICO
2.- Desde los sindicatos realizar
propuestas de Proyectos de Ley para
combatir la pobreza, el enriquecimiento
ilícito, la corrupción y fomentar plazas
de trabajo digno.
Para combatir todo lo que se ha dicho en
el numeral 1.1, es necesario construir un
escenario sindical renovado en América
Latina, el mismo que no debe estar
contaminado o infectado con el virus de la
corrupción; ya que como se ha señalado
en este evento, en algunos países existen
dirigentes sindicales que han llegado a
ser parte del Gobierno y, aún a pesar de
haber luchado por cambiar una realidad
desastrosa para los trabajadores, cuando
llegan al poder se olvidan y nos han dado
las espaldas.
De esa forma no vamos a poder salir del
problema que vivimos y difícilmente
podríamos combatir la pobreza, pero
tampoco podemos ser cómplices y
encubridores de las políticas que nos
llevan cada vez más al trabajo precario.
“La unión hace la fuerza”. Este es
un viejo refrán que los dirigentes
sindicales lo usamos muy seguido
pero que no la practicamos.
En el proceso de unidad,
deberemos considerar 3 opciones.
1.
Unidad de los trabajadores al interior de cada
uno de los países del Área Andina.- Para lograr
esta unidad, los dirigentes debemos estar
comprometidos a servir a los trabajadores y no
servirnos de los trabajadores. Debemos luchar
por el bienestar de todos, de quienes tengan
relación laboral, pero mucho más de quienes
no gozan de un trabajo estable; es decir, de
los informales. La unión de estos dos grupos
en pos de conseguir objetivos comunes, hará
que crezca la sindicalización y
consecuentemente exista mayor fuerza para
los reclamos en las diferentes acciones.
2.
Unión de Centrales Sindicales en
cada uno de los países del Área
Andina.- Una vez que se encuentre
consolidado la unidad de las bases,
aglomerando a todos [email protected]
[email protected], debemos impulsar la
Central Única de Trabajadores por
cada país.
3.
Impulsar la creación de la Central
Unitaria en América Latina o por lo
menos de los países que conformamos
el Área Andina para desde ahí impulsar
Leyes que nos conlleven a las
propuestas basadas en las experiencias
de cada país y proponer las reformas en
los códigos de trabajo en donde se
deberá impulsar el trabajo decente con
una repartición de la riqueza.
4.
Exigir a los Gobernantes de los
países de Área Andina que se
invierta recursos económicos en
áreas estratégicas para la creación
de nuevas fuentes de trabajo.
5.
Que los Gobiernos den prioridad a
la inversión del presupuesto del
Estado, principalmente en la Salud
y Educación de nuestros pueblos.
CONCLUSIÓN
Para que se haga realidad las
propuestas indicadas, los dirigentes
sindicales debemos estar capacitados
para negociar y llegar a acuerdos con
los representantes de los gobiernos o
con los patronos para así mantener un
diálogo igualitario y no dejarnos
sorprender con los típicos engaños de
siempre.
De ahí que se da la importancia a
todo tipo de seminarios, talleres,
conferencias que convoca
principalmente la OIT para
llenarnos de experiencias y
compartir las inquietudes; así
como plantear alternativas de
mejorar las condiciones laborales
en los países del Área Andina.
CEOSL-ECUADOR
Emiliano Ullauri Castillo.
CEDOCLAT-ECUADOR
Luis Enrique Flores
Descargar

Ponencia de la CEOSL