Es indudable que mi sistema, por mucho que difiera del de Kant, no
deja nunca de mantenerse bajo su influjo. Constantemente mis doctrinas
suponen las de Kant, parten de ellas, y yo confieso que lo mejor de mi propio
desarrollo, juntamente con la impresión del mundo intuitivo, se lo debo, tanto
a la obra de Kant como a los escritos sagrados de los Indos y a Platón.
Arthur Schopenhauer.
¡¿Cómo puede un solo rico alimentar a tantos mendigos?!
Friedrich Schiller
El carácter esencial de la filosofía de Kant es que concilia el materialismo con
el idealismo.
Vladimir Lenin



Kant nace en 1724 en Königsberg (Prusia).
Su pensamiento se divide en el periodo precrítico y el
periodo crítico (el más importante).
Su filosofía es un intento de responder a estas
preguntas:
¿Qué puedo saber? (filosofía teórica, epistemología)
 ¿Qué debo hacer? (filosofía práctica, moral)
 ¿Qué me cabe esperar? (filosofía de la religión)
Las anteriores preguntas se concentran
en esta última:
 ¿QUÉ ES EL HOMBRE?



Kant responde a esta pregunta en la Crítica de
la Razón Pura [KrV].
Para responder parte de:



La metafísica es cuestionada.
La matemática y la física no, luego su modelo de
conocimiento es el auténtico.
Dos cuestiones a resolver entonces:

¿Cómo son posibles las ciencias?
 (Que pasa a ser: ¿cómo son posibles los juicios sintéticos
a priori?).

¿Es posible la metafísica como ciencia?
„Aunque todo nuestro
conocimiento comience con la
experiencia, no por eso surge
todo él de la experiencia”
Antes de todo, hay que precisar la primera gran
distinción:


Cosa en sí: Es el objeto en sí, es incognoscible
para nosotros por lo que no se hablará de ésta.
Fenómeno: Son las cosas tal y como se nos
presentan (no son las cosas en sí mismas).
Constituyen, por tanto, el objeto de nuestro
conocimiento.

El Conocimiento se compone de:



Materia: Las sensaciones que recibimos de la
experiencia.
Forma: Es lo que hace que estas sensaciones se
puedan ordenar, es lo que “aportamos” o
producimos para hacer las sensaciones inteligibles.
El conocimiento humano en su origen se
bifurca en sensibilidad y entendimiento, por el
primero nos son dados los objetos y por el
segundo son pensados.


Sensibilidad: Es la facultad bajo la cual tenemos
sensaciones,
es
receptiva
(recibe
representaciones) y pasiva. Por ésta nos es dado
el objeto por medio de intuiciones de forma
inmediata. Así pues, es particular (por referirse a
objetos externos).
Entendimiento: Éste es la facultad por la cual
conceptualizamos mediante los conceptos a los
objetos que se presentan en la sensibilidad. Al
ser su objeto los conceptos, el entendimiento es
general. Además es productivo y activo, puesto
que produce conceptos.


Intuiciones: Son el objeto de la sensibilidad. Una
intuición es la representación por la que nos
referimos de forma inmediata a un objeto, es
por lo tanto, particular.
Conceptos: Son el objeto del entendimiento. Con
éstos nos referimos un conjunto de forma
mediata, son entonces, generales.
Solamente de la unión entre sensibilidad y
entendimiento obtenemos conocimiento.
El origen del conocimiento no es fuente de validez

El origen de cualquier conocimiento es o bien empírico, o bien puro.
La validez del conocimiento se determina por ser éste:


A posteriori: se basa en la experiencia y no podemos validarlo
independientemente de ella. Es de carácter particular, por lo que
es un conocimiento contingente. Ejemplo: “afuera hay gente con
prisa”.
A priori: es un conocimiento que no se funda en la experiencia y
puede justificarse sin recurrir a ella. Se fundamenta en condiciones
trascendentales puras del entendimiento, sin la intervención de los
sentidos. Es necesariamente verdadero y universal. Ejemplo: “de
cada diez personas, cinco son la mitad”.
El conocimiento, según Kant, se realiza mediante juicios que son la relación
de un sujeto y un predicado bajo la forma “S es P”; se dividen en:


