Biblia y realidad
XXXVIII
Fin
del
mundo
Diseño:
J. L. Caravias sj
No amen al mundo
ni lo que hay en él.
Si alguno ama al mundo,
en ése no está el amor del Padre.
Toda la corriente
del mundo es:
codicia del hombre carnal,
ojos siempre ávidos,
y la arrogancia de los ricos.
1Jn 2,15s
Eres la vergüenza de las gentes,
ciudad de mala fama, llena de corrupción.
Todos tus jefes, cada cual según su capacidad,
están dedicados a derramar sangre.
En ti se desprecia al padre y a la madre.
Se oprime al huérfano y a la viuda.
En ti hay gente que calumnia hasta hacer derramar
sangre.
En ti se acepta el soborno, aun para condenar a muerte,
y se practica la usura.
Tú atropellas y despojas al prójimo
y te has olvidado de mí, dice Yavé.
Se han hundido hasta el cuello en la corrupción.
Por todas partes
Os 5,1
se mezclan sangre
y asesinato,
robo o hipocresía,
corrupción, engaño,
peleas, perjurio,
persecución de los buenos,
olvido de los favores,
perversión sexual,
adulterios...
Porque el culto
de los ídolos
infames
es el principio,
la causa y el fin
de todo mal.
Sab 14,25-27
Con el vino de sus idolatrías se han emborrachado
todas las naciones; los reyes de la tierra pecaron
con ella,
y los comerciantes del mundo se hicieron ricos
con su lujo desenfrenado. Ap 18,3
¡Miren cómo en ella se encontró
la sangre de todos los que
fueron muertos en la tierra!
Ap 18,24
¡Que sufra tantos
tormentos y penas
como fueron
su orgullo y su lujo!
Ap 18,7
Una segunda bestia, que tiene dos
cuernos de cordero, pero habla como
un dragón, está al servicio de la
primera, y dispone de todo su poder y
autoridad, con los que consigue que
la tierra y todos sus habitantes
adoren a la primera bestia. Realiza
grandes prodigios para engañar a los
habitantes de toda la tierra.
Ap 13,11-13
Fue capturado el falso profeta que
había realizado maravillas al servicio
de la bestia, engañando con ellas a
los que habían aceptado la marca de
la bestia y a los que adoraban su
Si uno goza de riquezas en
este mundo y cierra su
corazón cuando ve a su
hermano en apuros,
¿cómo puede permanecer en
él el amor de Dios?
Hijitos, no
amemos con
solo palabras,
sino de verdad
y con hechos.
1Jn 3,17s
La religión verdadera y perfecta ante Dios,
nuestro Padre, consiste en esto:
ayudar a los huérfanos y a las viudas en sus
necesidades
y no contaminarse con la corrupción de este mundo.
Sant 1,
27
¿No saben que la amistad con este mundo
es enemistad con Dios?
Quien desee ser amigo del mundo
se hace enemigo de Dios.
No se extrañen, hermanos, si el mundo los
odia.
El que no ama está
en un estado de muerte.
El que odia a su hermano es un
asesino
Llegará el fin cuando Cristo entregue a Dios Padre el Reino después de
haber desarmado todas las estructuras, autoridades y fuerzas del
universo.
Debe ejercer el poder
hasta que haya puesto a
todos sus enemigos bajo
sus pies.
El último de los
enemigos
sometidos será la
muerte.
1Cor 15,2426.29
¡Entonces Dios será todo en todos!
Descargar

38 Fin del mundo.pps