Analíticos: son aquellos que explican el sujeto sin añadir conocimiento
nuevo sobre el mismo, dado que el predicado está contenido en la
definición del sujeto. Por ejemplo, el juicio "Todas las manzanas son
frutos", es un juicio analítico ya que en la propia definición de manzana se
especifica que todos los sujetos de tipo "manzana" pertenecen a la clase
"fruto". Cualquier juicio analítico es necesariamente verdadero, y esta
verdad se puede justificar mediante un mero análisis lógico.
Sintéticos: son aquellos cuyo predicado no está incluido dentro de la
definición del sujeto. En este caso sí añaden conocimiento, ya que
extraemos una conclusión que no se deriva del análisis del sujeto. Por
ejemplo, el juicio "Esa manzana es verde" es un juicio sintético, ya que no
hay nada en la definición de manzana que implique necesariamente el
color de la misma. Para que un juicio sintético sea cierto es necesario
poder demostrar o percibir que el predicado se cumple para el caso
descrito en el sujeto.
Los Juicios
son:
A Posteriori
A Priori
Analíticos
No existen…
• Son universalmente válidos,
son anteriores a la
experiencia
•No dan realmente
conocimiento, lo que dice el
predicado del sujeto ya lo
sabemos
•No dan información de la
experiencia. No son juicios
científicos.
Sintéticos
• Dan información acerca
de la experiencia
• Amplían conocimiento,
pero un conocimiento
probable.
• No dan leyes universales
ni necesarias. No son
juicios científicos.
• Por ser a priori son
universales y necesarios.
Ninguna experiencia le
puede invalidar.
• Por ser sintéticos dan
conocimiento de experiencia.
Enlazan concepto y objeto.
• Son utilizados por las
matemáticas y la física.
Ciencias incuestionables.
Ciertamente es esta última clase de juicio es el que
ensancha nuestro conocimiento –válidamente- sobre el
mundo que nos rodea, por lo tanto, todas las ciencias
poseen una combinación de juicios sintéticos –que
agregan conocimiento– con el conocimiento que posee
carácter de necesidad independiente, asimismo, de la
experiencia: el conocimiento a priori. Las ciencias
teóricas (matemática y física) se basan entonces en
juicios sintéticos a priori.
Ejemplos de juicios sintéticos a priori en:
 La Física: “en todo cambio de un cuerpo la cantidad de
materia permanece constante”.
 La Matemática: "la línea recta es la distancia más corta
entre dos puntos" o "12=7+5“.
…Zenón es incontestable, salvo que confesemos la
idealidad del espacio y del tiempo. Aceptemos el
idealismo, aceptemos el crecimiento concreto de lo
percibido, y eludiremos la pululación de abismos de
la paradoja. ¿Tocar nuestro concepto del universo,
por ese pedacito de tiniebla griega?, interrogará mi
lector.
¿¿¿¿????
Espacio y tiempo constituyen las formas a priori de la sensibilidad en tanto
son condiciones de posibilidad para que un objeto exterior se nos dé en la
experiencia.



Habiendo una multiplicidad de espacios o diferentes tiempos, refieren
todos ellos a solo un espacio o tiempo, y no pueden, por tanto, esas partes
preceder al espacio o tiempo único, es más sólo en ellos son pensados. Por
lo tanto no son conceptos (luego pertenecen a la sensibilidad).
No es posible que podamos representarnos algo exterior a nosotros como
objeto sin antes estar como base la representación del espacio, esto se
comprueba porque no nos podemos representar objeto alguno sin estar
en el espacio, luego éste no depende de la experiencia.
Si no estuviera la representación del tiempo a priori, entonces ni la
coexistencia ni la sucesión serían concebibles en nosotros en la
identificación de objetos, por lo tanto tampoco depende de la experiencia,
el tiempo además de ser condición para la precepción de cosas físicas, lo
es también para todo fenómeno (como en la percepción de la vida psíquica
que no es externa).



Espacio y tiempo son a) condiciones necesarias previas
a toda experiencia de objetos, y b) son intuiciones
puras; intuiciones porque no sólo descartamos que sean
conceptos, sino que además mostramos que permiten
toda experiencia y puras en tanto que indicábamos, su
origen no es empírico.
Podemos realizar una particularización, una
identificación del objeto en el horizonte espaciotemporal gracias a dichas intuiciones, por lo que hacen
inteligibles los objetos al sujeto que los percibe.
Poseen una realidad empírica, empero no tienen realidad
absoluta, esto es, realidad independiente de un sujeto,
en el exterior, en los objetos mismos; luego siempre
están en un sujeto cognoscente.
„La geometría es una ciencia que establece las
propiedades del espacio sintéticamente y, no obstante,
a priori. ¿Cuál ha de ser, pues, la representación del
espacio para que sea posible semejante conocimiento del
mismo? Tiene que ser originariamente una intuición
[…] pura”.
„De la misma forma ningún principio de la geometría es
analítico. ‘La línea recta es la más corta entre dos
puntos’ es una proposición sintética. En efecto, mi
concepto de recto no contiene ninguna magnitud, sino
sólo cualidad. El concepto ‘la más corta’ es, pues,
añadido enteramente desde fuera”.



Para Kant la matemática es un conocimiento sintético y a priori.
A priori porque no depende de la experiencia, y tiene validez
universal y necesaria. El ejemplo que él dio es un juicio que vale
para todas las rectas y puntos (es universal) y que no puede
pensarse de otra manera (es necesario).
Sintético porque se obtiene información que no estaba contenida
en el concepto del sujeto (esto lo explica en el cita mencionada).
Esto es ha sido muy cuestionado (por los logicistas y positivistas
por ejemplo), pues, en general se cree que la matemática es
meramente analítica, que se guía por reglas lógicas nada más.
La intuición –pura- juega un papel muy importante en este
aspecto sintético de la matemática, pues según Kant es gracias a
ella que, por ejemplo en la demostración del primer teorema
euclidiano podemos inferir que los círculos se intersecan –es decir,
suponer la continuidad de éstos- en un punto. Igualmente, Kant
justifica en la aritmética que cuando decimos “5 + 2 = 7” estamos
apelando a la intuición para agregar a cinco (puntos o dedos) dos
más, dando como resultado siete (dedos o puntos).
Descargar

Diapositiva 1